Dos décadas de Hora Zulú acercando Andalucía al público

Influencias de rap, Evaristo Páramos y mezcla de metal y flamenco entre las míticas canciones del grupo granadino

HoraZulu2019_03
Componentes de la banda granadina Hora Zulú | Foto: Archivo GD
Álvaro CastillaÁlvaro Castilla
0

Por Hora Zulú no pasa el tiempo. La banda de metal alternativo radicada en Granada regresa con el adelanto del segundo sencillo de su esperado séptimo trabajo de estudio. ‘Que baje un rayo y me parta’, como se titula la canción, compendia lo que el nuevo disco del grupo quiere transmitir a sus incondicionales. Y es que el álbum, del que aún se desconoce el nombre y también la fecha exacta de publicación, aunque se espera para después del verano, revisita los sonidos y estilos que le valieron su impronta en LPs anteriores.

“Todo ha pasado muy rápido, antes teníamos 20 años y ahora tenemos 40, algunos tenían 30 y ahora tienen 50 en esta banda. Esto empezó como un segundo o tercer proyecto de cada uno, no era nuestro primer grupo. Lo de Hora Zulú nos lo tomamos bastante en serio, ni siquiera invitábamos a nuestros amigos a los ensayos. Desde el primer día teníamos claro que había que grabar una primera maqueta y después otra, con la vista puesta en enseñarsela a la gente y grabar un disco”, comenta Aitor Veláquez, vocalista de la banda.

‘Que baje un rayo y me parta’ es el segundo corte del séptimo trabajo de la banda y se une a ‘De-que-rer-ser’, que ya está disponible en todas las plataformas digitales. Adelantos que llegan en un momento difícil por la situación de crisis económica derivada de la pandemia, como la propia banda reconocía junto a Eskorzo y Carmencita Calavera en este mismo periódico.

“El grupo está sufriendo porque no puede tocar en directo, primero porque es la principal fuente de ingresos para una banda y porque a todos nos gusta tocar. Esto de estar metido varios meses en casa sin poder subirse a un escenario, se hace duro”, explica Aitor.

El séptimo disco del grupo granadino se grabó a principios de este 2020 entre La Casa Estudio (Albuñuelas) y Bomtrack (Úbeda), y fue mezclado ya en pleno confinamiento en Francia por Remy Deliers. Un trabajo que llega un año después de ‘La Voz del Amo’.

Puede que antes de que termine el verano, tengamos algunas sorpresas en forma de canciones nuevas de Hora Zulú, pero, como el propio Aitor reconoce, “depende de como esté la situación”. “Es probable que las grabemos y salgan incluso antes que este disco”, asegura.

Multinacionales y música alternativa

La música alternativa nace en la década de los 80 y es un subgénero del rock que tiene sus orígenes e influencias en el punk rock, el post-punk, el new wave, el country rock, la música folk y el folk punk.

El término ‘alternativo’ se acuñó para describir una nueva y distinta forma de hacer rock, estilo que comúnmente está asociado a ser muy masivo y de alta popularidad al igual que el pop; mientras que este nuevo género no ponía el énfasis en el éxito o las ventas, sino que casi al contrario, con un sonido menos melódico que se movía entre pequeños bares, pubs o clubes del circuito underground. También, no se valían de la radio para popularizarse, sino que más bien del ‘boca a boca’. Otra característica común de estos artistas o grupos era que grababan sus álbumes en discográficas independientes.

Al preguntarle el porqué una gran parte de la sociedad no escucha una música más alternativa, Aitor comenta que “la gente quiere lo fácil, no quiere cosas muy densas”. “Están hartos de trabajar, o no, y no quieren una música que tenga demasiada miga”, apunta.

“Soy un chico de barrio obrero el cual tiene estudios porque a mi padre le encanta leer, mis hermanas y yo hemos sido la primera generación de mi familia en ir a la universidad. Quiero decir con esto que, igual que lo hemos hecho nosotros, si los padres educan a los hijos desde una base cultural, la cosa cambia. Pero si paseas por mi barrio, la realidad es muy distinta. Lo que más me molesta es que las multinacionales de la industria musical estén subvencionando el analfabetismo. Yo no digo que a la gente no le pueda gustar un cierto tipo de música, pero es verdad que es más fácil dar pan y circo”, explica Aitor.

Influencia de La Polla Records y el rap

Cada miembro de Hora Zulú escucha distintos tipos de música: metal, rock, punk, etcétera. Para Aitor Velázquez, uno de sus referentes es Evaristo Páramos, vocalista del mítico grupo La Polla Records. “Yo los considero un mito. Si analizas a La Polla Records, como fenómeno social, las letras, lo que ha transmitido en una generación como la mía, es muy importante”, señala.

“A mí lo que siempre me ha gustado de la música es la lírica. Empecé escuchando rap en mi barrio cuando llegaban maquetas de Kase.O y El Club de los Poetas Violentos en el año 95 o 96. Unos eramos ‘punkis’ y otros ‘heavys’, yo no tenía ni idea de lo que era el rap, pero como hablo rápido se me daba bien e improvisábamos con letras que hacíamos”, añade Aitor.

“Pienso que el triunfar en la música está en que tus palabras persistan cuando mueras y haya alguien que sienta pasión por ellas o que se le remueva algo por dentro”, comenta haciendo alusión al existencialismo de Jean Paul Sartre en su libro ‘La Náusea’.

Veinte años de metal, rap y flamenco para Hola Zulú portando la bandera de Andalucía y de Granada por todo el país. Que sean veinte más.





Se el primero en comentar

Deja un comentario