Viernes, 20 enero, 2017

Una UE sin Reino Unido escenifica el compromiso de revisar el proyecto europeo para protegerlo del ‘Brexit’

Avisan a Londres de que no tendrá una relación "a la carta" con acceso al mercado único sin libre circulación de personas

Consejo Europeo | E.P.
E.P.


image_print

Los líderes europeos han escenificado este miércoles, en una reunión informal a la que no han invitado a su colega británico, David Cameron, el compromiso de revisar el proyecto europeo para hacerlo más fuerte y protegerlo del riesgo de contagio del ‘Brexit’ a otros Estados miembros.

En una declaración han marcado las líneas generales de hacia dónde debe dirigirse la Unión Europea en el futuro, al tiempo que consolida la salida de Reino Unido del bloque comunitario. Una salida cuyo proceso debe comenzar “tan pronto como sea posible”.

“La Unión Europea espera tener a Reino Unido como un tercer país socio cercano. El acceso al mercado único exige la aceptación de las cuatro libertades, incluida la libre circulación de personas”, ha advertido al término de la reunión el primer ministro maltés, Joseph Muscat.

Es una advertencia que ha sido repetida por los líderes en sus mensajes dirigidos a Cameron y cuya idea queda recogida en el texto consensuado a Veintisiete, para dejar claro a Londres que no conseguirá una relación “a la carta” que le permita disfrutar de determinadas ventajas del mercado común sin asumir las obligaciones, según han explicado fuentes europeas.

Reino Unido “necesita aclarar sus intenciones” sobre el tipo de relación futura que desea mantener con el club comunitario, ha añadido la canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa final en la que también ha recalcado que el acceso al mercado único “sólo será posible con respeto a las cuatro libertades” que protege la UE (mercancías, bienes, servicios y personas).

TEXTO DE INTENCIONES

Sin embargo, en lo que al proyecto europeo se refiere, se trata de un texto de intenciones que no detalla la forma en que los jefes de Estado y de Gobierno quieren encarar los retos, sino una señal del “lanzamiento” de la reflexión.

El objetivo es dejar para septiembre, cuando Londres aclare su ‘hoja de ruta’, una discusión más profunda en una probable cumbre informal, de nuevo sin Reino Unido.

Será en esa segunda cita a Veintisiete cuando se aborden cuestiones como si Reino Unido debe mantener el turno para ocupar la presidencia europea rotatoria, que, de acuerdo al calendario previsto, le correspondería ejercer durante el segundo semestre de 2017.

NO HABRÁ NEGOCIACIÓN PREVIA

Los dirigentes también han retomado el mensaje que el martes defendieron ante el propio Cameron, en cuanto a que “no habrá ningún tipo de negociación” ni para articular la salida del país, ni para pactar el modelo de relaciones futuras, hasta que el Gobierno británico active el artículo 50 del Tratado de la UE.

Es necesario que Londres invoque este artículo para formalizar la petición de retirarse de la Unión, porque a partir de ese momento empezará una cuenta atrás de dos años para negociar el ‘Brexit’.

Tras ese periodo, se dejarán de aplicar de manera automática los Tratados europeos en Reino Unido, que sólo podrá contar con una prórroga en las negociaciones si así lo decide por unanimidad el resto de socios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *