Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Recomendaciones para combatir la alergia al polen

Los expertos recomiendan seguir una serie de sencillas medidas para evitar en lo posible los molestos efectos derivados de la alergia

I.S


image_print

Hace más de un mes comenzó la primavera, una estación que, este año, los expertos auguran que será de “alto riesgo” para las personas alérgicas, especialmente para los alérgicos al polen, uno de los alérgenos respiratorios más comunes.

De hecho, en España, la alergia al polen es la más frecuente y está causada principalmente por el polen de las plantas, los árboles y el césped. En muchos casos, esta patología cursa además con asma y en la mayoría de los casos la alergia no tiene cura, aunque los síntomas sí pueden controlarse con la ayuda de un tratamiento médico.

“La estrategia más eficaz es evitar en la medida de lo posible todo aquello que nos produzca alergia. En primavera, cuando debido al proceso de polinización de las plantas hay más cantidad de polen en el ambiente, es recomendable tomar algunas medidas higiénicas para evitar el contacto con estos alérgenos”, ha comentado la asesora médica de Cinfa, Aurora Garre.

Por este motivo, los laboratorios Cinfa ha elaborado un decálogo de consejos para luchar contra la alergia al polen:

1. Mejor, dentro de casa: en los días de mayor concentración de polen y, sobre todo, durante los días de fuerte viento, permanecer el máximo tiempo posible dentro de casa ayudará a sobrellevar mejor la alergia.

2. Horario prohibido: los intervalos entre las 5y las 10 de la mañana y las 7 y 10 de la noche son los que acumulan una mayor concentración de polen. Por esta razón, se recomienda reducir las actividades al aire libre durante esas horas y mantener las ventanas de casa cerradas.

3. En el coche, también con protección: durante los desplazamientos en coche, es preferible mantener las ventanillas cerradas.

4. Los filtros para el aire ayudan: pueden colocarse filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado, tanto en casa como en el coche, siempre que se cambien con frecuencia.

5. Sal “con vista”: cuando se salga a la calle, es conveniente llevar gafas de sol para que el polen no pueda entrar en contacto con los ojos.

6. La ropa, un imán para el polen: los granos de polen pueden quedarse atrapados en las prendas, por lo que una buena medida es ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa. Así mismo, hay que evitar tender la ropa en el exterior.

7. No remover el polen: hay que evitar aquellas actividades que puedan remover partículas de polen como cortar el césped o barrer la terraza. En caso de alergia al polen de gramíneas, tampoco es recomendable tumbarse sobre el césped.

8. Cuidado en el jardín: en el caso de que se tenga jardín, evitar las plantas que polinicen por el aire.

9. No bajes la guardia durante la noche: si vamos a pasar la noche al aire libre, es recomendable no dormir cerca de fuentes de pólenes alergénicos como árboles o plantas.

10. Consulta a tu farmacéutico: si se toman medicamentos específicos para las alergias como antihistamínicos, es importante ingerir siempre los recetados por el médico, de forma regular y en la dosis recomendada por el especialista. Estos medicamentos nunca deben mezclarse con alcohol. Si tienes cualquier duda, pregunta a tu farmacéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *