Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

            

Cerca de 18.000 personas sufren baja visión en Granada

El Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía pone en marcha una campaña destinada a concienciar sobre esta deficiencia

Foto: tuoptometrista
Gabinete


image_print

El Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía (COOOA) advierte que, a pesar de que la Baja Visión es una deficiencia que puede afectar a cerca de 18.000 personas en Granada, menos del 5% han sido rehabilitadas. El gran desconocimiento que existe sobre este problema lleva a que un elevado número de personas no acuda a un profesional sanitario para abordarlo.

Según Blanca Fernández, presidenta del COOOA; “cuando hablamos de discapacidad visual, pensamos directamente en la ceguera. Sin embargo, es importante saber que del 2,15% de la población que sufre este tipo de deficiencias, más del 90% de los casos corresponden a pacientes con Baja Visión, frente a solo un 6% de ceguera”.

Las personas con Baja Visión tienen una reducción muy elevada de su capacidad visual que no puede ser recuperada mediante gafas o lentes comunes, tratamiento o cirugía, considerándose una discapacidad visual.

Por este motivo, el Colegio Oficial de Ópticos-Optometristas de Andalucía ha iniciado una campaña informativa para concienciar sobre la importancia de acudir a reconocimientos con el óptico-optometrista aun cuando existan esas grandes pérdidas de visión, con el fin de que este profesional sanitario pueda analizar el problema y ver la posibilidad de prescribir dispositivos, sistemas o ayudas visuales para que el paciente aproveche y aprenda a usar de la mejor manera el resto visual útil.
Además, el Colegio andaluz quiere dar a conocer a la población esta discapacidad y hacer visibles las dificultades a las que se enfrentan estas personas en su vida cotidiana.

Este tipo de pacientes, tienen problemas de agudeza visual, pérdida de su visión central o periférica, visión con manchas, visión nublada, borrosa o distorsionada, deslumbramientos y problemas de adaptación a la luz. Esto conlleva importantes impedimentos físicos (movilidad reducida y accidentes), problemas psicológicos (depresión y baja autoestima) y dificultades sociales (dependencia y relaciones sociales afectadas). En este sentido, la rehabilitación consiste en enseñar y ayudar a los pacientes a aprovechar y sacar partido a su resto visual, con el objetivo de tener una mayor calidad de vida y poder seguir realizando algunas actividades cotidianas.

Se trata de una discapacidad que afecta, sobre todo, a personas mayores de 55 años y que padecen patologías oculares como la degeneración macular asociada a la edad-DMAE (22%), la retinopatía diabética (15%), el glaucoma (5%), la retinosis pigmentaria (4% ) o maculopatías diversas (2%).

Campaña dirigida a la población

La campaña iniciada por el COOOA se desarrolla a través de su plataforma ‘TuOptometrista.com’, donde se puede encontrar información sobre la Baja Visión y una serie de recomendaciones que pueden ayudar a las personas con esta discapacidad y a sus familiares a tener una mayor calidad de vida. Además, los más de 1.700 establecimientos de óptica que existen en Andalucía contarán con material informativo destinado a estos pacientes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.