La hermandad de los Ferroviarios queda en manos de una comisión tras acusaciones de machismo

El hermano mayor de la hermandad considera que se trata de un "boicot" con "acusaciones falsa" y que atentan al honor de la dirección

Catedral de la Encarnación de Granada
Vista de la catedral de Granada | Foto: EP
GranadaDigital
0

El Arzobispado de Granada va a nombrar una comisión gestora en la hermandad de los Ferroviarios, que procesiona el Viernes Santo, tras la dimisión de la junta de gobierno después de que las costaleras de la cuadrilla del paso de palio lanzara contra ella acusaciones de "machismo".

En declaraciones a Europa Press, el hasta ahora hermano mayor de los Ferroviarios, Óscar Jiménez, ha explicado que la dimisión pretende poner fin a una situación en la que considera que se está "boicoteando" a la hermandad, con acusaciones que ha considerado falsas y que atentan contra el honor de la dirección.

"No había un punto de retorno", ha agregado Jiménez, quien ha explicado que ahora será la Curia la que tenga que tomar la decisión correspondiente acerca de la situación denunciada por las costaleras del paso de Nuestra Señora del Amor y del Trabajo, que aludieron a una supuesta discriminación por el actual capataz.

La comisión no se disolverá para la convocatoria de nuevas elecciones a hermano mayor hasta que el Arzobispado no considere resuelto el problema que originó su nombramiento. En la capital granadina las hermandades de Los Gitanos y Cautivo también están en manos de gestoras.







Se el primero en comentar

Deja un comentario