Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

Raquel Ruz: “Queremos que Granada vuelva a ser la ciudad de las artes y el conocimiento” | Vídeo

La concejala de Emprendimiento, Turismo, Comercio, Movilidad y Seguridad en el ayuntamiento de la ciudad habla a Granada Digital sobre los principales temas de actualidad de sus áreas

La concejala de Emprendimiento, Turismo, Comercio, Movilidad y Seguridad, Raquel Ruz | Foto: Dani Bayona
Román Callejón | @RomanCallejon


image_print

Cuatro meses se han cumplido ya desde que se produjera el cambio de gobierno en la casa consistorial de Granada, con la entrada del PSOE a la alcaldía y el reparto de las concejalías sobre nuevos actores.

El equipo de gobierno socialista que ahora ocupa los despachos del ayuntamiento pretende dar un giro de 180 grados a la gestión que estaba realizando el Partido Popular. Es el caso de la concejala de Emprendimiento, Turismo, Comercio, Movilidad y Seguridad, Raquel Ruz. Granada Digital se ha sentado para hablar con ella sobre los principales temas de actualidad de sus áreas y cuál es la línea de trabajo a seguir.

Emprendimiento, Turismo, Comercio, Movilidad y Seguridad son las cabeceras que gestiona la edil socialista, que no escatimó en tiempo ni dedicación a la hora de dirigirse a Granada Digital para contestar a estas preguntas y facilitar esta entrevista.

Con una actividad telefónica frenética, una agenda apretada y un bebé que la esperaba tras pasar por las manos de este medio, Raquel Ruz enseña sus ideas a la ciudadanía en estas líneas.

Pregunta (P): Tras cuatro meses en el gobierno, ¿cómo se siente? ¿Podría hacer un balance?

Respuesta (R): Ha sido un cambio radical, no solamente son cuatro meses de gobierno, sino que hay unas circunstancias complicadas. Entramos en el gobierno por una dimisión del alcalde debido a un caso de corrupción, algo que ya fue una entrada convulsa, pero se tenía que realizar, aunque solo contamos con ocho concejales y tengamos que duplicar áreas, pero era necesario el cambio y lo teníamos que hacer por responsabilidad. No podíamos dejar el Ayuntamiento en manos de un equipo que estaba muy señalado por la corrupción.

Asumiendo la responsabilidad que nos correspondía por ser el grupo mayoritario en la oposición en su momento, entendimos que teníamos que salir de la senda de la corrupción del PP y en ello estamos.

Es complicado porque nos hemos encontrado un Ayuntamiento devastado económicamente, también con un problema de organización muy grave en todas las áreas derivado de la gestión del PP. En cuatro meses es complicado ver resultados, pero tenemos un proyecto a largo plazo que es muy ilusionante y que pude cambiar la fisonomía del Ayuntamiento y de toda Granada.

Creo que ya se están viendo unos nuevos aires en esta ciudad desde que entramos nosotros, pero vamos a seguir trabajando todo el tiempo que nos queda por esta ciudad y que Granada vuelva a ser reconocida mundialmente por su cultura y su patrimonio y que vuelva a ser la ciudad del conocimiento, la ciudad de la universidad, la ciudad donde la calidad de vida sea elevada y dejemos de ser siempre los últimos en todas las listas nacionales.

“Creo que tenemos un proyecto muy ilusionante”

(P): ¿Qué es lo más difícil que se ha encontrado?

(R): Intentar sacar a Granada del pozo donde se encontraba. Granada tiene un problema de desempleo muy importante y un problema de actividad económica muy importante que nos tiene en los últimos puestos de todos los rankings nacionales.

La imagen de Granada se ha visto en los últimos años muy denostada por causa del botellón y por ser la imagen de las despedidas de soltero. Esta imagen hay que cambiarla y fomentar la actividad económica para que Granada deje de ser la ciudad del paro y pase a ser una ciudad donde los jóvenes puedan encontrar un puesto de trabajo.

(P): ¿Le ha sorprendido algo en especial en este tiempo?

(R): Realmente me sorprende la situación económica real del Ayuntamiento, derivada de una mala gestión. Estamos intentado renovar el área para que sea más eficiente y estamos tomando medias como la reducción de las horas extras de la Policía Local, que han supuesto ya un gran ahorro.

El problema económico que tiene al Ayuntamiento no viene solo derivado de la crisis, sino también de una mala gestión del anterior equipo de gobierno del PP. Me han sorprendido los niveles de irresponsabilidad en los que incurrió esta gente.

(P): Hace poco ha sido madre, ¿es difícil la conciliación familiar?

Pues es muy complicado.  Todas las trabajadoras los saben. No se trata de que yo sea un cargo público, que igual lo que nos pasa es que tenemos más problemas de horarios, porque se es concejal 24 horas al día, pero en ese sentido me considero una privilegiada. Mucho más difícil lo tienen otras madres que no pueden contratar a nadie, o no pueden dejar al niño en una guardería, o no tienen apoyos familiares. Yo por suerte sí tengo estas capacidades. Pero no creo que sea un problema mayor que el que tenga cualquier otra mujer trabajadora. Hay que saber qué es prioritario y, aunque para mí lo sea mi niño, no abandono mis responsabilidades.

“Para mí siempre ha sido una prioridad el pequeño comercio”

Hay mucho camino por andar en esta sociedad con respecto a este asunto, tanto para mujeres como para hombres. En el tema de la corresponsabilidad de las familias y la sociedad en el cuidado de los hijos y compaginar la actividad profesional con la persona es muy complicado.

Hay otros países, como los nórdicos, en los que se ve con total normalidad una reducción de jornada y pedir una excedencia, no es nada peyorativo. Tienen horarios más racionales y no los horarios tan brutales que tenemos en España.

(P): Para entrar en faena, hay que tocar un tema de total actualidad, el botellón. ¿Cómo se afronta la lucha para erradicarlo?

(R): Yo lo viví en primera persona, no solo ahora, sino también desde el comienzo de la lucha. Yo he sido concejal responsable del distrito de Ronda en mi etapa en la oposición y conocía de primera mano el sufrimiento constante de los vecinos. No solo era en la Fiesta de la Primavera, sino todos los días del año, lo que hacía imposible conciliar el sueño, además de las molestias la suciedad.

Yo no entendía como esto no tenía repercusión en medios ni políticamente, así que me uní a la lucha con los vecinos desde el principio para el cierre de ese espacio. Desde el PSOE creíamos que era de justicia.

Aparte, estaba también en juego la imagen de Granada. Como responsable de turismo antes en la oposición y ahora como concejal, he visto que la imagen que se estaba proyectando fuera era pésima, era la ciudad del botellón de toda España, donde venía gente de todas las partes a beber.

” Hay una deuda acumulada con ROBER, a 30 de junio, de 15 millones de euros”

Esto traía un turismo que no interesaba a Granada, como el turismo de borrachera y de despedidas de soltero, que causa muchos problemas, afectan a la imagen dela ciudad, no es rentable económicamente.

El cierre era absolutamente necesario y ahora viene la época post botellódromo. Granada era el último reducto del botellón y en otras ciudades que ya se hace cerrado no ha pasado nada, no se ha caído el mundo y ha habido normalidad, que es lo que queremos en Granada.

Ahora habrá algún control mayor por parte de la policía y deberá haber ahora algunas medidas más fuertes, pero se llegará a la normalidad.

FOTOS ENTREVISTA CONCEJALA Raquel Ruz2

Los jóvenes necesitan actividades de ocio alternativas y aquí tienen mucho que ver empresas de ocio y la universidad, porque gran parte de los usuarios del botellódromo eran universitarios y la universidad tiene que volcarse en buscar alternativas de forma conjunta con el Ayuntamiento.

Parecía que la única opción era el botellón y los jóvenes, hablamos siempre de los mayores de edad, deben tener un abanico de posibilidades. Pueden beber de forma responsable, dada su mayoría de edad, pero de manera responsable y tiene que tener otras alternativas de otras índoles que antes faltaban.

Creemos que desde una administración pública no se podía fomentar el consumo abusivo del alcohol, cuando por otro lado estamos haciendo campañas contra las drogas y el alcohol, pero teníamos un recinto para ello. Había una distorsión que había que corregir inmediatamente.

Queremos informar estos primeros días y disuadir, simplemente con la presencia policial los jóvenes se lo piensan. Pero si al final hay que sancionar, se va a hacer, no nos va a temblar el pulso, aunque no queremos criminalizar a los jóvenes, sino darles otras alternativas para que tomen conciencia de que no se puede molestar a los vecinos y que hay que cumplir las normas.

Desde el área de juventud se está haciendo un esfuerzo muy grande, pero hay que implicar a toda la sociedad en este tema; la universidad, la salud publica, los empresarios y entre todos buscaremos la solución.

(P): ¿Puede hacer un balance del primer fin de semana del cierre del botellódromo?

(R): En contra de lo que ha dicho el PP, ha habido una normalidad absoluta en toda la ciudad. Es cierto que estamos en temporada baja de botellones, no ha llegado el grueso de universitarios, pero el primer fin de semana fue de tranquilidad absoluta, no solo en la zona del botellódromo, sino en toda la ciudad.

Era incierto que anteriormente no hubiera botellones en ciertas zonas de la ciudad, seguían existiendo, porque es muy difícil erradicar esos grupúsculos de cuatro o cinco jóvenes que buscan un sitio escondido.

En este sentido, hemos estado atentos y hemos intervenido inmediatamente cuando se producían estas reuniones y ha habido muy pocas llamadas de vecinos por la realización de botellones en la calle, menos que en un fin de semana normal, y también muy pocas llamadas por fiestas en pisos.

“Espero que podamos gobernar y nos dejen realizar un proyecto”

Creo que le PP está intentado hacer alarmismo de esta cuestión, cuando realmente la alarma era la imagen que se daba de Granada y que hubiera un botellódromo en la ciudad. Ha habido unas catorce llamadas en todo el fin de semana pasado por fiestas en pisos, una cifra casi ridícula.

(P): Cuando llegue la masa universitaria, en caso de que prolifere el botellón en pisos, ¿qué medidas podrían tomarse?

(R): Se puede modificar la Ordenanza del Ruido para hacer responsables a los propietarios subsidiarios, es decir, si no se localiza al morador del piso, porque algunos no abren la puerta a la policía, se presupone que el propietario es el que está realizando la actividad. Si no ha sido el propietario, solo tiene que hacer un pliego de alegaciones diciendo que tal persona era el morador en ese día que pasaron los hechos. Esto es igual que cuando te ponen una multa con el coche y tienes que identificar al conductor, por lo que está dentro de la ley, pero hay que recogerlo en la Ordenanza del Ruido, que no la de la Convivencia.

(P): Pasando al área de Movilidad, ¿cómo puede paliarse el agujero económico que ha dejado la LAC?

(R): En el área de Movilidad tenemos un problema económico muy grave con el transporte urbano, además del problema del servicio donde se han perdido muchos usuarios. Hay un déficit de costes reconocidos por el anterior equipo de gobierno y costes recogidos por el presupuesto anterior con una diferencia de 3,5 millones de euros, todo confeccionado por el PP.

Ahora hay acumulado casi siete millones de déficit y una deuda acumulada con ROBER a 30 de junio de 15 millones de euros, de años anteriores, lo que hace muy difícil la viabilidad del sistema de transporte.

Estamos intentado hacerlo eficiente y hacer modificaciones para mejorar el servicio y recuperar usuarios. Las últimas modificaciones del SN4 para llegar al PTS ni si quieran las tenían previstas en el grupo del anterior PP y hemos tenido que afrontar este nuevo reto de ampliar los recorridos.

Estamos estudiando las líneas, no es un tema fácil. No solo tenemos que mejorar el servicio, sino también hacerlo más barato tratando de evitar que no se disparen los costes al Ayuntamiento.

(P): El sistema de revisión de la Lac cuesta diez veces más de lo que recauda, ¿cuál sería la posible solución?

(R): El sistema de recaudación hay que cambiarlo, está claro. No se puede tener un sistema de control que te costó el año pasado 600.000 euros y recaudó solo 60.000 y este año iban por más de 500.000 euros de coste y se han recaudado unos 30.000.

Las medidas que se tomen serán consensuadas con los grupos de la oposición, pero hay que cambiar el sistema de control porque es insostenible.

(P): Con la vuelta al colegio encima, ¿se prevé algún operativo especial para evitar problemas de circulación?

(R): Tenemos varios hitos nuevos que no se daban el año pasado como la apertura del hospital del PTS y la próxima apertura del Centro Comercial Nevada, que tendrá que conllevar un operativo especial para intentar que no haya atascos y que la movilidad se fluida en la ciudad.

“Realmente me sorprende la situación económica real del Ayuntamiento”

Tenemos unos técnicos de Movilidad fantásticos, que hacen mil simulaciones conjuntamente con la Policía Local y espero que no se produzca ninguna alteración grave.

Se esperaba también una alteración grave con la apertura del PTS y no ha pasado nada, la normalidad es absoluta, Así que creo que no va a haber grandes problemas.

La gente tiene que concienciarse de que lo más rápido y lo más útil en esta ciudad es ir en transporte público, a no ser que sea una urgencia en el caso del PTS. El autobús te deja en la puerta.

La gente se tiene que concienciar que Granada es una ciudad para recorrerla en transporte público y medios alternativos, como caminar o la bicicleta, para lo que vamos a intentar incentivar sus usos. Granada es una ciudad de un tamaño medio, por lo que también se podría fomentar que usen más patines y patinetes, luego pondremos las herramientas para que todo esto pueda hacerse.

(P): La apertura del Nevada está también a pocos meses, ¿se teme por que se colapsen los accesos?

(R): Le pedimos al Ministerio de Fomento hace mucho tiempo el desdoblamiento de las salidas del PTS, porque creíamos que era necesario, pero el Ministerio no ha dicho nada, cuando es su competencia. Se puede producir algún problema y el momento de actuar era antes. Cualquier solución que dé Fomento será bien recibida, pero se debió actuar antes y ya lo decíamos desde la oposición. Lo único que obtuvimos fue la callada por respuesta y la complicidad del PP que gobernaba en el Ayuntamiento y no ha hecho nada. Ahora vamos a sufrir las consecuencias de esta inacción del PP.

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí

(P): En el ámbito del turismo, ¿podría hacer un balance de cómo ha ido el verano?

(R): Ha sido un verano muy bueno, aún no están los números definitivos, pero ha habido un aumento tanto de las pernoctaciones como del gasto medio, lo que es muy importante.

En cuanto la Oficina de Turismo del ayuntamiento, se han aumentado muchísimo las acciones y los turistas a los que se han atendido. El los Bonos turísticos ofrecen un paquete con la visita a la Alhambra y a otros monumentos de la ciudad y creo que este es el camino a seguir.

Tenemos un proyecto muy importante. Aunque Granada sea líder en turismo del fin de semana, tenemos una falta de turismo de media distancia que se quede por más tiempo y aumente las pernoctaciones. Por tanto, todas las acciones desde el área de Turismo van encaminadas a este turismo de larga distancia como el de Japón, China o Canadá, cuyo gasto medio es más elevado que el del turista nacional con una media de unos 62€ de uno, frente a los 180€ de gasto por día.

El acuerdo de las cuatro ciudades de Granada-Córdoba-Málaga-Sevilla, el eje turístico que se va a llamar ‘Alma de Andalucía’ va a llevar a ferias internacionales esta propuesta, próximamente será en Japón. Es más fácil vender un paquete que incluya estas cuatro ciudades a que vayamos solos. Cuando la gente recorre esta larga. distancia en el paquete lleva las pernoctaciones de dos o tres días en estas ciudades y es más atractivo.

(P): ¿Qué proyectos hay para fomentar el pequeño comercio frente a las grandes superficies?

(R): Para mí siempre ha sido una prioridad el pequeño comercio. La población en general no tiene la percepción de lo importante que es y tiene una participación en el PIB mayor incluso que la hostelería y da más puestos de trabajo. Siempre nos centramos en el turismo, pero no le damos su importancia al comercio de proximidad en el centro y en los barrios.

En todas las acciones que llevamos desde el área de turismo también quiero incluir al comercio de Granada, que puede ser un atractivo turístico más para que la gente que venga a Granada no solo visite la Catedral, sino también el comercio que es excepcional.

En cuanto a los barrios, que la gente sea consciente que el número de puestos de trabajo que crea el comercio del barrio, es más elevado que el que se crea en las grandes superficies. Por cada puesto de trabajo en una gran superficie se destruyen cinco en el comercio tradicional. Además, es un dinero que se reinvierte en el barrio y en la ciudad y son puestos de trabajo que se crean para sus vecinos.

“Los jóvenes necesitan actividades de ocio alternativas”

Desde el Ayuntamiento vamos a impulsar el comercio y vamos a hacer campañas periódicas en todo el año, se van a incorporar comercios en todas las actividades turísticas para vender Granada comercial como otro paquete turístico, pero sobre todo que la gente tome conciencia de la importancia del comercio en la economía y en la creación de empleo.

El dependiente de un pequeño comercio tiene unas condiciones mejores que las que se tienen en una gran superficie, se crea trabajo de calidad y por tanto hay que apostar desde todas las administraciones públicas.

Las herramientas que tenemos son los centros comerciales abiertos. el más desarrollado es el del centro, pero están los proyectos de Plaza de Toros y del Zaidín y queremos volver a impulsar estos proyectos que el anterior equipo de gobierno metió en un cajón.

(P): ¿Recibe muchas quejas del pequeño comercio sobre la venta ambulante?

(R): La venta ambulante está muy controlada por parte de la Policía Local. Está la que tiene su permiso en mercadillos y en la venta callejera, pero la que es ilegal perjudica muchísimo a la ciudad. Es una competencia desleal y perjudica también a los trabajadores, porque muchas veces son mafias que tienen a inmigrantes casi esclavizados vendiendo productos falsificados.

Es todo un problema de delitos, pero está bastante controlado y vamos a seguir con el control, por los perjuicios que se crean a los comerciantes y a los propios inmigrantes.

(P): Ante la Ordenanza que prohíbe la exposición de artículos en la vía pública, ¿está teniendo muchas quejas? ¿Qué se puede hacer para solucionarlo?

(R): Respecto a este tema, hay dos intereses contrapuestos: la existencia de una norma que impide la ocupación de vía pública que todos los comercios tienen que cumplir, pero se establece un agravio comparativo con el que cumple y con el que no. Pero es cierto que hay determinadas calles que tiene una característica especial, un marcado componente turístico como la Calderería.

La solución vendrá del dialogo, a lo mejor no se podrá ocupar prácticamente toda la calle poniendo productos en fachadas y cables eléctricos, pero podría haber un acuerdo de una ocupación controlada y limitada de la vía pública.

Hay que buscar un camino intermedio que proteja la imagen de ciertos lugares turísticos, pero dentro de un orden. Esta ocupación limita los accesos y provoca un problema de seguridad ciudadana, porque llega a impedirse el acceso de bomberos, ambulancia o policía y puede poner en riesgo la seguridad de las personas.

No se pueden permitir vestidos colgados en cables eléctricos y aquí se va a actuar de forma inmediata y sin que tiemble el pulso. También hay vecinos que trasladan que no pueden salir de sus portales o entrar con una silla de ruedas.

“No podíamos dejar el Ayuntamiento en manos de un equipo que estaba muy señalado por la corrupción”

(P): Hablando de ocupación de la vía pública, está el asunto de las terrazas de los bares, ¿recibe muchas quejas el Ayuntamiento por su elevado precio?

(R): Tenemos un alto precio de las terrazas comparado con otras ciudades, algo que se nota más en las calles de categoría más baja. En las calles de los barrios la diferencia es abismal, comparado con los baremos de otras ciudades.

Hay que hacer una norma mucho más progresiva, en la que la gente de Plaza Nueva se pueda permitir los precios porque es rentable, pero alguien que tenga una cafetería en una calle del Zaidín de quinta categoría debería pagar menos. Hay que hacer la norma más justa.

En cuanto a la ordenación de la vía pública, también habrá que buscar el equilibrio entre el disfrute de los vecinos y de los turistas y la protección de espacios patrimoniales, como Plaza Bib-Rambla y Plaza nueva que son BIC, con el desarrollo de estas actividades económicas.

Esto también lleva a que la marca Granada se vea afectada, ya que ni vecinos ni turistas pueden disfrutar de estos espacios y además también aparece un problema de seguridad ciudadana por la imposibilidad del paso de vehículos de emergencias.

(P): Para concluir, ¿cómo ve a la ciudad de Granada dentro de un año? ¿Y dentro de tres?

(R): Tengo mucha ilusión en el futuro porque creo que tenemos un proyecto muy ilusionante. La gente tenía muchas ganas de cambio y de que la ciudad se despertara, que estaba catatónica casi.

Mi ilusión es ver que Granada sale de esos últimos puestos del ranking de actividad económica y que empieza a funcionar. Granada tiene todas las potencialidades del mundo, es una ciudad con universidad y es la ciudad del conocimiento.

“No podíamos dejar el Ayuntamiento en manos de un equipo que estaba muy señalado por la corrupción”

Es una ciudad de primer orden cultural y patrimonial y la imagen que se tiene que dar al mundo es que Granada tiene que ser de una ciudad multicultural, la Barcelona del sur, una ciudad de vanguardia donde se desarrollen todas las artes. Que sea la ciudad de un turismo de calidad, de personas que vengan a disfrutar de nuestro patrimonio y de nuestra cultura, que lo disfruten y lo aprecien. Que sea la ciudad del comercio, que se impulse el comercio de proximidad, que crea ese trabajo de calidad y estable.

Tenemos mucho camino que recorrer, va a ser muy duro por la situación económica y política del Ayuntamiento, pero espero que los grupos de la oposición tengan la visión suficiente para no ver el corto plazo ni sus intereses partidistas. Espero que podamos gobernar y nos dejen realizar un proyecto que es necesario para que la ciudad no se muera.

Espero y deseo que podamos realizar nuestro proyecto de futuro y que se vean resultados en un año, pero sobre todo que en tres años esta ciudad esté llena de vida, de cultura y que tenga una actividad económica de primera.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Trabajillo va a costar eliminar 50 años de enchufazos y cenutrios ,,enquistados y hundiendo la provincia ,,sin productividad laboral alguna