Investigada por robar 77 dosis de metadona de un centro sanitario de La Zubia

Se hizo con una cantidad correspondiente a tres pacientes de este fármaco, que ayuda a las personas con adicción a los opiáceos, y la consumió en tan solo tres días

Granada.- Sucesos.- Sorprendida y detenida una mujer con cocaína y heroína en Almuñécar
Agente de la Guardia Civil de espaldas | Foto: Archivo
Gabinete
0

La Guardia Civil ha investigado a una mujer de 55 años de edad como presunta autora de un delito de hurto por la sustracción de 77 dosis de metadona de un centro sanitario de La Zubia. La metadona es un fármaco que se utiliza para ayudar a personas con adicción a los opiáceos, como sustitutivo en tratamientos de desintoxicación.

Los hechos ocurrieron a finales del mes de julio, cuando la presunta autora acudió al centro de salud de la Zubia para recoger sus dosis de metadona correspondientes a las siguientes dos semanas.

La presunta autora accedió al despacho donde se encontraban las dosis para ser entregadas a los usuarios de este fármaco que se suministra habitualmente en los centros de salud cada dos semanas, y se apoderó de un total de 1.470 miligramos correspondientes a 77 dosis, cantidad suficiente para dos personas durante unos 15 días. Pero no contenta con ello, la mujer en cuestión esperó a que llegara su turno y recogió también la metadona que le correspondía a ella para la siguiente quincena, por lo que finalmente se hizo con la cantidad prevista para tres pacientes.

Denunciado el hecho tras percatarse el personal sanitario de la sustracción de la metadona, agentes de investigación de la Guardia Civil de la Zubia hicieron una inspección ocular del lugar y en el visionado de las cámaras de seguridad observan cómo la investigada había entrado hasta en tres ocasiones al despacho donde se encontraba preparada la metadona para comenzar a dispensarla minutos después.

No tenía domicilio conocido y la Policía la esperó en el centro sanitario

Sin embargo, la mujer en cuestión no tenía un domicilio conocido en el que los agentes pudieran encontrarla y les resultó complicado dar con ella, hasta que decidieron esperarla en las inmediaciones del propio centro de salud cuando, transcurridas dos semanas de la sustracción, era un nuevo día de dispensa de metadona para las personas usuarias de esta sustancia. Y la espera dio sus frutos porque allí se presentó esta mujer que fue interceptada por la Guardia Civil para culminar con su investigación por su presunta autoría en el hurto de las 77 dosis de metadona, con un valor económico de 700 euros.

La investigada manifestó a los agentes que había consumido toda la metadona sustraída en los tres días siguientes a su sustracción, un hecho que habría puesto en serio peligro su vida, ya que en ese periodo había ingerido la cantidad correspondiente a tres personas para dos semanas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario