Catorce bares que forman parte de la historia de Granada | Vídeo

La ciudad cuenta con locales cargados de historias que han ido evolucionando con el paso del tiempo

bares miticos-16
Fachada de Bodegas Espadafor | Foto: Daniel Bayona
Redacción GD | Imagen: Daniel Bayona
0

Granada es progreso, pero también es tradición. La ciudad de la Alhambra cuenta con un amplio bagaje cultural e histórico que la ha convertido en la Granada que es a día de hoy, y parte de toda esta historia está reflejada en sus bares. La mayoría continúan abiertos y con solo un vistazo permiten ver lo mucho que han vivido, incluso algunos cuentan su longeva vida en forma de fotografías en sus paredes, pero si algo es seguro es que todos guardan un poco de la esencia más pura de la ciudad.

1. Bodegas Espadafor

Uno de los sitios con más historia y parte de la vida de muchos granadinos. Desgraciadamente, sus puertas se han cerrado para siempre tras 108 años que han convertido al local en todo un símbolo. Fundado en 1910 bajo el nombre Nuestra Señora de las Angustias por Juan Espadafor, el bar se despide tras la compra del edificio por parte de una cadena de hoteles. Pese a los intentos de la propiedad, Granada no podrá volver a disfrutar de su vermut, palo cortao o moscatel en plena Gran Vía. 

Bodegas Espadafor | Foto: Daniel Bayona

2. Antigua Bodega Castañeda

Cualquier granadino recordaría que este local ha estado siempre ahí, en la Calle Almireceros, aunque no se puede precisar el momento exacto en el que comenzó su andadura. En la actualidad, el propio gerente explica que se hizo con el local en el año 1994, aunque tiene documentos de que ya existía en 1929, cuando operaba bajo el nombre de Bodegas Escribano. En 1957, se une con el local contiguo y funcionan como Bodegas Castañeda hasta el 1993, cuando vuelven a separarse por un problema de liquidez, generándose el local que hoy es tan familiar para cada habitante de Granada bajo el nombre de Antigua Bodega Castañeda.

Explica también el gerente que en el número 13 de la Calle Elvira antes había un local llamado Bodegas Castañeda “que parece ser que ardió en su día”. Desde entonces, presupone que el dueño de aquella bodega se trasladó a Bodegas Escribano y le cambió el nombre al del que ahora es uno de los bares más antiguos de la ciudad. En el presente, buscan diversificar con la apertura de un pequeño hotel cerca que llevará el nombre de Casa Castañeda.

Antigua Bodega Castañeda | Foto: Nacho Santana

3. Aliatar

En 1947 nacía en la Calle San Sebastián de la mano de Salvador Peña un bar con un concepto revolucionario por aquel entonces. La idea era ofrecer un tipo de comida rápida diferente que pudiese encandilar a los granadinos, dando nacimiento a los famosos bocadillos de Aliatar. Con el paso de los años, el negocio ha crecido e incluso se ha expandido a San Antón, pero el nombre de Aliatar sigue siendo sinónimo de bocadillos de referencia para los habitantes de Granada.

Aliatar | Foto: Daniel Bayona

4. Bar Provincias

Corría el año 1945 cuando este bar abría sus puertas para los granadinos. El encargado fue el padre del actual gerente, convirtiendo el Provincias en un local familiar que ya va por la tercera generación. Dada su ubicación, justo al lado de donde antiguamente se encontraba la pescadería, este bar típico granadino se especializó en pescado y mantiene esa seña de identidad en el presente, si bien han ido evolucionando para no quedarse atrás con la transformación de los granadinos. “Ha habido gente muy distinta: tertulianos de todos los días, sus segundas generaciones, músicos, poetas…”, recuerda su actual gerente, y es que este negocio es parte ya de la intrahistoria de Granada, esa que no se cuenta pero pasa de generación en generación y forma las tradiciones de la ciudad.

Bar Provincias | Foto: Daniel Bayona

5. Taberna Casa Enrique

En 1870 se fundaba la Taberna Casa Enrique. Con casi 150 años de antigüedad en las calles granadinas, este local se ha convertido en el más antiguo de la ciudad, el tercero de Andalucía y el decimoprimero de todo el país. Comenzó como un alto en el camino para los viajeros que se dirigían a Madrid y evolucionó junto con Granada para llegar a ser el establecimiento que más historia guarda entre sus cuatro paredes, aunque siempre sin dejar de servir la comida clásica de la ciudad.

6. Los Diamantes

Comenzaron en 1942 y desde entonces no han parado de expandirse. Sus frituras de pescado y sus barras comandadas por una sola persona son ya parte de la historia de la ciudad, algo que se nota nada más llegar a cualquiera de sus siempre abarrotados locales. Comenzaron en la Calle Navas y desde ahí llegaron al Zaidín y Huétor Vega, además de abrir otros dos bares en la capital.

Los Diamantes | Foto: Daniel Bayona

7. Los Manueles

Fundado en 1917, Los Manueles es uno de los bares más antiguos de Granada. Siendo el ejemplo perfecto de combinar adaptación con mantener la personalidad, sirven comida andaluza desde su apertura hace más de 100 años, aunque adaptándose a los cambios que traen consigo las nuevas generaciones de granadinos. Esta fórmula les ha valido para crecer desde su nacimiento, en Plaza del Carmen, llevándoles a trasladarse en 2007 al número 52 de Reyes Católicos y, de ahí, al Hotel Monjas del Carmen para dar el salto a su ya más que conocido local junto a Plaza Nueva. Ahora, acaban de ampliar su negocio para abrir otro bar en un local cercano. Pese a la evolución constante a la que se someten, mantienen la tradición en sus platos y su personal, pues su encargado perdura desde la etapa en Plaza del Carmen. Por todo este cúmulo de cosas y esta historia ligada al crecimiento de Granada, Los Manueles es un sitio de referencia para muchos granadinos que han visto cómo el negocio ha estado presente desde que tienen recuerdos, habiendo pasado por él hasta los Reyes de España.

Los Manueles | Foto: Daniel Bayona

8. Café Fútbol

En 1903 abría sus puertas el Café Fútbol, aunque por aquel entonces su actividad era la de una venta de leche con reparto a domicilio. Fue en 1922 cuando se transformó en lo que hoy conocemos como un lugar de referencia para cualquier granadino que busque churros con chocolate o una leche rizada. Cuatro generaciones de la misma familia han pasado por la barra de este local ubicado en la Plaza Mariana Pineda y que goza de la misma salud que el primer día.

Café Fútbol | Foto: Daniel Bayona

9. Cunini

“La gente quiere que estemos abiertos, cuando buscan algo distinto, se acuerdan de nosotros, ese es el motivo de que estemos aquí tantísimos años”, explica el actual gerente del Cunini, que asegura que el local se abrió en el 1945 a pesar de que en el propio establecimiento pone que fue en el 1953. Fuera cuando fuere, este local es ya una parte histórica de Granada gracias a su pescado, marisco y ensaladilla. Desde hace unos treinta años, algunos de los empleados del establecimiento decidieron hacerse cargo de él y continuar con la misma trayectoria y proveedores para seguir haciendo de Cunini un lugar conocido por todos los granadinos. “Hasta el momento son los mismos clientes de toda la vida, pero han pasado cuatro generaciones”, asegura el gerente del negocio, clara muestra de que el tiempo pasa pero no desgasta este bar granadino.

Cunini | Foto: Daniel Bayona

10. Bodegas La Mancha

Abierto en 1958, las Bodegas La Mancha recogen toda la esencia granadina que se espera en un local tan antiguo. Tras su imponente fachada de madera tallada, se esconde un local especializado en bocadillos y vinos desde hace tantos años que ha hecho de ellos una tradición entre los granadinos. Situado a pocos metros de Plaza Nueva, el local resulta una sorpresa agradable para quienes lo desconocen y una costumbre para quienes ya lo han visitado.

Bodegas La Mancha | Foto: Daniel Bayona

11. La Trastienda

Fundado en 1836, este bar es uno de los más peculiares a la par que históricos de toda Granada. Situado en la Plaza de Cuchilleros, a las faldas de la Alhambra, este local es casi una joya oculta, pues a la entrada un mostrador que hace creer que el cliente se encuentra en una tienda de embutidos. Sin embargo, rodeándolo, se accede a un bar típico, lleno de encanto y que respira historia, especializado en las tablas de embutidos.

La Trastienda | Foto: Daniel Bayona

12. San Remo

No es el restaurante más antiguo, pero algo lo hace único. Con sus 59 años de vida, San Remo ha sabido atrapar a personalidades como Miguel Ríos, Luis García Montero o Joaquín Sabina. Con las patatas bravas como especialidad, trajeron a Granada cervezas de importación y hamburguesas antes que el resto de locales.

San Remo | Foto: Daniel Bayona

13. Bar Casa Julio

Este bar es indiscutiblemente uno de los clásicos del tapeo granadino. Ubicado cerca de Plaza Nueva, ofrece unas frituras de pescado solo comparables con sus berenjenas fritas, el plato estrella de la casa. El local está decorado con motivos y azulejos clásicos, y no es porque se haya buscado así expresamente, sino porque sus paredes encierran la historia de Granada y se han mantenido engalanadas como siempre han estado, pasando de lo actual a lo ya clásico.

Casa Julio | Foto: Daniel Bayona

14. Bar León

Fundado en 1959, este bar ya es todo un emblema de Granada, algo que les llevó a recibir el Premio Prestigio Turístico. Tanto para comer como para tapear, ofrece opciones de gran calidad que llevan años encandilando a los granadinos y a los visitantes que llegan a la ciudad desde fuera.

Bar León | Foto: Daniel Bayona

Si no puede visualizar el vídeo, haga clic aquí



Se el primero en comentar

Deja un comentario