La contratación prenavideña pone fin a tres meses de subida del paro en Granada

La provincia experimenta un descenso de 780 desempleados respecto a octubre, alcanzando las 2.711 personas menos que hace un año

empleo paro trabajo carro
El sector servicios es el que ha registrado un mayor descenso del paro | Foto: Archivo
Miguel López Rivera
0

Granada experimentó en noviembre un descenso de 780 personas en el número total de desempleados registrado en las oficinas del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), lo que equivale a un -0,99%, por debajo de la media andaluza del -1,23% pero por encima de la nacional (-0,39%). Esta caída es la primera desde julio, el último mes en el que el paro descendió. Entonces, con 607 trabajadores menos en las estadísticas del SEPE.

En línea con la tendencia marcada por los indicadores a nivel autonómico y español, agosto, septiembre y octubre fueron malos meses para el empleo en la provincia, pero noviembre retoma la senda de la recuperación. En el conjunto de Andalucía, el paro ha descendido en 8.852 personas, siendo Málaga el único territorio donde crece (583). Mientras que en España, esa cifra alcanza los 24.573 desempleados que han salido de las listas del antiguo INEM.

Respecto a septiembre del año pasado, el paro en la provincia se ha reducido en 2.711 personas, lo que representa un 3,36% menos de personas sin trabajo en Granada, siempre según los datos aportados por Ministerio de Trabajo y Economía Social. A diferencia de lo que sucede en la evolución mes a mes, en la comparativa interanual todas las provincias españolas, y por ende también todas las comunidades, han experimentado una bajada en el número de desempleados.

La contratación previa a la Navidad ejerce siempre como palanca eficaz para la creación de puestos de trabajo. Máxime en provincias en las que el sector turístico tiene un peso tan importante para su economía y con un grado de desarrollo de la hostelería como el que tiene Granada. No obstante, cabe destacar que, con los guarismos actuales en la mano, la caída de noviembre 2023 es ya la segunda mejor de la serie histórica para un undécimo mes del año si se exceptúa la pandemia.

En el análisis por sectores económicos, el paro ha bajado en todos los indicadores, siendo, por este orden, servicios (-352), agricultura (-215), construcción (-162) industria (-47) y colectivo de personas sin empleo anterior (-4). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 28.591 contratos, 2.283 menos que en el mismo mes del año 2022 (30.874). Del total de contratos de noviembre, 16.822 han sido temporales, un 58,83%. En cuanto al total de contratos acumulados de 2023 (298.529, 77.227 menos que en 2022, cuando había 375.756) se han formalizado 121.845 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 40,81% del total.

Valoración "positiva" de sindicatos y patronal

El secretario general de UGT Granada, Luis Miguel Gutiérrez, ha valorado "positivamente" el descenso en las cifras del paro en un mes como noviembre, "donde habitualmente aumentaba el paro". Motivo por el que considera que "la reforma laboral está corrigiendo la alta volatilidad que caracteriza a nuestro mercado laboral". Para el representante de UGT, "a pesar del incierto y difícil contexto", la nueva norma "sigue generando un impacto positivo en su objetivo de acabar con la precariedad laboral que predomina en nuestra provincia, aunque queda mucho camino por hacer".

Gutiérrez ha recordado que "aún hay una parte de la población trabajadora que sigue manteniendo contratos poco estables, con contratos temporal a tiempo parcial, el más ligado a la precariedad laboral, una realidad que debe situarse en primer plano". "Nuestro mercado laboral aún sufre de un notable nivel de subempleo (personas que trabajan menos horas de las que desean) y de un elevado porcentaje de pobreza laboral, apunta el representante sindical. En Granada, casi la mitad de las personas trabajadoras a tiempo parcial lo son únicamente porque no encuentran un trabajo a jornada completa, lo que a juicio del representante de UGT es una de las causas fundamentales que genera más de un 10% de la población trabajadora granadina se encuentre en una situación de pobreza laboral", ha asegurado.

Por su parte, el secretario general de CCOO Granada, Daniel Mesa, también ha valorado de forma "positiva" la bajada del paro, si bien ha asegurado que se aprecia "cierta ralentización de la economía provincial". Por eso, ha dicho, "para Granada sería importantísimo que el nuevo Gobierno afronte una subida ambiciosa del nuevo salario mínimo interprofesional, ya que las familias con menos ingresos han visto mermada su capacidad de compra por el incremento desproporcionado de la cesta de la compra, que se sitúa por encima del 10%".

En este sentido, ha asegurado que "sería importante para estas familias esa subida del SMI porque dicha capacidad de más del poder de compra, en una provincia que basa su economía en el consumo interno, propiciaría un nuevo dinamismo para los compradores y, a su vez generaría nuevas contrataciones estables en el pequeño negocio granadino", ha explicado Mesa. En opinión de Mesa, es necesario que el Gobierno inicie cuanto antes la legislatura y "hablar de la subida del SMI, de la bajada de los precios, del acceso a la vivienda, de las políticas sociales. En definitiva, de todas las cuestiones que afectan y preocupan a la ciudadanía, y especialmente a quienes se encuentran en situaciones socialmente más desfavorecidas, recordando que en nuestra provincia hay 46.740 personas que se encuentran sin ningún tipo de prestación, el 46,4% de las desempleadas".

Más cautela ha trasladado la presidenta de CSIF Granada, Victoria Eugenia Pineda, quien ha valorado con "prudencia" el dato de empleo. Sin obviar que la bajada del paro es "positiva" por romper la tendencia de los tres meses anteriores, Pineda ha recordado que "nuestro país continúa duplicando la tasa de paro juvenil europea", al tiempo que ha reclamado a los distintos gobiernos "soluciones ágiles" para frenar el paro femenino, sobre entre el colectivo con más de 30 años, donde la brecha se acentúa. En este sentido, ha destacado que "en Granada seis de cada diez personas sin empleo son mujeres".

Desde CSIF confían en que la provincia cierre el 2023 con "cifras alejadas de la barrera de los 80.000 desempleados, convirtiéndose en una tendencia durante el próximo año y no en algo puntual, mediante fórmulas alternativas que rebajen la estacionalidad y la dependencia del tejido productivo de Granada del sector servicios". La central sindical ha vuelto a reivindicar "la necesidad de reforzar los servicios públicos básicos como motores de la recuperación económica y la reactivación del empleo".

La palabra "positivo" también ha sido la empleada por la secretaria general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), María Vera, quien ha subrayado que los datos hechos públicos este lunes "rompen por fin con un trimestre de malas noticias para el mercado de trabajo". "A pesar de la creciente incertidumbre y del desgaste que viene sufriendo nuestro tejido empresarial, se está creando empleo", ha indicado Vera, quien ha aplaudido "el compromiso" de las empresas granadinas.

Con todo, la secretaria general de la CGE ha apuntado al carácter coyuntural de los datos de noviembre, que puede "distorsionar la realidad de las empresas y de la economía de Granada". "El incremento de la afiliación tiene mucho que ver con la contratación extraordinaria en comercio, por la campaña del Black Friday y de Navidad, y la incorporación de personal a los centros docentes, tanto públicos como privados", ha manifestado.

María Vera ha mostrado su preocupación por la situación de la empresa y ha alertado de la necesidad de no introducir más "rigideces" en el mercado de trabajo: "Nuestras empresas, después de dos años de subidas de los costes y ante un escenario de restricción del crédito, necesitan flexibilidad, seguridad jurídica y estabilidad".







Se el primero en comentar

Deja un comentario