Viernes, 21 Julio, 2017

            

Retraso del AVE por las obras en la línea Bobadilla-Granada

ADIF no descarta que sea necesario ampliar el plan alternativod e transporte de Renfe más allá del 7 de febrero

Imagen de las vías del tren Bobadilla-Granada | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

El Plan Alternativo de Transporte (PAT) establecido por Renfe a consecuencia de las obras en la línea de ancho convencional Granada-Bobadilla para su adaptación al paso de trenes de Alta Velocidad se prolongará al menos hasta el mes de febrero.

Este plan alternativo, que fue activado en abril del pasado año, supone que los pasajeros tengan que hacer transbordos para viajar por carretera –en autobús– entre las estaciones de Granada y Antequera Santa Ana para las relaciones Madrid-Granada y Sevilla-Granada-Almería y Granada-Algeciras.

La medida se adoptó ante la imposibilidad de compatibilizar el servicio de trenes ordinario con los trabajos que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) está acometiendo en diversos tramos de la línea Granada-Bobadilla para la llegada del AVE.

Fuentes de ADIF han asegurado a Europa Press que, una vez superado el retraso inicial, la obra “se desarrolla en plazo”. Los trabajos más importantes, que son la adaptación de 27 kilómetros de la antigua línea a su paso por Loja para hacerla compatible con el paso de trenes de Alta Velocidad, comenzó aproximadamente unos tres meses más tarde a raíz de los requerimientos medioambientales que solicitó la Junta y “lógicamente las obras arrastran ese retraso”.

No obstante, los técnicos no han encontrado dificultades añadidas al encarar los trabajos y en los tramos de nueva plataforma que están menos avanzados ya está colocada la vía y la electrificación.

“Los tramos más avanzados están casi finalizados, con todos los sistemas de vía y electrificación puestos, a falta de los sistemas de señalización”, han relatado desde ADIF, que ha preferido no fijar una fecha de finalización de la obra, sin que se descarte que sea necesario ampliar el plan alternativo de transporte de Renfe más allá del 7 de febrero.

Además, una vez que se terminen los trabajos en la línea Granada-Bobadilla, Renfe necesitará un tiempo para probar los trenes y garantizar que todo está en perfectas condiciones antes de poner en funcionamiento la vía.

El Gobierno anunció el pasado noviembre que el AVE entrará en funcionamiento en el primer trimestre de 2016, cuando se prevé que también finalice la adecuación de la estación de tren en la avenida de Andaluces para recibir esta infraestructura.

El entonces subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, señaló que la Alta Velocidad estaría a “plena disposición” de los ciudadanos –ya en servicio comercial– en la primavera de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *