Domingo, 16 de Diciembre de 2018

            

Tres vuelos cancelados en 24 horas indignan a los pasajeros

Las compañías EasyJet y Vueling han sido las causantes de que cientos de pasajeros no pudiesen embarcar

Avión de Vueling | Foto: Archivo GD
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

Cientos de usuarios se han quedado sin volar, bien a Granada o bien desde la ciudad de la Alhambra. En menos de 24 horas naturales, tres vuelos de dos compañías distintas han sido cancelados, ofreciendo escasas soluciones a aquellos que han resultado perjudicados por estas medidas.

Dos de estos vuelos han sido cancelados por Vueling. En concreto, el tramo afectado en este caso ha sido el que unía Granada con Barcelona, en ambos sentidos. Para las salidas desde la ciudad condal se han cancelado los vuelos, mientras que desde la ciudad de la Alhambra se ha desviado a los pasajeros a Málaga. Uno de ellos hacía uso de las redes sociales para manifestar que, con la cola, no sabía cuál era su nuevo vuelo ni su horario:

 

El segundo caso viene dado por la cancelación del vuelo Granada-Milán por parte de EasyJet. Desde la compañía no ofrecieron solución alguna a los pasajeros hasta el día 16, pues defendían que todos los vuelos estaban ya ocupados, lo que obligaba a los perjudicados por esta medida a volver a comprar otro billete de una compañía distinta.

Estos billetes, al ser comprados a última hora, cuentan además con un precio más elevado, mientras que los pasajeros tendrán que esperar a reclamar los gastos del vuelo cancelado para poder recuperar su dinero. Además, según señalan algunos de los damnificados, la compañía no quiso aportar detalles de la cancelación del vuelo.

 

Derechos en caso de cancelación

Si un vuelo es cancelado, los pasajeros tienen ciertos derechos que pueden reclamar. Según indica el Ministerio de Fomento, en este caso el pasajero tiene derecho a elegir entre el reembolso del billete o que la compañía le proporcione un transporte alternativo hasta el destino final lo más rápidamente posible.

Si se elige la segunda alternativa, la compañía debe hacerse cargo de buscar la opción más rápida, aunque ello implique contratar un vuelo de la competencia. Además, los gastos corren a cargo de la empresa, que debe asegurarse de que el pasajero llegue hasta el destino final.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.