La crisis de los microchips impulsa la venta de coches de segunda mano

El mercado de ocasión en Granada pasó de las más 36.000 operaciones en 2020 a 40.312 en 2021, frente a la caída del 7,84% en vehículos nuevos

crestanevada
El mercado de ocasión ha experimentado un crecimiento frente al de vehículos nuevos | Foto: Archivo GD / Crestanevada
Miguel López Rivera
0

La crisis de los microchips se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para los concesionarios granadinos. Sin los microchips resulta imposible completar el proceso de fabricación de los coches en las factorías y esto, a su vez, retrasa las entregas. Este parece ser el factor principal que ha espoleado el crecimiento del mercado de ocasión frente al de vehículos nuevos, tal y como reflejan las cifras aportadas por las principales patronales del sector tanto a nivel de nuevas matriculaciones como de ventas de automóviles usados.

La tendencia es similar en toda España y también, cómo no, en Granada. El conjunto de 2021 fue mejor que el precedente en cuanto a la venta de segunda mano, aunque no así en lo relativo a los coches a estrenar.

Según Faconauto, el año pasado se cerró con un total de 8.430 matriculaciones de turismos y todoterrenos en la provincia. Son 717 menos (9.147) que en 2020 (-7,84%), mientras que el sector de los coches de ocasión creció un 8,23%, pasando de las más de 36.000 operaciones de venta a las 40.312, de acuerdo a la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos.

En el último mes del año, tanto la venta de nuevos como la de usados cayó respecto al ejercicio anterior. Así, en diciembre de 2020, la DGT realizó 1.155 matriculaciones en la provincia de Granada frente a las 948 del de 2021 (-17,92%).

Las ventas de segunda mano llegaron a las 4.128 unidades en diciembre de 2020 y 612 menos (-14.83%) en el mismo mes pero del ejercicio siguiente: 3.516.

Las energías alternativas siguen ganando terreno

En el agregado del año, la mayoría de operaciones de coches nuevos correspondió a gasolina (3.894, un 46,19%), lo que representa una caída del 16,60%. El diésel apenas aglutinó el 18,94% de la cuota de mercado (1.597 automóviles), con una caída del 39,55%. Creció un 60,08% el resto de combustibles, que básicamente son las energías alternativas, con 2.939 coches matriculados y un volumen del 34,86% sobre el total de ventas.

Registros similares se dieron en diciembre de 2021 respecto al mismo mes del año anterior, con 405 unidades de gasolina entregadas (42,72% del total y -19,80% interanual), 177 de diésel (18,67% y -42,35% de caída) y un incremento del 6,71% hasta los 366 entre los híbridos, eléctricos y de gas (38,61% del total).

Las cifras evidencian la creciente preferencia de los conductores de Granada por las energías limpias. Circunstancia propiciada en gran medida por los esfuerzos gubernamentales para reducir los motores de combustión interna.

Así, entre enero y diciembre de 2021 se matricularon en la provincia 2.224 híbridos frente a los 1.470 del año anterior (un 51,29% más). Esa subida llegó hasta el 80% en el caso de los eléctricos, que pasaron de 315 a 567, y un 101,77% en los propulsados por gas (de 113 a 228).

SEAT, la más vendida pese al auge de las marcas asiáticas

Tres de las cinco marcas más vendidas son asiáticas, aunque el primer escalón del podio es para SEAT, con 794 unidades. Los fabricantes de esta parte del mundo han resistido mejor la crisis de los semiconductores al fabricarse éstos en dicha región del globo, lo que ha propiciado que dispongan de excedente. Esto contribuye a su hegemonía junto a la pérdida del paradigma de las firmas europeas entre los clientes españoles.

Así, Toyota cerró el año como la segunda marca que más matriculaciones registró en la provincia (695), seguida de KIA (682), Hyundai (655) y Peugeot (630). Como curiosidad, destacar que el fabricante chino DFSK pasó de los cuatro vehículos vendidos en 2020 a solo uno el último año.

Respecto a diciembre, Peugeot fue la que más operaciones cerró (97), aunque la que más creció interanualmente fue BMW, con 45 unidades vendidas, un 55,17% más que en el mismo mes del año anterior.

Reacciones

Para la directora de Comunicación de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), "el año ha resultado ser más complicado que el anterior por la falta de semiconductores y los cuellos de botella en la logística [...], aunque entendemos que la situación coyuntural de los microchips irá mejorando a lo largo de 2022".

Menos optimista es su homóloga en la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam, por el antiguo acrónimo de Grupo Autónomo Nacional de Vendedores de Automóviles, Camiones y Motocicletas), Tania Puche. "La escasez de semiconductores se va a prolongar durante este ejercicio, a lo que hay que sumar la falta de voluntad política para neutralizar la subida del impuesto de matriculación, lo que nos hace fiar la recuperación a 2023", afirma Puche.

Para Raúl Morales, de Faconauto, el mercado de la automoción en 2021 ha sido "un quiero y no puedo", por lo que considera que el sector ha sufrido "dos años seguidos de pandemia" si a la falta de microchips se le suman "los vaivenes de la crisis sanitaria". La patronal de los concesionarios maneja dos escenarios para 2022: "Uno optimista con unas 970.000 matriculaciones y otro pesimista en el que apenas se sobrepasarían las 900.000", y apunta también a la relajación del impuesto de matriculación.

Por parte del sector de la venta de coches usados el presidente de Ancove, Elías Iglesias, explica que "el mercado de turismos de ocasión retrocede a las cifras de 2017, con 100.000 unidades menos que en los años 2019 y 2018". "Teniendo en cuenta la evolución de los últimos meses que han registrado caídas, en la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos no somos muy optimistas para el año que arranca, pues consideramos que las ventas van a estar planas, con un ligero aumento del 1%", zanja.







Se el primero en comentar

Deja un comentario