Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Piden 17 años de prisión para dos acusados de robar un camión con droga y agredir a agentes

Los sujetos habrían secuestrado a la persona que iba al volante y habría conducido de forma temeraria en la huida

Foto: Archivo
E.P.


image_print

La Fiscalía de Granada ha solicitado un total de 17 años de prisión y multa de 867.000 euros para dos acusados de robar un camión con 266 kilos de hachís, secuestrar a la persona que iba al volante, conducir de forma temeraria en la huida, y agredir a los agentes de la Policía que los perseguían por la autovía A-7, en la costa granadina.

Se trata de Imad R., de nacionalidad francesa y 47 años, y Salim R., también francés y de 37 años, a los que el fiscal les atribuye delitos contra la salud pública, robo con violencia, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, conducción temeraria y atentado. En el caso también han sido procesados por un delito contra la salud pública los presuntos propietarios de la roba drogada, José A.Z.G. y Miguel J.G.R., que se enfrentan a una condena de cuatro años y medio de prisión además de una multa de 867.000 euros. Los cuatro serán enjuiciados del 11 al 15 de julio en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada.

Según consta en el escrito de acusaciones provisionales del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al 22 de julio de 2015 cuando los inculpados José A.Z.G. y Miguel J.G.R. embarcaron en el puerto de Motril con destino a Melilla, ambos en calidad de conductores de un camión con remolque con el que regresaron al día siguiente desde el puerto de Melilla.

El día 2 de octubre estos dos acusados volvieron a embarcar en el puerto de Motril con destino a Melilla de nuevo como conductores del mismo camión con otro remolque y regresaron al día siguiente transportando ocultos 48 paquetes de una sustancia que resultó ser hachís, con un peso neto de 266 kilogramos cuya valoración en el mercado hubiera ascendido a la cantidad de 433.706 euros.

Tras superar los controles de seguridad del Puerto de Motril, se dirigieron hacia la carretera N-340 en dirección Almería si bien uno de ellos, Miguel J.G.R., circuló detrás del camión a bordo de su vehículo Ford Fiesta.

INTERCEPTADO POR DOS VEHÍCULOS

Tras pasar la localidad granadina de Torrenueva, se acercaron a gran velocidad dos vehículos blancos de gran cilindrada, un Porsche Cayenne y un Audi RS4. Este último, con matrícula suiza, quien al camión y se interpuso en su trayectoria deteniéndose y obligándole a frenar.

Fue entonces cuando los procesados Imad R. y Salim R. se bajaron del Audi RS4 portando un fusil marca Zastava con el que, “actuando con ánimo de apoderarse del camión y de la sustancia que transportaba” apuntaron a su conductor y le obligaron a meterse en la cama de la cabina.

Ambos, según el fiscal, accedieron a la cabina del camión e iniciaron una huida en dirección a la rotonda de incorporación a la autovía A-7, yendo el camión escoltado por delante por el Audi RS4 y por el Porsche Cayenne por detrás. Al presenciar estos hechos, el otro procesado que circulaba en su vehículo, “temiendo por la integridad física de su compañero”, avisó a una patrulla de Policía Nacional que circulaba por las inmediaciones.

Se inició entonces una persecución por la A-7 en la que el camión y su remolque iban circulando a una velocidad de 120 kilómetros por hora “poniendo en riesgo la seguridad de la vía y de los que por ella circulaban”. Asimismo, cruzaba de lado a lado los carriles de la autovía para impedir la actuación del vehículo policial, que le seguía con los dispositivos luminosos y acústicos activados.

El camión ocupado por los Imad R. y Salim R. llegó a tratar de sacar de la vía al vehículo policial y empotrarlo contra las viandas de protección de la autovía en cada una de las tres ocasiones en que éste circuló en paralelo durante la persecución.

ATENTAN CONTRA LOS AGENTES

El vehículo policial fue súbitamente embestido por el Porsche Cayenne conducido por un individuo no identificado pero concertado con ambos inculpados, lo que ocasionó desperfectos en el coche patrulla, así como heridas a ambos agentes.

Los dos procesados detuvieron el camión en el carril central de la autovía en el punto kilométrico 332, abandonaron el vehículo y el fusil empleado y huyeron a la carrera por un terraplén de la autovía. Finalmente fueron detenidos tras el cerco policial que se realizó en el entorno del lugar, si bien durante la detención de Imad R. éste inició un fuerte forcejeo con uno de los agentes que resultó con herida inciso contusa en su mano derecha.

Tras la detención se le intervinieron a los inculpados Imad R. y Salim R. la cantidad de 705 euros así como otros objetos que eran utilizados para su ilícita actividad, como el arma fusil usado, guantes, pasamontañas terminales telefónicos o tarjeta SIM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *