Sábado, 22 Julio, 2017

            

Adalberto Peñaranda, el Messi del Granada

Foto: Archivo GD
Rubén Cañizares


image_print

La vida de Adalbelto Peñaranda ya nunca será igual. Quizás jamás suba del escalón de gran promesa en el que ahora mismo se ha ubicado, algo que parece complicado teniendo en cuentas sus excelentes cualidades sobre un terreno de juego, pero aún si es así, su nombre ya está marcado con oro y brillantes en la historia de la Liga. El joven delantero venezolano del Granada logró en el Ciudad de Valencia algo más que tres puntos de vital importancia para los andaluces. Hizo el doblete extranjero más imberbe del campeonato, al conseguirlo con solo 18 años y 195 días. Una marca que deja ya en el olvido la de Leo Messi, que con 18 años y 219 días era hasta el sábado pasado el bigoleador foráneo más precoz de la Liga.
Mérito de la dirección deportiva del Granada el traer el pasado verano a este desconocido venezolano que en abril estuvo a punto de perder una pierna. Un atraco a la salida de una discoteca en Caracas, donde jugaba entonces, le costó un disparo de bala en su muslo izquierdo. Por suerte, se recuperó y aquello quedó en un susto, pero su carrera (y su vida, claro) vieron muy de cerca el precipicio. Quizás el destino le debía una, después de haber tenido la mala suerte de no firmar por los pelos un contrato con el Real Madrid. Fue en el verano de 2013, cuando estuvo a prueba con los blancos pero no terminó de convencer a la secretaría técnica de ‘La Fábrica’ y tuvo que marcharse de vacío de Valdebebas.
Ahora, tras aterrizar en el filial del Granada hace solo cinco meses, ve como se erige en el nuevo ídolo del primer equipo e, incluso, sienta en el banquillo a El Arabi, el fichaje más caro de toda la historia de la entidad nazarí: «Yo no miro el DNI de nadie. Con 18 años ha llamado a la puerta y la ha derrumbado. Simplemente hay que tener paciencia con él, para que no tenga muchos cohetes», aseguró Sandoval tras la heroica actuación de Peñaranda contra el Levante, el partido que convirtió a este pipiolo venezolano en el Messi del Granada.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *