Pórtugos acoge el XXXVIII Festival de Música Tradicional de la Alpujarra

Se trata de una de las manifestaciones culturales más importantes de Andalucía y en la que pueden coincidir en el escenario hasta tres generaciones

unnamed (1)
Participantes del Festival de Música Tradicional de la Alpujarra | Foto: Gabinete
GabineteGabinete
0

Pórtugos será este año la sede del prestigioso Festival de Música Tradicional de la Alpujarra, que alcanza su trigésimo octava edición. Se trata de una de las manifestaciones culturales más importante de Andalucía y cuya participación está abierta a todos los grupos de música tradicional alpujarreña que lo deseen, ya que no existe una selección previa.

Pueden presentarse grupos infantiles, juveniles y de adultos.  De hecho, en el escenario pueden coincidir hasta tres generaciones: abuelos, hijos y nietos. Suelen ser en torno a treinta grupos los que participen, de la alpujarra almeriense y granadina. Sin embargo, este año presenta una novedad muy especial, con la presencia de un programa artístico llamado ‘Ritmos y colores de México’ con la participación de 19 municipios de los estados de Veracruz, México y Querétaro.

La finalidad de este festival es el rescate, la conservación y la transmisión del patrimonio cultural alpujarreño, fusión de diversas culturas, especialmente la musulmana andalusí y la cristiana mozárabe y, más tarde, la influencia de la cultura castellana a través de más de mil años. Y, precisamente, el mantenimiento del rico patrimonio musical de carácter folclórico se debe en gran medida al Festival de Música Tradicional de La Alpujarra, en el que está presente desde la música religiosa a la amorosa pasando por la música de cuerda. Los instrumentos que suelen utilizarse son la guitarra, la bandurria, el laúd, el violín, la flauta, las castañuelas o la pandereta.

La modalidad más conocida y llamativa es el trovo, definido como una especie de poema popular, generalmente quintilla improvisada y, a veces, dialogada, que es cantada con acompañamiento instrumental. En el trovo se contesta a las estrofas de otros ‘troveros’, lo que propicia grandes momentos en la ‘batalla’ musical entre uno y otro.

Su celebración conlleva, además de la importante labor de recuperación, conservación y difusión del patrimonio cultural alpujarreño, la potenciación socioeconómica de la comarca. Es por ello que la Asociación Cultural Abuxarra, organizadora del evento, y el propio festival en sí, han recibido numerosas distinciones a lo largo de este tiempo.

La sede es itinerante, entre los municipios alpujarreños de Granada y Almería. Solicitan acogerlo los ayuntamientos que lo deseen y cuando hay varias solicitudes que cumplen las condiciones fijadas en las bases, se hace un sorteo público en el escenario el día del festival. El 3 de enero de 1982 se celebró la primera edición en Yegen, y a partir de ahí se ha celebrado siempre el segundo domingo de agosto en múltiples localidades. El año pasado la sede fue Turón y este año es en Pórtugos, una pequeña localidad en la Alpujarra media granadina, situada en la vertiente sur de Sierra Nevada a 1.300 metros de altitud, y que tiene parte de su territorio en el Parque Nacional de Sierra Nevada. Su población gira en torno a los 400 habitantes y se calcula que con motivo del Festival de Música Tradicional de la Alpujarra pueden visitar el pueblo más de 8.000 personas.

Y es que la celebración de este acontecimiento musical está dirigida no solo a todos los habitantes de la Alpujarra sino a cuantos visitantes deseen disfrutar de esta oferta cultural y del paraíso natural de Pórtugos, que tiene la suerte de disfrutar de dos de los lugares más visitados de la provincia: la Fuente Agria y El Chorrerón.

Paralelamente, en los alrededores del recinto donde se celebra el festival, tendrá lugar una feria de artesanos y productores alpujarreños, con más de treinta estands de artesanía, dulces tradicionales, vinos, jamones, quesos, aceite y embutidos del más puro sabor alpujarreño. Del mismo modo, también habrá una exposición de fotografías sobre la historia del festival, así como de su cartelería. Y también una ruta accesible dentro de la localidad, una visita a la iglesia y, también, una visita un cortijo dedicado a la jardinería.

Participantes del Festival de Música Tradicional de la Alpujarra | Foto: Gabinete



Se el primero en comentar

Deja un comentario