Martes, 28 Marzo, 2017

Un millar de familias mayores de 65 años o personas con discapacidad mejoran la accesibilidad de sus viviendas

El programa de Adecuación Funcional Básica mejora en el interior de las casas la accesibilidad

Foto: Archivo
Gabinete


image_print

Un millar de familias granadinas mayores de 65 años o con algún miembro con discapacidad han visto resueltas durante 2015 sus subvenciones a través del programa de rehabilitación Adecuación Funcional Básica desarrollado por la Consejería de Fomento y Vivienda. Con estas ayudas, que suponen un presupuesto global en incentivos públicos de 1,39 millones de euros y una cuantía media por solicitante de 1.400 euros, estas familias podrán realizar obras de acondicionamiento en el interior de sus casas destinadas a mejorar la movilidad y la accesibilidad.

El programa de Adecuación Funcional Básica recoge una subvención que cubre el 70% del presupuesto de la obra financiado por la Junta, asumiendo los destinatarios el resto del coste total que asciende al 30%. Sumando ambas aportaciones, la actividad generada asciende a 1,98 millones de euros, un volumen que, a juicio de la delegada territorial de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo, “constituye una inyección clave para dinamizar el sector económico de la construcción y la generación de empleo“, un objetivo que se suma a “la apuesta clara de la Junta por la rehabilitación del parque residencial existente con el fin de mejorar sus condiciones de habitabilidad y la calidad de vida de sus residentes”, ha añadido.

“Este tipo de intervenciones son fundamentales, ya que vienen a mejorar las condiciones de vida de grupos de población que en muchas ocasiones quedan excluidos, mejorando de manera notable su independencia, movilidad y por ende su autoestima y seguridad”, ha matizado Fernández-Bermejo.

Este programa se centra en las mejoras en el interior de las casas, con intervenciones orientadas a mejorar la accesibilidad, como la adecuación del ancho de las puertas; el incremento de la seguridad de la instalación eléctrica o de gas, la instalación de suelo antideslizante y de asideros en los baños, así como la sustitución de bañeras por platos de duchas o la colocación de pasamanos en los pasillos.

Pueden acogerse a esta ayuda los titulares de la Tarjeta Andalucía-Junta sesentaycinco o quienes tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 40% y movilidad reducida, siempre que sus ingresos familiares no superen los 18.600 euros netos anuales y que la vivienda objeto de la ayuda sea su residencia habitual.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *