Encuesta| La mayoría de los granadinos apuestan por el teletrabajo a la vuelta de vacaciones

GranadaDigital ha salido a la calle para preguntar a los ciudadanos si prefieren retomar la actividad laboral de forma telemática o presencial

COLLAGE FOTO ENCUESTA VUELTA AL TRABAJO - Dani B
Todos coinciden en que la crisis sanitaria está aumentando la brecha social | Vídeo: Daniel Bayona
Alejandro MacíasAlejandro Macías
0

El mes de agosto llega a su fin, y con él terminan las vacaciones para la mayoría de los españoles. Este año la cuesta de septiembre presenta un escalón más, el síndrome post-vacacional se ve acrecentado por la presencia de una pandemia que se instaló a principios de año y aún sigue generando serios problemas para la vuelta a la tan ansiada normalidad.

Muchos esperaban que el virus hubiera expirado durante el verano, pero desafortunadamente no ha sido así. La oleada de rebrotes que se ha producido durante los meses estivales ha dibujado un nuevo escenario que presenta una dicotomía sobre el regreso al trabajo. ¿Se debe continuar teletrabajando como al inicio de la pandemia, o es preferible retomar la actividad de forma presencial?

La gran mayoría de los granadinos piensa que la opción más segura es empezar como se terminó, trabajando desde casa. Aunque admiten que es una coyuntura ardua para un gran número de familias que no disponen de suficientes recursos como para coaligar las labores domésticas con el ámbito laboral. “Ahora mismo lo más seguro es una vuelta semipresencial, lo que sí está claro que hace falta una inversión importante por parte del estado para acondicionar los puestos de trabajo y ofrecer un respaldo económico a las familias” detalla una profesora.

Por otra parte, hay quien sigue apostando por el modelo tradicional: “No se puede volver a cerrar todo porque sería una ruina, se debe apostar por un regreso homogéneo y responsable” comenta un trabajador. Otros, consideran sin embargo, que el teletrabajo es una alternativa que favorece la conciliación familiar: “Es una buena manera de que los padres pasen más tiempo con los hijos”, reflexiona una madre de familia.

No obstante, todos coinciden en que de alguna u otra manera la crisis sanitaria está aumentando la brecha entre clases sociales. “Se está volviendo a la misma situación que en 2008, los ricos no dejarán de ser ricos, pero se está destruyendo la clase media”, comenta una chica.

Según la última encuesta publicada por el Instituto Nacional de Estadísitica (INE) más de tres millones de españoles trabajaron desde su casa durante el confinamiento. Este nuevo modelo de trabajo, ya se había implantado con éxito en otros países como Australia o Dinamarca y en España, precipitado por la crisis sanitaria, parece ser que ha llegado para quedarse. No obstante, aunque haya supuesto una solución notable para el problema generado por la pandemia, todavía se sigue viendo la oficina como un activo para la socialización y bienestar del trabajador, y por ende, para la productividad de las empresas.





Se el primero en comentar

Deja un comentario