Lunes, 23 enero, 2017

10 granadinos mejoran su empleabilidad gracias al apoyo de Cáritas Granada

Mujeres y hombres con edades comprendidas entre 23 y 28 años, y con un perfil común, todos ellos dotados de estudios pero con escasa o nula experiencia laboral

Uno de los comercios de Cáritas en Plaza Trinidad | Foto: Alex Cobreti
Gabinete


image_print

Este viernes día 29 de Enero de 2016, a las 13:00 horas en el Salón de Actos del Centro Integral de Empleo de Cáritas Diocesana de Granada, tendrá lugar la clausura del curso de Dependiente: Comercio y Marketing II, gestionado por el Programa de Empleo de Cáritas en colaboración con Sprinter. Un acto sencillo que convocará a participantes, formadores y responsables del proyecto.

Según Cristina Aybar, técnico del programa “El objetivo principal de la Formación en el Puesto de Trabajo es mejorar la cualificación profesional de los participantes para incrementen sus posibilidades de incorporarse al mercado laboral”. “Es una herramienta fundamental que en muchos casos es la única vía de acceso al empleo, ya que permite adquirir conocimientos teóricos y prácticos en un entorno real de trabajo”

En esta ocasión, han mejorado su perfil un total de 10 alumnos, mujeres y hombres con edades comprendidas entre 23 y 28 años, y con un perfil común, todos ellos dotados de estudios pero con escasa o nula experiencia laboral previa. Ha contado con 100 horas de teoría, dividido en dos módulos. Un primer módulo dirigido a contenidos específicos sobre organización de procesos de venta, técnicas de venta, aprovisionamiento y almacenaje, animación y presentación del producto en la venta, operaciones de caja, atención al cliente/consumidor. Y un segundo módulo en el que los jóvenes han recibido formación concreta sobre inserción laboral y técnicas de búsqueda de empleo y formación sobre al autoempleo. Para afianzar los conocimientos, han realizado 150 horas prácticas en las instalaciones de Sprinter. Como afirma Cristina Aybar “La mejor manera de aprender es con la práctica… además con ella no sólo se adquiere experiencia”.

En muchos casos nuestros alumnos padecen estados de desánimo y baja autoestima derivados de una larga trayectoria de desempleo y la incapacidad de acceso al mercado laboral. Por ello, la oportunidad que se les brinda favorece además que interactúen con otras personas, el poder sentirse de nuevo útiles, tener mayor autoestima, con la repercusión que ello origina en su entorno familiar y social próximo”.

Por ello Cáritas Diocesana de Granada apuesta por experiencias y proyectos que fomenten la empleabilidad de las personas, e invita a las empresas a colaborar con éste fin. Empresas granadinas implicadas y en cuyas prioridades se encuentra el desarrollo de la Responsabilidad Social Corporativa pueden ser colaboradores excepcionales en iniciativas de éste tipo. Según Cristina “Es fundamental la implicación de la empresa en el proyecto. Debe disponer de capacidad para asumir la formación teórica y práctica en sus instalaciones y para ello requiere de la colaboración de sus profesionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *