Miércoles, 25 enero, 2017

Un matrimonio con dos hijos, uno con un mes de vida, avisa de su “inminente desahucio”

Ana se encuentra actualmente cobrando el "pre-paro" y su marido, Rubén, trabaja para una ETT

Stop Desahucios
E.P


image_print

Un matrimonio formado por Ana, de 34 años de edad, y Rubén, de 35, ha avisado de su “inminente desahucio” y su “horrible situación” al saber que el día 19 de febrero serán obligados a abandonar su casa, con dos hijos, uno de ellos con tan solo un mes de vida, en la localidad granadina de Vegas del Genil.

Así lo ha confirmado la propia protagonista, Ana, quien ha explicado este sábado a Europa Press que “se encuentran muy asustados” y a la espera de recibir el próximo lunes una llamada de la entidad bancaria para “realizar una última negociación”, a pesar de que ésta “se ha negado totalmente a hablar o a llegar a algún tipo de acuerdo”.

La joven ha indicado que su historia comenzó en octubre de 2014, cuando la vivienda en la que residen pasó de ser propiedad de un particular a propiedad de una entidad bancaria, con la “que ya no podíamos negociar”, pues, según ha contado, “con los antiguos propietarios llegábamos a algún acuerdo económico, a ir pagando poco a poco, ya que veían que teníamos muy complicado hacer frente al pago”.

Ana se encuentra actualmente cobrando el “pre-paro” y su marido, Rubén, trabaja para una ETT, por lo que “hay meses que trabaja todos los días, y meses en los que solo trabaja unos cuantos”. “Desde el momento que la casa pasó a ser propiedad del banco, era imposible pagarla con mis poco más de 400 euros de ayuda, mi marido en paro, y un hijo en aquel entonces”, ha señalado.

Así, se les asignó un abogado de oficio, el cual, según la joven, “no ha colaborado nada de nada, ni se ha puesto en contacto con nosotros en ningún momento afirmando que a él no le pagaban, y que por ello, no pensaba hacer nada”.

El pasado 29 de enero de este presente año fue la primera fecha de desahucio, que lograron parar, después de “pedir prórrogas y recibir amenazas tales como que nos fuéramos si no queríamos ver la cuna de nuestro hijo tirada en mitad de la carretera”, tal como cuenta Ana, “gracias a la ayuda de la alcaldía y presentando un escrito en el juzgado argumentando que no teníamos ningún recurso económico”.

Pero, según lamenta la joven, “ya cuentan con fecha última y definitiva para abandonar su hogar”, que es el día 19 de febrero, en el que asegura que “no sabe que pasará”, pero espera “con mucho miedo sobre todo por sus hijos”. “Ninguna familia quiere ver fuera de su vivienda todas sus cosas, toda su vida”, ha añadido Ana, quien además ha agradecido “la ayuda” recibida tanto de la plataforma ‘Stop Desahucios’ como de parte de la alcaldía vegueña.

Por último, la joven ha afirmado que han enviado hasta el Defensor del Menor su caso, “que ya están estudiando”, y que tanto el abogado que se les asignó como la procuradora “han sido denunciados ante el Colegio de Abogados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *