La tasca tradicional granadina vuelve al Realejo de la mano de La Tarasca | Vídeo

El nuevo establecimiento del Grupo La Borraja recupera la comida típica de cuchara local en plena Plaza de Fortuny

Fotos la tarasca (4)
Interior de La Tarasca, el nuevo local que ha abierto el Grupo La Borraja en Plaza de Fortuny | Javier Gea
Nacho Santana | Imagen: Javier Gea
0

El concepto de tasca vuelve a Granada de la forma más tradicional posible. El Grupo La Borraja abre en su local situado en el número uno de Plaza Fortuny La Tarasca, que devuelve a la ciudad esos platos de cuchara tan típicos que durante años se han podido disfrutar en sus calles.

La Tarasca busca recuperar la idea de tasca que tanto se echa en falta en los barrios. Javier Feixas, jefe de cocina del establecimiento, explica que “La Tarasca nace con la necesidad de recuperar una cocina tradicional que entendemos que es muy importante y la base de la gastronomía”, algo que cree que “en Granada se está perdiendo”. Por ello, desde el Grupo La Borraja han buscado “recuperar esa tradicionalidad aquí con La Tarasca”.

“Lo que ahora mismo se llama vermutería ha sido una tasca toda la vida”, indica Feixas, que define este nuevo establecimiento como “una tasca donde encuentras una buena ensaladilla, platos como albóndigas en salsa de almendras, manitas de cerdo deshuesadas, vermuts, cervezas… algo muy normal pero muy bueno y hecho con mucho cariño”. “Cualquier cosa hecha con mucho cariño al final está buena”, asegura.

Interior del nuevo local del Grupo La Borraja, La Tarasca | Autor: Javier Gea

 

Como premisa para lograr el éxito de lo local y tradicional en tiempos modernos, parten de la premisa de servir “cocina granadina tal cual, sin enmascararla, tal y como la comemos en casa”, indica el jefe de cocina de La Tarasca, que insiste en que sus platos no se adaptan a la cocina moderna, sino que mantienen la esencia convencional granadina, exactamente igual que el barrio del Realejo, donde se ubican en un local que también tiene historia detrás.

“El local nació hace seis años con el nombre de La Borraja”, rememora Javier Feixas, “a partir de ahí empezamos a hacernos grandes y se abrieron varias líneas de gastronomía dentro de la propia empresa”. Con este crecimiento, el cocinero reconoce que “estábamos dejando olvidada la cocina de barrio y al final estamos en un barrio”, por lo que desde el grupo “queríamos recuperar esa cocina de barrio”.

Con ideas como la calidad por carta de presentación, el respeto hacia la tradicional y el cariño a las raíces locales, La Tarasca abre sus puertas a todo aquel que quiera volver a disfrutar de los típicos platos de cuchara y de una tasca clásica granadina, tanto en los fogones como en la ambientación. Así, buscan demostrar que la comida clásica de barrio aún tiene cabida en Granada, ya sea en forma de plato, ración o tapa.

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí



Se el primero en comentar

Deja un comentario