La crisis del Covid-19 ha aumentado el riesgo de sufrir violencia machista

Con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, CCOO y UGT advierten de la "pandemia en la sombra" que sufren las mujeres

concentración UGT Y CCOO 25-N
Concentración de UGT Y CCOO por el 25-N | Foto: Archivo
GabineteGabinete
0

Este miércoles, 25 de noviembre, se ha celebrado frente a la sede de los sindicatos en Granada una concentración de delegados/as sindicales, que han mostrado su rechazo ante la violencia machista, y en la que tras leer un manifiesto conjunto elaborado por ambos Sindicatos, se han guardado cinco minutos de silencio por todas las víctimas de esta terrible lacra social, que ha causado en nuestra provincia 37 asesinatos de mujeres entre 2003 y 2020, 2 en lo que llevamos de este año: el 22 de enero en Caniles, Mª Concepción Jandro fue degollada por su marido, y el  8 de febrero en la ciudad de Granada, Ana Mª Morillas fue asesinada por su expareja.

Desde CCOO, la responsable de Mujer, Eva Calderón, afirma que “son muchas las formas de violencia que se ejercen sobre las mujeres: desde la violencia simbólica hasta el feminicidio, pasando por la violencia física, psicológica, sexual, la mutilación genital o el acoso sexual, entre otras manifestaciones. Todas y cada una de ellas, vulneran y violan los derechos humanos universales y por ello, cada 25 de noviembre Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las Mujeres, salimos a la calle. Sin embargo, este año no veremos esas manifestaciones multitudinarias debido a la pandemia que azota a la práctica totalidad del mundo. Pero, ha insistido la representante sindical, la necesidad de evitar los contagios y frenar al virus no va a silenciar nuestras denuncias ante una realidad que no solo no ha desaparecido, sino que se ha recrudecido”.

En este aciago 2020, “las violencias contra las mujeres se han acrecentado hasta tal punto que nos encontramos con una ‘pandemia en la sombra’: la tensión y el estrés de los confinamientos, el empobrecimiento económico y el aislamiento que sufren muchas mujeres se han convertido en el escenario perfecto para los comportamientos controladores y violentos- Al mismo tiempo, las mujeres ven recrudecerse las desigualdades estructurales que ya les afectaban, desigualdades que hay que visibilizar y ante las que, como Organización Sindical de Clase, seguimos sensibilizando, actuando y por supuesto alzando la voz”, continúa Calderón.

Por último, la resonsable también ha recordado que Granada registra dos mujeres asesinadas en lo que llevamos de año, con estas dos nuevas víctimas acumula un total de 37 mujeres asesinadas desde 2003, convirtiéndose en la segunda provincia andaluza con un mayor número de mujeres asesinadas por violencia machista.

Rosa Mª Muñoz, Secretaria de Mujer e Igualdad de UGT Granada, hace un llamamiento a todas las personas trabajadoras y a la ciudadanía en general para que se sumen a la denuncia y repulsa frente a los actos de violencia machista, desde los más graves y dramáticos hasta a aquellos otros que permanecen invisibles, pero igualmente dañan la salud, la libertad, la seguridad, la autonomía y la dignidad de todas las mujeres.

La representante sindical alerta que “con la crisis producida por la Covid19 se ha incrementado el riesgo de exposición a las violencias machistas, pues ha contribuido a recluir a las mujeres en el hogar, principal escenario de violencia machista, se ha obstaculizado su acceso a los recursos de atención y protección, y encima en algunos lugares con presencia institucional de grupos de ultraderecha se han recortado los recursos públicos”.

Por ello, insiste la ugetista, es más importante que nunca la acción sindical en las empresas contra la violencia y el acoso, la formación y la sensibilización contra la discriminación y la desigualdad de género y, de forma específica, contra cualquier forma de violencia de género en el ámbito laboral, así como la atención jurídica a las víctimas de acoso sexual en el trabajo y acoso por razón de sexo. También, pone en valor la negociación colectiva para que, a través de ella, se adopten Protocolos de acoso sexual y acoso por razón de sexo en el trabajo, así como de planes de igualdad en las empresas para la eliminación de la discriminación y la desigualdad de género en el ámbito laboral y mejorar la igualdad en los derechos laborales entre trabajadores y trabajadoras, que permitan la consecución efectiva de la igualdad de género en el ámbito laboral. 







Se el primero en comentar

Deja un comentario