Jueves, 25 Mayo, 2017

PSOE celebra la apertura de algunas calles privatizadas ilegalmente en la urbanización El Serrallo

El portavoz socialista ha recalcado, no obstante, que "el pozo ilegal de abastecimiento de la urbanización, ubicado en parcela municipal, continúa funcionado"

Imagen de la urbanización del Serrallo | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Cuenca, ha censurado este jueves “la arbitrariedad y la dejación de funciones” que a su juicio impera en el área de Urbanismo, tras tener conocimiento de que hace varios días se han comenzado a abrir las calles cerradas de la Urbanización El Serrallo que son de titularidad pública.

Cuenca ha recordado que su grupo denunció hace varios meses, junto a algunos vecinos, la situación “irregular” de esta urbanización, “cuyas calles han permanecido durante décadas cerradas porque un grupo de vecinos decidió en su día clausurar los viales, restringir el paso de vehículos y acordonar la zona para conferirle un carácter privativo que no le correspondía”.

El socialista afirma desconocer quién ha dado la orden de que se abra la calle Adynamar “y si en los próximos días se procederá a la apertura del resto de viales que siguen bloqueados”, aunque en cualquier caso ve “lamentable” que el equipo de gobierno (PP) “actúe a golpe de denuncia, permitiendo durante años que unos vecinos de una urbanización cierre calles a su antojo”.

El socialista ha recalcado, no obstante, que “el pozo ilegal de abastecimiento de la urbanización, ubicado en parcela municipal, continúa funcionando a pesar de los requerimientos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para su cierre inmediato”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. La política en general es bastante nauseabunda, pero en este caso el asunto resulta especialmente sangrante. Este señor, con tal de poder atacar al gobierno local, sirve de vocero a un grupo de vecinos, a los que supongo sus amigos, y que únicamente defienden el interés propio. El Sr. Cuenca no sabe de lo que habla, ni tiene interés en informarse, según parece. Y los supuestos afectados, que en origen tenían toda la razón para quejarse, lo único que pretenden es dejar de pagar unas cuotas comunitarias existentes cuando compraron sus casas, y cuyos coeficientes, además, han sido ya modificados judicialmente (con toda razón, añado). Mientras tanto, siguen benefiándose de los servicios costeados por los demás, entre ellos, el agua. El resto son egoísmos, rencores y rencillas personales que sufrimos los demás.