El Covirán tapona en Huesca la mala racha

Un gran reacción en el tercer cuarto permitió al cuadro rojinegro darle la vuelta a un partido que se le puso muy complicado

Z8mYCWmY
Fall volvió ser decisivo en el poste bajo | Foto: David Martínez
Jero CameroJero Camero
0

El Covirán sigue en cuadro, pero nada impide a este equipo forzar al máximo su estado físico para tratar de seguir creciendo y lograr los resultados necesarios. Esta vez, al conjunto de Pablo Pin le tocó visitar a Levitec Huesca en un nuevo desplazamiento kilométrico con lo que eso implica para el estado físico de los jugadores rojinegros.

Aun así, las ganas de este equipo suplen cualquier tipo de carencia desde el inicio. Sin Costa ni Díaz, la responsabilidad de subir el balón del Covirán recayó en Germán y Pardina. La rotación de ocho jugadores se presumía corta, al igual que sucedió en los partidos anteriores, y Levitec Huesca trató por todos los medios de salir con velocidad en las transiciones. Pero ese es el juego de los granadinos, ya sean diez jugadores o solo siete.

El intercambio de canastas de los primeros compases del choque dio paso a los errores propios de un partido de alto ritmo. Ninguno de los equipos era capaz de encadenar canastas con facilidad. La zona 2-3 que planteó Pablo Pin ayudó a ajustar la defensa, pero Huesca logró desmarcarse con varios lanzamientos exteriores que el técnico rojinegro cortó de raíz con un tiempo muerto.

El cuadro oscense llegó a ponerse nueve puntos por encima y el Covirán remaba contracorriente como podía. Sin un base comandando los ataques, las pérdidas rojinegras fueron subiendo como la espuma unidas a los constantes errores en el tiro. La desesperación de Pin aumentaba con el paso de los minutos aunque, de alguna forma, se evitó que la renta local rebasara los diez puntos antes del descanso.

Algo sucedió durante el descanso en el vestuario del Covirán. A pesar del tremendo cansancio que manejaban los rojinegros durante todo el partido, en el tercer cuarto todos doblaron las rodillas y bajaron más el culo en defensa. Los primeros puntos de Huesca en la reanudación no llegaron hasta que habían transcurrido cinco minutos y medio y el Covirán lo aprovechó para provocar un parcial de 0-14 y ponerse cinco puntos por encima.

La reacción fue espectacular. Si antes del descanso Pablo Pin perdía los nervios con lo suyos, la reacción de David Gómez no fue menor tras la debacle del tercer cuarto. El conjunto oscense pasó de un +9 a un -7. El Covirán se había entonado en el tiro y los interiores machacaron sin piedad el poste bajo hasta conseguir 25 puntos, lo que auguraba un buen último cuarto para los rojinegros.

Cubillán y Mckenzie se bloquearon con el paso de los minutos, mientras que los hombres de Pin cada vez se iban soltando más. Le salía absolutamente todo al Covirán, que llegó al summum de su gran reacción con un triple de Manu Rodríguez que celebró con rabia tras varios intentos fallidos. Era el momento de controlar los tiempos del partido, por eso el técnico rojinegro no dudó en frenar de golpe tras dos ofensivas aturulladas de los suyos que terminaron perdiendo el balón.

El breve momento de respiro dio alas al Levitec Huesca. Cuando parecía que Covirán podía tenerlo todo bajo control, una desconexión volvió a apretar el marcador tras un 12-0 de parcial. Tras las dos prórrogas disputadas en Castellón, los granadinos no estaban por la labor de permitir otros cinco minutos extra. Un triplazo de Iriarte y un posterior tapón sobre Butler encarrilaron el último minuto de partido.


Ficha técnica:

Levitec Huesca: Mackenzie (13), Cubillán (14), Urdiain (9), Butler (13) y Rosa (4) -quinteto inicial-. Omogbo, Round, Lafuente (6), Rosa (4) y Parejo (2).

Covirán Granada: Germán (7), Pardina (7), Bropleh (16), Murphy (9) y Fall (10) -quinteto inicial-. Bortolussi (9), Manu (5), Bressan (0) e Iriarte (15).

Parciales: 21-16; 18-14 -descanso-; 9-25; 23-23. Resultado final: 71-78.

Colegiados: Germán Morales, José María Terreros y Jorge Caamaño.

Incidencias: Partido disputado en el Palacio Municipal de los deportes de Husca.







Se el primero en comentar

Deja un comentario