El Defensor aborda con el comisario provincial de Extranjería la "realidad" de las personas solicitantes de asilo

Manuel Martín traslada las dificultades que el colectivo encuentra para lograr cita y los plazos dilatados en la tramitación de expedientes

presentan unas jornadas que bajo el rótulo Soluciones participativas al problema de los cortes de luz en barrios vulnerables
El Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín | Foto: Antonio L. Juárez / Archivo GD
Gabinete
0

El Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín y el comisario jefe de la Brigada provincial de Extranjería y Fronteras, José Ignacio Sánchez han mantenido esta semana un encuentro de trabajo para abordar posibles mejoras en la atención a las personas solicitantes de asilo en Granada; una reunión “muy satisfactoria” para ambas partes “por estar orientada a abrir vías de trabajo y alumbrar posibles mejoras”.

Tras exponer algunos casos llegados a la oficina, el defensor transmitió la importancia de agilizar en lo posible el sistema de citas a través de la web, dada la dificultad de conseguirlas y en tanto que los usuarios refieren tropezar con frecuencia con que “no quedan citas disponibles”.

“Algunos demandantes lamentan tener que contratar los servicios de un abogado para que les ayude tanto en la solicitud como en la propia tramitación, con el consiguiente coste económico que ello conlleva para personas con menos recursos” ha explicado Martín. Y, junto a esta realidad, el defensor se refirió a las esperas prolongadas para obtener respuesta por parte de Extranjería una vez la persona migrante ha entregado su documentación y se inicia el expediente.

Analizadas las razones y pormenores de las dificultades inherentes a “un proceso complejo que implica distintos pasos en la tramitación”, ambas partes pusieron sobre la mesa vías de trabajo conjuntas para incidir en el “objetivo común y compartido de mejorar esa atención” e impulsar cuantas actuaciones pudieran “redundar en la calidad de vida de las personas solicitantes de asilo”.

Manuel Martín ha reiterado que “una persona solicitante de asilo es alguien que ha salido de su país y busca protección frente a la persecución y/o violación de uno o varios derechos, pero que aún no ha sido reconocido legalmente como refugiada, pues está en espera de que se tome una decisión sobre su petición de asilo” por lo que ha pedido al Gobierno de España que “solucione este problema para que las personas que demandan asilo sean atendidas con prontitud, de acuerdo con las leyes internacionales y españolas: es muy simple, sin citas, no hay derechos”. Y al respecto ha añadido que, según datos del CEAR del primer trimestre del año, España está en un 16% de aprobaciones de asilo, un porcentaje alejado de la media europea –que se encuentra en el 38%-.

“El asilo es un derecho humano y, para hacer efectiva y real esa acogida humanitaria e integración es preciso agilizar los procedimientos y sistemas de solicitud; atender con diligencia los casos; acelerar los trámites posteriores; cuidar de modo especial a colectivos vulnerables y, sobre todo, apoyar con recursos suficientes las distintas fases del proceso de integración” ha recordado el defensor, una realidad que, en sus palabras, se traduce en “medios, tiempo, recursos, dedicación y valores para la protección y ayuda de quienes por distintas razones se ven forzados a abandonar sus familias, sus lugares de origen, su residencia y su vida”.

Para finalizar, Manuel Martín ha señalado que “la regularización de las personas que cumplen con todos los requisitos legales supone una necesidad esencial para una vida digna, por lo que, los retrasos en el acceso a la administración o en la tramitación del expediente, conllevan perjuicios –costes, posibles inicios de procedimientos judiciales o imposibilidad de enviar dinero a sus familias, entre otros-“. Por último, el defensor granadino ha mostrado satisfacción por “una reunión del todo fructífera”.







Se el primero en comentar

Deja un comentario