"Las personas que viven en la calle se deben abordar desde la integridad y la humanidad"

Manuel Martín, defensor del Ciudadano, solicita un "pacto nacional" ante un problema que no distingue territorios

Indigentes sintecho
Personas sin hogar en Granada | Foto: Archivo GD
Sergio Rodríguez Acosta
0

"Sin vivienda no hay vida. Todos necesitamos un espacio donde vivir y desarrollarnos como personas y seres humanos". Son palabras de Manuel Martín, Defensor del Ciudadano de Granada, cuando habla de un aspecto que "me preocupa y me ocupa porque es un tema antiguo". El portavoz del colectivo de la población asegura que "cada vez hay más personas en la calle", donde "confluyen varias casuísticas". Esta circunstancia es uno de sus argumentos para reclamar "un pacto nacional sobre las personas sin hogar" para hacer frente a algo que "en todas las ciudades es un problema y muy grave". Asimismo, tiene muy claro que a estos ciudadanos se les debe "abordar desde la integridad y la humanidad".

Manuel Martín plantea que "lo que hace falta para las personas que viven en la calle son viviendas". Por ello, califica como "un paso muy importante" la futura reforma de trece viviendas de Santa Adela que acogerán a personas que no tienen un techo donde cobijarse. El anuncio del Ayuntamiento de Granada llegó este fin de semana y, un día después, el Defensor del Pueblo Andaluz abrió una actuación de oficio ante el Consistorio para conocer la situación de las personas sin hogar en la capital. Ante esta solicitud, el Ayuntamiento respondió este lunes exponiendo actuaciones como la incorporación de las trece viviendas citadas al grupo de las "destinadas a alojar a personas y familias en situación de calle".

@granadadigital 🏠“Las personas que viven en la calle se deben abordar desde la integridad y la humanidad” #granada #foryoupage #viraltiktok #fyp #actualidad #noticiasen1minuto #noticiastiktok #viralvideo #personassinhogar ♬ summer. night wind. Deep house.(1018586) - table_1

Características diferentes y el origen de otros problemas

El Defensor del Ciudadano expone que "siempre ha habido personas sin hogar", pero que el crecimiento de las cifras y el surgimiento de "tantas características diferentes" agranda las dificultades. No tener acceso a la vivienda es el origen de otros problemas como "la bebida, mal comer o acabar mal". "Esas personas a veces son irrecuperables y por eso es importante una vivienda", recalca el portavoz.

Otro arista de este desafío que preocupa a Manuel Martín son los enfermos mentales, algo que ya ha manifestado en otras intervenciones. "Cada vez hay más que acaban en la calle. Esas personas requieren un tratamiento y no lo tienen", incide. Otro perfil que ocupa sus pensamientos es el de los menores que "al cumplir los 18 años automáticamente pasan a la calle", algo que ocurre con frecuencia con los menores extranjeros no acompañados.

"Las personas que viven en la calle, si no se aborda desde la integridad y desde la humanidad no se acaba con este problema", declara Manuel Martín, quien espera que las instituciones sigan apuesten por más proyectos de hogares para estos ciudadanos sintecho porque "es muy triste que haya personas que tienen que vivir en la calle". "Hay que seguir dando pasos, ese es el camino", asegura.

La vivienda social, una "asignatura pendiente"

Tener un hogar es una meta que muchas personas ven lejana incluso contando con un empleo. El Defensor del Ciudadano señala la importancia de la vivienda social para que el acceso a la misma no sea una quimera. "El Ayuntamiento y la Junta parece que tienen intención de crear viviendas sociales, pero es una asignatura pendiente histórica", recuerda Martín.

El responsable es consciente de que la inmensa mayoría de estos apartamentos se encuentran "en el distrito Norte", que sufre todas las desigualdades existentes en la capital. Todos los factores son importantes para comprender que barrios como Rey Badis o La Paz sufren más muertes que otros puntos de la ciudad. La voz de los granadinos ante sus mandatarios explica que "las características sociofamiliares y económicas influyen en todos los aspectos de la vida, sobre todo en la salud".

Asimismo, el portavoz desgrana que las zonas más desangeladas no paran de concentrar "personas desfavorecidas", lo que implica juntar y aislar a "los más pobres de los pobres". "Lo primero que hay que hacer es que aquello no se convierta en el cuarto trastero de la ciudad", asevera el Defensor, cuyas convicciones no quiebran pese a las dificultades existentes.







Se el primero en comentar

Deja un comentario