El Seprona investiga el origen del incendio que calcinó 18 hectáreas de la Vega de Salobreña

Ya se ha inspeccionado la zona en busca de pruebas sobre el origen del fuego, y si pudo ser intencionado, en aras de tratar de localizar e identificar, en su caso, al responsable

Agentes de la Guardia Civil del Seprona
Agentes de la Guardia Civil del Seprona | EuropaPress
Europa PressEuropa Press
0

Efectivos de la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Motril, en la costa de Granada, investigan las causas del incendio que afectó a la Vega de Salobreña desde la tarde del pasado jueves y que se dio por extinguido en la mañana del viernes, tras calcinar 18 hectáreas.

El fuego, cuya extensión pudo estar relacionada con una quema de rastrojos descontrolada, no se consideró forestal, si bien eso podría cambiar dado que afectó a vegetación de ribera de la zona de la desembocadura del río Guadalfeo.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, los agentes ya han inspeccionado la zona en busca de pruebas sobre el origen del fuego, y si pudo ser intencionado, en aras de tratar de localizar e identificar, en su caso, al responsable.

El operativo de extinción estuvo en manos de Bomberos de Motril, con la participación de la Policía Local de Salobreña y Guardia Civil. La extensión afectada se ubica en término municipal de Salobreña, desde la margen derecha del río Guadalfeo hasta las proximidades de la motrileña Playa Granada.

El fuego causó, a última hora de la jornada de este jueves, desperfectos materiales en un cortijo de la zona, desde el cual un hombre intentó sin éxito apagarlo por sus propios medios, si bien hubo de ser desalojado, sin que hubiera que lamentar daños personales.

En este contexto, el Seprona investiga de oficio para corroborar si el origen del fuego fue intencionado y se debió a una quema de rastrojos, al ser ésta la época en que se suele realizar, y tratar de identificar al supuesto responsable.

La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, indicó el pasado viernes que parecía “más que obvio” que no fue “algo fortuito”, si bien será la investigación la que lo dilucide. A la época y con fuegos que se repiten en el tiempo en la misma zona, se pueden unir las “circunstancias de ahora que hacen que haya algún desaprensivo que busque rincones para burlar controles” en virtud del estado de alarma para frenar la pandemia de covid-19.

Destacó que, en una zona en que abunda el cáñamo seco y el matorral, en una primera finca, hubieron de ser retirados varios caballos tras avisar al propietario. “El viento no ayudó”, agregó la regidora, quien señaló que, ya sobre las 21,30 horas del jueves, las llamas llegaron al cortijo más afectado, con daños en su área de huerta.

Además, en un primer momento, el fuego se dio por extinguido a las 2,00 horas del viernes, pero, con las tareas de refresco, un foco se reavivó, añadió.

Por su parte la teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana de Motril, María Ángeles Escámez, señaló que Bomberos trabajó desde aproximadamente las 16,00 horas del jueves, y que, a las 9,00 horas del viernes, se había dado por controlado el incendio en sus distintas zonas, dándose por extinguido a las 11,00 horas.

Entre las vicisitudes del operativo, se produjo el vuelco de un camión y un bombero resultó dañado al abrir una garrafa de gasoil, por la que hubo de recibir atención médica por el centro de salud de Salobreña.





Se el primero en comentar

Deja un comentario