Jóvenes, con talento y sobradamente preparados: así fue la tercera edición de los premios Hebe 2019

El evento, que celebró este año su tercera edición, galardonó a los menores de 35 años más destacados de Granada en diferentes ramas profesionales y artísticas | El Teatro Municipal de la Chumbera fue el escenario perfecto para la entrega de premios

Gala Premios HEBE 2019-26
Premiados en la tercera edición de los premios Hebe | Foto y vídeo: Daniel Bayona
Álvaro HolgadoÁlvaro Holgado
0

Sueños realizados, futuro por delante y la juventud, ese divino tesoro del que hablaba el poeta nicaragüense Rubén Darío, fueron los principales temas de conversación en el Teatro Municipal de la Chumbera este pasado jueves. Por encima de todo, una palabra protagonizaba la noche: talento. Talento joven, local, multidisciplinar y arraigado en una generación exquisita, que debería de tranquilizar a los escépticos a la hora de pensar quiénes heredarán lo presente. Ese fue el objetivo de estos premios Hebe, que llegaron la pasada noche a su tercera edición, de la mano de Pedro Pérez Martí, cineasta, quien a raíz de una conversación radiofónica con el maestro cantaor Juan Pinilla tuvo la feliz idea de visibilizar, por fin, la capacidad y el tremendo potencial de los jóvenes granadinos.

La inmensidad de la Alhambra fue el fondo perfecto para una velada en la que se decidieron las doce categorías en las que competían los nominados. A saber: artes escénicas, artes plásticas, ciencia, cine, deporte, empresa, literatura, moda, música, nuevas tecnologías, periodismo y solidaridad. La gala comenzó de forma imprevista. Una pequeña intervención de un joven actor, Isidro González, quien contaba su experiencia para abrir boca al público que iba acomodándose entre las butacas del teatro. Su historia, como la de muchos otros que allí se encontraban, presentaba la vocación como el motor principal para no desistir en el empeño. Los nervios del comienzo no fueron suficientes para evitar que arrancara varias sonrisas a los espectadores del monólogo.

Acto seguido, la también actriz y presentadora de la gala, Amanda Ferrer, entraba en escena para dar el pistoletazo de salida a la entrega de premios. La frescura de la almeriense dio paso al premio de Artes Plásticas, que a pesar de sufrir las dificultades del directo durante la apertura del sobre, cayó en manos de Ana López Jiménez. En su discurso, la galardonada no quiso olvidarse de la importancia de la inclusión a la diversidad en este gremio y su inevitable proyección social. «Todos formamos parte de esta gran paleta llamada sociedad», finalizaba, arrancando el aplauso del público de La Chumbera.

El premio de la categoría de Literatura fue a parar a la jovencísima narradora Cecilia López Ballesteros, de apenas 16 años, quien recogió la estatuilla con celeridad, pero que mantuvo un diálogo en el escenario con Jorge Fernández Bustos, jurado de esta tercera edición, quien le obsequió finalmente, después de varios elogios, con un ejemplar de uno de sus libros.

Llegaba el turno para el premio de Periodismo, siendo el encargado de entregar el galardón Manu Bayona, director de GranadaDigital y CEO de la agencia de comunicación Doctor Trece, quien, en esta ocasión, ha sido miembro del jurado de estos premios Hebe 2019. En una de las categorías más disputadas, tal y como se encargó de aclarar Bayona, la estatuilla fue a parar a las manos de Noelia Gómez Mira, periodista del periódico Granada Hoy, que no dudó en compartir el premio con otro de los nominados, Carlos Gil, fotógrafo y periodista de la misma cabecera. «Esta gala es una forma de demostrar que en Granada hay talento, y mucho», apuntaba Gómez Mira, señalando a quienes dudan del potencial de los jóvenes a nivel local.

La música no tardó en entrar en escena con la actuación de la artista nominada al premio de esta categoría, Miriam Sae, quien fue agotando los últimos rayos de sol al mismo tiempo que su potente voz animaba la velada al compás del magnífico acompañamiento a ritmo de piano y percusión.

Tras el ‘impasse’ musical llegaron los primeros premios relacionados directamente con el mundo empresarial, con la categoría de nuevas tecnologías. Este acabó en manos de ‘Braun Marketing & Consulting’. Especializados en el posicionamiento SEO, la solidez de este proyecto ha hecho que hayan estado nominados en dos categorías, esta junto con la empresa. Un síntoma más que positivo y que, a buen seguro, les deparará grandes oportunidades en un futuro próximo.

En los premios Hebe, como ocurre también con las nuevas generaciones, la solidaridad ocupa un lugar central. No es baladí, pues, que exista una categoría dedicada a ella. La labor de Bilal Abdelkader Mohamed fue galardonada este jueves por su extraordinario énfasis en la lucha por los derechos y la visibilidad de los menores extranjeros no acompañados. Aunque ahora no se encuentre en Granada, Bilal quiso tener unas palabras sobre su experiencia y todo lo que le aportó en sus años de formación. «Granada ha significado mucho para mí. Creo que lo más importante es dar el impulso, y ese es mi deseo, para aquellas asociaciones o entidades con pocos recursos que siguen cada día al pie del cañón. Este premio va para ellos», explicó ya subido al escenario.

El jurado quiso tener asimismo una mención especial para la Destilerías Joaquín Alonso, una empresa familiar con 65 años de solera, que ahora han heredado los hijos del matrimonio fundador, Joaquín, Francisco Javier y Rocío Alonso. Tal y como se relató en la gala, la entidad ha conseguido modernizarse, consiguiendo toda una serie de premios internacionales por la calidad de sus productos y ateniéndose al exigente nivel del mercado. El premio, como no podía ser de otra manera, lo dedicaron a sus padres, ya fallecidos, pero que consiguen ser, al contrario de lo que dice el refrán, profetas en su tierra. La emoción contenida de los tres empresarios granadinos fue, sin duda, uno de los momentos más emotivos de la gala.

Siguiendo en el plano empresarial, la categoría de Empresa fue para ‘Ecosegundos’, una iniciativa dedicada al fomento del reciclaje a través de incentivos al usuario final de los envases de plástico. A través de una app, ‘Ecosegundos’ ofrece una serie de descuentos en todos los establecimientos y plataformas de ventas de sus colaboradores, poniendo así una alternativa al modelo de reciclaje actual y un grano de arena más para mejorar la salud del planeta.

Por su parte, la categoría de Ciencia tuvo como ganador a Juan Pedro Cobos Carrasco, del Instituto de Astrofísica de Andalucía. El investigador incidió en su discurso en la dificultad de llevar a cabo un proyecto de las magnitudes como el que está llevando a cabo, esto es, el diseño y desarrollo de nuevas arquitecturas de cómputo para el instrumento espacial SO/PHI que orbitará alrededor del Sol y que, añadió, no sería posible sin sus compañeros de trabajo, con los que quiso compartir este premio Hebe.

La noche proseguía y tocaba de nuevo música en el escenario de la Chumbera. Juan Cervera, pianista, puso algo de ritmo a la gala advirtiendo que, al fin y al cabo, «hemos venido a divertirnos», lo que mezclado con su maestría al piano supuso uno de los grandes momentos de la noche.

Los premios sucesivos hasta la siguiente actuación musical, protagonizada por el trío granadino Sognare, pues apenas dio tiempo entre una y otra, fueron destinados a la categoría de Moda, que recayó en Pablo Árbol, y a la categoría del Deporte, asignada a María José González Hernández, cuya práctica y puesta en valor del tiro con arco enterneció por su juventud y disposición al conocimiento por parte del gran público de este deporte, cada vez menos minoritario en nuestro país.

Como ya se ha mencionado, la atronadora actuación de Sognare recogió gran parte del ambiente existente en la sala, tal y como hicieron hace una semana en la Plaza de las Pasiegas con motivo de la Noche en Blanco, demostrando el enorme talento vocal de estos jóvenes cantantes de Granada.

En lo referente a la categoría de Artes Escénicas, el premio recayó en esta ocasión en el actor Juan Vinuesa. No pudo asistir al encontrarse actuando en Madrid este semana con el espectáculo ‘Shock (El Cóndor y el Puma)’, una revisión sobre el derrocamiento del presidente chileno Salvador Allende y la posterior dictadura de Augusto Pinochet. Pero el artista natural de Albolote quiso tener unas palabras para los allí presentes, leídas por su representante en el acto. «Granada puede ser un referente escénico a nivel internacional, sólo le falta creérselo y hacer una apuesta decidida por ello. Cuando me fui de mi casa me dijeron que era un valiente, pero lo valiente es quedarse», apelaba Vinuesa, en un discurso que tuvo como eje el constante ánimo a las instituciones para hacer una apuesta decidida en las políticas teatrales de la ciudad. «Esperemos que tomen nota», apuntillaba.

En las dos últimas categorías, Cine y Música, los premios fueron a parar en la productora Fourminds, jóvenes aunque con amplia experiencia en numerosos certámenes cinematográficos, y para Juan Cervera ‘Juanito’, tal y como lo llamó al escenario la cantaora Alicia Morales, quien entregaba el premio. Cervera acabó la noche al grito de «viva la cultura libre», toda una declaración de intenciones y que representa en buen grado el ambiente y el espíritu que se respiró en la noche de este jueves.

Así las cosas, la tercera edición de los premios Hebe acabó por ser una demostración más del enorme potencial de la juventud granadina, que con esfuerzo y ahínco consigue hacerse hueco poco a poco en el mundo profesional y artístico de la ciudad, pero que aún necesita de más apoyo y ayuda, tal y como se reiteró en la gala no pocas veces. Lo que sí queda claro es el éxito rotundo de esta iniciativa que, gracias al ingente número de patrocinadores y la buena voluntad de sus directores, Pedro Pérez Martí y Mariana Fernández-Alonso, le espera, sin ninguna duda, una larga vida.

Para ver la galería completa, pinche sobre la imagen



Se el primero en comentar

Deja un comentario