Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Un programa de cuidados paliativos mejora la atención y ahorra en recursos sanitarios 1.000 millones al año en España

El presidente de la Fundación NewHealth destaca un ahorro de entre el 10 y el 20% del gasto sanitario y de hasta 6 euros por euro invertido

Foto: Archivo GD
E.P


image_print

El impacto económico de la implantación de un Programa Integral de Cuidados Paliativos supone el ahorro de entre un 10 y 20 por ciento del gasto del sistema socio sanitario desde el principio. Así lo ha expuesto el presidente de la Fundación New Health, el doctor Emilio Herrera, durante su intervención ‘Impacto económico de los Cuidados Paliativos’, en el XI Congreso Internacional de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, que se celebra en Sevilla hasta el 14 de mayo.

Durante su exposición, según un comunicado, Herrera ha expuesto distintas experiencias de implantación de cuidados paliativos (CP) en diferentes comunidades y países para detallar que, como mínimo, el ahorro que supone la puesta en marcha de un plan de cuidados paliativos es de 15 millones de euros al año por cada millón de habitantes. Sin cuidados paliativos el coste de la atención supera los 150 millones de coste por millón de habitantes al año.

Esto es, en el caso de España, que el ahorro que supondría una correcta implantación de un Plan de CP oscilaría entre los 700 y los 1.400 millones de euros. Frente a eso, el coste de su puesta en marcha no supera unos tres millones de euros por millón de habitantes y año, algo que en España supondría una inversión anual de 138 millones de euros. Los mayores descensos en el consumo de recursos sanitarios se producen, con bastante diferencia, en ingresos hospitalarios inadecuados, procedimientos quirúrgicos y medicamentos no adecuados.

“Con este planteamiento, el sistema sanitario alcanza un doble objetivo: la mejora de la atención en un momento trágico, el del final de la vida o enfermedad terminal, que afecta al 70% de la población, gracias a una atención experta y un considerable de ahorro de hasta seis euros por cada euro invertido”, ha indicado Emilio Herrera. “En general, el gasto medio por persona en los últimos meses de vida supera los 35.000 euros”, ha señalado.

Así, el ponente, que ha sido director del Programa Regional de Cuidados Paliativos de Extremadura, por el que recibió el Premio anual de la Internacional Association for Hospice and Palliative Care, ha enumerado, según las experiencias estudiadas y trabajos realizados por la Fundación New Heatlh, las ventajas de la implantación de un completo y especializado Programa de CP.

“Están demostradas la mejora de la atención y del control de síntomas, el aumento de la calidad de vida y la satisfacción de familiares y la consecuente reducción de consumo de recursos, que se traducen en una considerable reducción de costes con la puesta en marcha del programa. Hemos evidenciado la reducción de las estancias hospitalarias innecesarias y el número de visitas a urgencias, un mayor consumo de opioides”, asegura.

Emilio Herrera, igualmente, ha calificado la implicación de los ciudadanos durante la última etapa de la vida “fundamental” para la sostenibilidad del sistema, pues únicamente con servicios sociales y sanitarios “será del todo imposible” en los próximos años. “La verdadera equidad, efectividad y eficiencia se alcanzará con el trabajo de la comunidad la única capaz de cubrir los matices diferenciales de cada realidad social”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *