Martes, 26 Septiembre, 2017

            

Reabren causa contra uno de los posibles implicados en el asesinato del conocido como ‘El Nata’

Los hechos sucedieron en la madrugada del lunes 12 de mayo del 2014, a las 2,50 horas aproximadamente, cuando un vecino alertó a la Guardia Civil de que había visto a una persona saltar de una vivienda a otra en la calle Trevenque de La Zubia y de que había oído disparos

Foto: archivo


image_print

La Audiencia Provincial de Granada ha reabierto la causa contra uno de los posibles implicados en la muerte de de Natanael R.H., conocido como ‘El Nata’, que murió en mayo del pasado año en el Hospital Clínico de Granada después de que le dispararan en La Zubia (Granada), presuntamente por un asunto de drogas.

En el caso, está considerado como presunto autor material de los hechos José A.O.A., un joven de 28 años que ingresó en prisión por orden de un Juzgado de Denia (Alicante) tras ser detenido por supuesto homicidio o asesinato. El asunto ha sido investigado por el Juzgado de Instrucción 7 de Granada, que archivó el caso para otro de los detenidos, Gorka P.C.

Sin embargo, la acusación particular, que representa a la viuda de ‘El Nata’, presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, que finalmente ha estimado sus apreciaciones, y que no descarta que este último tuviera algún tipo de participación en los hechos.

Así lo ha señalado a Europa Press el letrado del despacho ‘Aránguez Abogados’ Antonio Mazuecos, quien se ha encargado de la interposición de este recurso, y que ha explicado que hay numerosos indicios para considerar que Gorka P.C. pudo participar, ya fuera como cómplice o cooperador necesario, en la muerte de ‘El Nata’.

De hecho, en el auto dictado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial, de fecha 15 de abril y al que ha tenido acceso Europa Press, el tribunal considera que puede afirmarse que Gorka P.C. acudió hasta la vivienda en la calle Trevenque de la localidad de La Zubia en unión del principal acusado, e incluso a bordo del mismo vehículo, y entraron juntos al inmueble, con la posible intención de adquirir sustancias estupefacientes o incluso la de apoderarse de estas de forma violenta.

Gorka P.C., según se señala en la resolución, pudiera incluso haber llegado a cobrar conocimiento de la existencia de la pistola portada por el principal imputado, bien desde el momento de entrar a la vivienda, bien una vez dentro. Además, también podría aventurarse que “se hubiera producido algún acto intimidatorio por parte de los compradores hacia los vendedores portando ya el arma el principal imputado con el absoluto, no ya conocimiento, sino asentimiento y complacencia de Gorka P.C.”, lo que “tampoco resulta conclusión que carezca de sustento acreditativo en este momento”, ni tampoco “de que fuera consciente de que existía una posibilidad real de que el enfrentamiento dialéctico derivara hacia derroteros más cruentos”.

Estos hechos, no permiten descartar “si más algún tipo de participación” de éste, por lo que tribunal acuerda estimar parcialmente el recurso de apelación interpuesto en representación de una de las viudas de la víctima contra el auto 20 del Juzgado de Instrucción 7 acordando continuar la tramitación de la causa por los trámites del procedimiento del tribunal del jurado y respecto del imputado.

Los hechos sucedieron en la madrugada del lunes 12 de mayo del 2014, a las 2,50 horas aproximadamente, cuando un vecino alertó a la Guardia Civil de que había visto a una persona saltar de una vivienda a otra en la calle Trevenque de La Zubia y de que había oído disparos. Una vez personados allí los agentes, sólo constataron la presencia de un casquillo de bala, manchas de sangre y sustancias estupefacientes.

Minutos más tarde, a las 3,07, un joven trasladó en su vehículo al Clínico al herido, que presentaba parada cardiorrespiratoria y herida de bala en un ojo, y que falleció poco después.

Los responsables del hospital trasladaron entonces el asunto a la Policía Nacional, que en principio se hizo cargo de la investigación. Posteriormente, el caso pasó a la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *