La Lonja de Motril crece en el primer semestre del año un 50,7 por ciento respecto a 2020

La actividad de la lonja pesquera genera más de 900 puestos de trabajo directos e indirectos y se hace cada vez más fuerte

14 enero 21 Visita Lonja Pesquera y Moción Alga Asiática (1)
La Lonja de Motril | Foto: Archivo
Europa Press
0

El presidente de la Autoridad Portuaria de Motril (Granada), José García Fuentes, ha mostrado su satisfacción por los últimos datos obtenidos por la Lonja motrileña, cuyo crecimiento en el primer semestre de este año ha sido del 28,3% en el número de capturas y del 50,7% en cuanto al volumen de facturación.

La actividad de la lonja pesquera genera más de 900 puestos de trabajo directos e indirectos y se hace cada vez más fuerte en las cocinas españolas, que disfrutan de su frescura y excelencia, según ha señalado García Fuentes, para quien estos datos “reflejan la gran profesionalidad de los trabajadores” del sector pesquero y la calidad los productos, animando a su consumo por su “sabor, calidad y autenticidad”.

García Fuentes se ha referido a la “importante apuesta e inversión” que desde el Puerto de Motril están haciendo en la lonja pesquera para modernizar, adecuar y mejorar su actividad. Se ha referido así a la ejecución de 31 nuevas casetas de pescadores y a la próxima remodelación integral de las instalaciones de la lonja, con la sustitución de las cámaras, el suelo, y la zona de subasta. Suponen entre ambas una inversión de 1,8 millones de euros y transformarán de forma sustancial la zona tal como se conoce hoy en día.

“El objetivo es ofrecer una lonja más moderna y funcional, que ofrezca comodidad y mayor efectividad tanto para los trabajadores como para los usuarios, además de darle apertura a la sociedad en general haciéndola más visible, que traiga consigo un mayor conocimiento de cómo funciona y de lo que el sector representa para la economía local y provincial, convirtiéndolo también en un atractivo turístico”, ha agregado el presidente del puerto.

Está modernización contará con una nueva zona de restauración y la mejora de todos servicios, haciéndola más atractiva y funcional. En ella se incluirán actuaciones eléctricas de generación de energía solar fotovoltaica, que será conducida hasta los puntos de consumo de todo el puerto pesquero. Las obras comenzarán a finales de este año y tendrá una duración de 12 meses.

Durante el desarrollo de los trabajos, la actividad pesquera no se verá afectada ya que se realizará una ejecución por fases para que no haya interferencias, ni pérdidas de operatividad, trasladando parte del funcionamiento a una nueva ubicación temporal junto a la zona de subastas que permitirá su normal desarrollo.







Se el primero en comentar

Deja un comentario