Destinos de moda con la sanidad mas cara del mundo

Uno de los preparativos que hay que efectuar antes de visitar cualquier país es el de investigar qué tipo de sanidad posee.

cirujano medicina estetica
Son pocas las naciones que ofrecen un sistema sanitario universal y gratuito | Foto: Archivo
Gabinete
0

En la actualidad, son pocas las naciones que ofrecen un sistema sanitario universal y gratuito, tal y como se tiene la suerte de poseer en España. En la mayoría de los destinos de moda, la sanidad es de alta calidad, pero con unos precios realmente elevados. En algunos países, estos precios pueden variar notablemente de una ciudad a otra dentro de un mismo territorio nacional. Lo más aconsejable es que se contrate un seguro de viajes que tenga incluida la cobertura sanitaria, solo de este modo se evitarán sustos económicos ante la más mínima incidencia, ya sea un corte, una torcedura o un ingreso.

La oferta es amplia, para cada destino las compañías ofrecerán distintas tarifas. Si se quiere obtener, por ejemplo, el mejor seguro para viajar a Estados Unidos, se deberán tener en cuenta los que se presentan en la dirección web losviajesdedomi.com, a la que se accede haciendo clic en el enlace sugerido. Además de Estados Unidos, otros países también están en la lista de los destinos con la sanidad más cara del mundo por mérito propio, por lo que es vital contratar un seguro de viajes con asistencia médica para estar cubiertos ante cualquier eventualidad en este sentido.

Estados Unidos

Ciudades estadounidenses, como Nueva York, Los Ángeles o San Francisco, cuentan con los sistemas de salud más caros del mundo. Recibir atención sanitaria en alguna de estas ciudades puede representar una deuda muy importante. Entre las razones por las que el país norteamericano se encuentra encabezando esta lista se encuentra los altos costes administrativos, el elevado precio de los medicamentos, los buenos salarios de los profesionales de la salud, la tecnología y los tratamientos avanzados utilizados.

Suiza

Después del país de las barras y la estrellas, el más caro en cuanto a cobertura sanitaria es la Confederación Helvética. Ahora bien, la calidad de las instalaciones, la preparación de los profesionales y la tecnología utilizada es de primera clase, sin comparación posible. Las ciudades de Zúrich y Ginebra son las más caras de todo el país.

Turquía

El territorio turco, según el análisis que realizó el Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas Sanitarias, ofrece una gran desigualdad entre diferentes zonas del país. En las grandes ciudades, además de una alta especialización, los precios han alcanzado cotas muy elevadas, a excepción de la atención primaria, que es gratuita.

Singapur

Otro país en el que es mejor que no pase nada si no se tiene contratado un seguro de salud en el viaje es Singapur. Sí, su sistema también ofrece la máxima calidad, confort y seguridad, pero es muy costoso. Existen hospitales públicos y privados, pero lo más seguro es acceder a uno de los privados, puesto que la diferencia de unos a otros es notable. En cualquier caso, es el segundo país del mundo con la mejor calificación en sistemas de salud.

Noruega

En concreto, su capital, Oslo, aunque ofrece un sistema de salud público, el encarecimiento de los asociados va a disparar la factura final para aquellos que no son residentes. Sin embargo, por ser un país europeo los españoles que estén en posesión de la Tarjeta Sanitaria Europea cubrirá todos los costes necesarios y la repatriación en igualdad de condiciones que cualquier ciudadano noruego, aunque hay que señalar que no cubre el copago.

Australia

Sidney y Melbourne encabezan las ciudades en las que más hay que pagar por cualquier tratamiento médico. Aunque posee un sistema de salud público con unas características bastante positivas, muy eficiente en todos sus aspectos, sin embargo, si se quiere recibir sanidad privada, entonces el coste pasa a ser considerado muy caro.
Otros países con una sanidad muy cara son Camerún, México, China, Bolivia, Marruecos, Fiyi y Rusia.







Se el primero en comentar

Deja un comentario