Lunes, 17 de Diciembre de 2018

            

Profundizan en la documentación de pozos que pudieron servir como fosas comunes en Alfacar

En la superficie de uno de estos posibles pozos es donde el miércoles los expertos localizaron la "camisa metálica" de un proyectil disparado

Zona de búsqueda de Fosa de Lorca
E.P.


image_print

El equipo multidisciplinar que trabaja en el Peñón del Colorado, en Alfacar (Granada) está documentando arqueológicamente dos zonas que pueden corresponder con pozos que pudieron ser usados como fosas comunes en agosto de 1936, cuando fue fusilado el poeta Federico García Lorca, junto al maestro republicano Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Concretamente, los expertos han detectado dos zonas que pueden corresponder con dos de los tres pozos que están buscando, en el marco de un proceso arqueológico “lento” en el que ya han estudio los perfiles y arrancan ahora los sondeos, profundizando en el terreno, según ha detallado a Europa Press el presidente de la Asociación Regreso con Honor y arqueólogo coordinador de los trabajos, Javier Navarro.

En la superficie de uno de estos posibles pozos es donde el miércoles los expertos localizaron la “camisa metálica” de un proyectil disparado.

El especialista en munición Miguel Ángel Zapater detalló a Europa Press que el proyectil puede corresponder a un calibre para arma larga –como un fusil, mosquetón o carabina– o al calibre que empleaban las pistolas de la guardia de asalto, de modelo Astra 902.

La ubicación en la que se ha encontrado hace pensar al experto que podría vincularse al proceso de los asesinatos, aunque este extremo está por confirmar pues no está descartado que se usara para las tareas de adiestramiento. La deformación que presenta el proyectil evidencia además que ha traspasado un cuerpo semiduro.

La pala excavadora que sigue trabajando en la segunda cata arqueológica continuará sacando tierra para dejar el terreno al nivel original en el que se encontraba en agosto de 1936, antes de los movimientos de tierras que se efectuaron en la zona años después para la construcción de un campo de fútbol.

Navarro opina que, tal como está quedando la intervención, esta excavación sería el mejor momento para restaurar la ladera y recuperar el paisaje original.

La zona en la que trabaja este equipo multidisciplinar está en el margen izquierdo del sendero que llevaba al campo de instrucción.

Por este camino, según los testimonios publicados por los investigadores Eduardo Molina Fajardo y Miguel Caballero, dio sus últimos pasos Lorca y los que fueron fusilados junto a él.

Regreso con Honor ha recabado para esta intervención el respaldo de la familia del maestro Dióscoro Galindo y de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) en calidad de “familia política” de Arcollas y Galadí.

Fue hace unos meses cuando una de las nietas del maestro practicó en el laboratorio Labgenetics, en Madrid, la recogida de muestras de ADN, para cotejarlas con los posibles restos óseos que se encuentren en las tareas que está realizando la asociación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.