Domingo, 19 Noviembre, 2017

            

Los 5 “puntos negros” del Metro de Granada

Los constantes retrasos en la inauguración del Metropolitano se deben, en parte, a los accidentes, frenadas de emergencia y ocupaciones en la vía

Accidente entre un coche y el Metro en Maracena | Foto: Archivo
Álvaro Barbero | @albarcon_18


image_print

Han pasado algo más de cinco meses desde que la Junta de Andalucía implantó la primera fecha para la inauguración del Metropolitano de Granada. Desde entonces, las pruebas dinámicas han sido constantes en el futuro transporte público, que sigue sin poder ‘montar’ a los ciudadanos y con el cartel de “se inaugurará en los próximos días”.

Una de las causas de estos retrasos, que advierten desde la Junta de Andalucía, son los accidentes. Tres coches han chocado con el Metro durante este periodo de pruebas y, además, no han sido pocas las numerosas frenadas de emergencia que los conductores del metro han tenido que realizar para evitar más incidencias.

Avenida Blas Otero, Maracena | Foto: Google Maps

Los “puntos negros” que encuentra con mayor frecuencia el Metro durante su trayecto transcurren en las rotondas.

La Avenida Blas Otero, en Maracena, es la que mayor siniestralidad presenta hasta la fecha ya que allí ha tenido lugar uno de los accidentes y en las proximidades, el segundo.

Además, en la zona de Estación de Autobuses, más concretamente en la Avenida Juan Pablo II y Avenida Argentinita, el Metropolitano también tiene dificultades en su paso debido a las numerosas rotondas que existen. En la rotonda de la Cámara de Comercio ocurrió el primer accidente entre un coche y el Metro.

Cruz del Sur y Villarejo es otro de los “puntos negros” ya que une la Chana con la zona de la Plaza de Toros y el tránsito de vehículos es mayor. Las horas puntas complican la circulación en esta zona aunque hasta el momento, no ha habido accidentes.

Cruz del Sur | Foto: Google Maps

Una vez que sale a superficie, tras pasar por Camino de Ronda, el Paseo Emperador Carlos V con dos rotondas también es un punto delicado. La acumulación de vehículos es constante, y más cuando hay partido en el Nuevo Los Cármenes o en el Palacio de Deportes.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Cuando en los años 60 existía el tranvia en Granada, a lo largo de su trazado, había diferentes curvas en casi todas las líneas. ¿ No podían los ” insignes arquitectos, constructores, Junta de Andalucía y Ayuntamiento ” haberse retranqueado hacia las aceras y dejar libres las rotondas, con lo cual creo que se evitarían accidentes? Recordemos el tranvía de Puerta Real, calle Pavaneras, etc… Siempre había un carril por el que podían pasar los coches tranquilamente sin necesidad de entorpecer el recorrido del tranvía.
    ¿ No de podía haber hecho lo mismo con el metro?

  2. Un medio de transporte para la ciudad importantísimo y que las personas no seamos capaz de respetar ,eso es no tener respeto por su ciudad.
    En este caso si fuese necesario se debe poner en cada punto negro una vigilancia hasta que nos acostubremos si es necesario a base de multas.

  3. Para que está la policia local, habrá que ir educando al ciudadano que es un servicio público, que hay que respetar las señales semaforicas y que no respetarlas tiene como consecuencias multas y pérdidas de puntos.
    Hay que ayudar a los conductores del metro para hacerles fácil su trabajo, hay que se solidario

  4. Hay demasiadas rotondas y aún no estamos acostumbrados al paso del metro, eso añadido a que siempre vamos con prisa no solemos mirar los semáforos que casi siempre están mal orientados.
    Eso igual se arreglaba poniendo barreras al menos en los sitios más conflictivos.