Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Los 100 días de Cuenca

El alcalde de Granada cumple más de tres meses de su mandato, marcado por una situación económica comprometida |Granada Digital repasa los asuntos de Granada con los que está lidiando el nuevo Gobierno local

Pleno de investidura de Francisco Cuenca, alcalde de Granada | Autor: Archivo GD
Ángela Gómez | @_Angela_GA


image_print

El 5 de mayo de este año, Francisco Cuenca agarró el bastón de mando de la ciudad. Tras meses convulsos en Granada, marcados por una presunta trama de corrupción en el antiguo equipo de Gobierno local, liderado por Torres Hurtado, aún bajo secreto de sumario, el grupo municipal socialista conseguía la Alcaldía de Granada y se proclamaba como la alternativa de Gobierno para “limpiar” un consistorio bajo la sombra de la sospecha, sobre todo en el área de Urbanismo y Economía.

Al anterior Gobierno de la ciudad, ya con Torres Hurtado y la concejala de Urbanismo, Isabel Nieto, fuera de la política, no le quedó otra que asumir, a regañadientes, el fin de su ‘reinado’. Francisco Cuenca contó con apoyo del resto de grupos municipales, a excepción de los concejales populares, que apostaron por este gobierno en minoría. Una opción factible, pero que todos los concejales reconocían que iba a necesitar de mucho entendimiento entre los grupos, algo que suele ser complicado en estos tiempos que corren.

Y eso se ha vislumbrado ya en el consistorio granadino. En los primeros días de Gobierno con Cuenca al frente, los grupos de la oposición fueron más flexibles con el nuevo alcalde de Granada (unos más que otros). Había que darle tiempo y espacio al nuevo equipo de Gobierno  para que se asentase en el Ayuntamiento. Pero esa tregua se ha diluido, y ya se enseñan los dientes. Casi tres meses después, Ciudadanos, PP, ‘Vamos, Granada’ e IU están apretando las tuercas.

Paco Cuenca Pre alcalde - 4

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca | Autor: Archivo GD

Francisco Cuenca y los siete ediles socialistas acaban de empezar la faena, pero en estos 100 días de trabajo por la ciudad que hoy cumplen (y que coincide con el cumpleaños de Cuenca) ya han tenido que lidiar y coger al toro por los cuernos en grandes asuntos de la ciudad. Y cualquier reto, propuesta y demanda debe responder o adecuarse a la delicada situación que viven las arcas municipales. La desastrosa herencia económica que ha dejado la gestión del Partido Popular, alrededor de 350 millones de euros de deuda acumulada, va a dificultar mucho la elaboración de un presupuesto para 2017 que debe garantizar, como mínimo, los servicios sociales para los granadinos, una partida que los socialistas siempre han defendido. Cuadrar las cuentas orientándolas a la contención del gasto y, además, contando con el visto bueno de la oposición, se va a convertir en uno de los grandes retos de Cuenca y los suyos.

Más allá del apartado económico que tendrá entretenido al nuevo Gobierno local, los socialistas abordarán, o ya lo han hecho, varios frentes. Granada Digital hace un repaso a los puntos en lo que, en este periodo de tiempo, ya se ha enfrentado el equipo de Gobierno local. La mayoría de ellos corresponde al testigo recogido, tareas pendientes, y otros que han nacido de la voluntad del equipo socialista. No obstante, será septiembre, después de las vacaciones, el mes clave para que el equipo de Gobierno local enseñe todas sus cartas y convenza a la oposición con sus medidas y propuestas.

AVE Y TRENES QUE NO LLEGAN

Aparte de la economía municipal, el tramo paralizado en Loja desde hace ocho meses, y que afecta al resto de las obras del AVE, se ha convertido en el símbolo del aislamiento ferroviario de Granada. Este ha sido, durante estos casi tres meses, uno de los quebraderos de cabeza de Francisco Cuenca, quien de algún modo ha sacado su lado más vecinal y ciudadano (como acostumbraba hacerse ver en la oposición) para denunciar el ninguneo del Gobierno con esta infraestructura en Granada. No obstante, la lucha por ahora de poco ha servido porque la situación sigue igual.

Sobre este asunto, quizá el momento estrella fue el ‘choque de trenes’ que se vivió en la Subdelegación del Gobierno en Granada cuando se reunieron, al fin, Francisco Cuenca y el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar. Una de las citas más esperadas por el alcalde de Granada acabó en un desencuentro. No obstante, pese a la tensión, el representante del Ministerio de Fomento se comprometió a remitir, en un plazo de 15-20 días, más información a la Alcaldía de Granada sobre la situación del tramo paralizado en Loja. Sin embargo, Francisco Cuenca sigue, a día de hoy, sin noticias de Fomento.

Y bajo los efectos de ese ninguneo, Francisco Cuenca decidió trasponer hace dos semanas hasta Loja para mediatizar su disconformidad con el Gobierno central. Pero salvo copar los titulares locales, el gesto ha servido de poco. Ante esto, el alcalde de Granada ha anunciado que en el momento en que se constituya un nuevo gobierno en España, irá a Madrid a exigir que se ponga fin a esta “chapuza y despropósito”.

FOTOS TREN LOJA-8

El alcalde de Granada visitó el tramo paralizado en Loja | Autor: Archivo GD

RONDA SUR, LAC Y CARRIL-BICI

El equipo de Gobierno local, aunque reconoce que la medida llega tarde, ha vuelto a plantear una posible solución para ‘destaponar’ la Ronda Sur que, con la puesta en funcionamiento del Hospital del Parque Tecnológico de la Salud, y la apertura del Centro Comercial Nevada en noviembre, va a ocasionar más tráfico de la cuenta.

La propuesta, que ya elevó a pleno en su etapa de oposición, consistiría en desdoblar el vial de acceso a Armilla y al PTS desde la Ronda Sur así como en el enlace de Ogíjares. Y, en tercer lugar, otras de las soluciones que volvieron a plantear fue la de soterrar los accesos a Armilla y al PTS procedentes de Granada por la Avenida Fernando de los Ríos. La moción se representó en el pleno de julio, y no fue aprobada por varios ‘peros’ enunciados por la oposición.

Por otro lado, y también relativo a la movilidad en Granada, en estos primeros meses de mandato, el Ayuntamiento ya ha estudiado, junto a la Junta de Andalucía, las primeras medidas que adoptarán para convertir Granada en una ciudad amiga de las bicis. De este modo, ambas administraciones analizarán los itinerarios prioritarios de carriles bici que necesita la capital, determinando lo más viables por su integridad en la ciudad y por el mayor uso que puedan registrar.

lac

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, en una parada de la LAC | Autor: Archivo GD

Otro asunto en lo que el equipo de Gobierno se ha encontrado a su llegada al mandato es el sistema de transporte público que implantó el anterior Gobierno local y que no ha dejado de ser noticia desde 2014, bien por las quejas ciudadanas, bien por el agujero negro que ha dejado a las arcas municipales. La deuda con Transportes Rober asciende a más de 15 millones de euros y al Ayuntamiento no le salen las cuentas porque solo tenían presupuestado 10 millones de euros este año para cubrir el servicio.

El Gobierno local actual, aunque considera que será el funcionamiento del Metro el que marque la reordenación del sistema y esperará hasta entonces, ya ha propuesto poner en marcha dos líneas exprés que recorran el centro de la ciudad. Estas líneas atravesarían la ciudad, de manera similar a cómo lo hace ahora la SN1 o SN4.

Por otro lado, el nuevo Ayuntamiento, en su afán de convertir Granada en una ciudad cómoda para los transeúntes ha prohibido ya el aparcamiento en la Plaza Isabel La Católica.

 

 

 

CANDADO AL BOTELLÓDROMO, SANTA ADELA Y SUMINISTROS

El nuevo equipo de Gobierno local vivirá en sus carnes el cierre del botellódromo de Granada el 1 de septiembre. Esta drástica medida viene fraguándose varios meses atrás, cuando el grupo municipal de C’s forzó a Torres Hurtado a que pusiese fin a esta actividad que contaba con muchos detractores en la ciudad. Se echa el candado al recinto pero será Cuenca y su equipo de concejales los que tendrán que ejecutar alternativas de ocio para los jóvenes y consensuar un plan alternativo para sofocar los ‘microbotellones’ que puedan darse en otros puntos de la ciudad.

En el plano más social del consistorio granadino encontramos una propuesta socialista que sí ha contado con el beneplácito del resto de grupos. Aún se está perfilando, pero el Ayuntamiento de Granada está ultimando las negociaciones con las empresas suministradoras de luz y agua, Endesa y Emasagra, para evitar el corte de estos suministros básicos a familias sin recursos o en riesgo de exclusión social. Se basará en una permanente coordinación entre los servicios sociales municipales y las empresas, que tomarán en consideración “hogar por hogar”, y en cada unidad familiar se barajarán los casos susceptibles de acogerse al pago fraccionado, al posible aplazamiento de deudas, así como otras fórmulas para evitar los cortes de suministro.

Después de años de lucha vecinal, ha sido el nuevo alcalde de Granada el que tiene el placer, como político, de ver en unos vecinos su sueño hecho realidad. El equipo de Gobierno socialista ha vivido el final feliz de Santa Adela. Aunque no ha sido unicamente fruto de la gestión municipal socialista, a Cuenca le tocó hace un par de semanas presenciar la firma del acto de avenencia de la expropiación de 56 viviendas, un momento anhelado desde hace muchos años por los vecinos de este barrio del Zaidín, necesario para que de comienzo la demolición de tres bloques de pisos antiguos para construir un único edificio con 128 domicilios, nuevos, de calidad y dignos para estas familias que vivían en viviendas infrahumanas.

Acta-de-avenencia-de-expropiación-Zaidín---javier-gea--8

Francisco Cuenca con los vecinos de Santa Adela | Archivo GD

ARCAS MUNICIPALES ‘TIRITANDO’

Sin duda, la economía municipal es el asunto estrella y el que regirá el mandato socialista. Antes de sostener el bastón mando de la ciudad, el equipo de Gobierno local ya era consciente del reto al que se enfrentada. Con una deuda global de 350 millones de euros, con el periodo medio de pago a proveedores rozando los 120 días, con los pufos urbanísticos que día a día se van descubriendo, emprender la senda de la recuperación económica en Granada va a ser complicado a corto plazo.

La primera prueba de fuego será la elaboración del presupuesto de 2017. Este año el Ayuntamiento ha ido tirando del carro con unos presupuestos prorrogados, pero al equipo de Gobierno local le toca ir trabajando en la hoja de previsión de gastos e ingresos por la que se regirá la política municipal. Y no va a ser un camino fácil pues debe contar con el apoyo del resto de grupos municipales. El equipo de Gobierno ha anunciado que dichos presupuestos se basarán en la contención del gasto, y ya ha tomado una decisión reflejo de esto: no devolverá el 50% de la paga extra de diciembre de 2012 pendiente de cobro por parte de los empleados púbicos del Ayuntamiento.

Además, esta misma semana el Gobierno local ha anunciado la adopción de medidas urgentes para el cobro de 108 millones de euros que el PP dejó sin recaudar, tras cifrar en 189 millones los ingresos pendientes para el Consistorio, de los que 82 ya serían imposibles de recuperar.

EL LEGADO DE LORCA Y CASA ÁGREDA

casa-agreda-3-Portada

Fachada de la Casa Ágreda |Autor: Archivo GD

El Mercado de San Agustín ha sido otro de los asuntos en los que el equipo socialista no ha tardado mucho en responder. El Ayuntamiento retiró la concesión a la sociedad San Agustín Gourmet, que gestionaba el espacio gastro-bar que impulsó el PP, tras comprobar que nunca pagó el canon anual de 13.000 euros, y que ha acumulado una deuda con el consistorio granadino de 39.000 euros. Ahora, con una campaña de difusión y promoción del potencial comercial y turístico, los socialistas se han marcado como objetivo devolverle el carácter original de mercado de abastos.

El Centro Lorca también ha estado en la agenda del nuevo alcalde de Granada para buscar que el legado, tras un largo periodo de conversaciones, y con algún que otro desencuentro entre las Administraciones y la Fundación García Lorca, llegue a Granada.

 

Pocos días después de la llegada de los socialistas a la Alcaldía, Cuenca mantuvo una reunión con la directora de la Fundación Lorca, Laura García Lorca. Un gesto para conseguir que el legado del poeta llegue a Granada cuanto antes y para suavizar la tensa relación contraída por la Fundación con el anterior equipo de gobierno, al plantearse incluso la posibilidad de llegar a los tribunales si la Fundación Lorca no cumplía lo acordado. Aún quedan flecos sueltos que mantienen los manuscritos del poeta en la Residencia de Estudiantes de Madrid pero el Ayuntamiento de Granada confía en que en otoño la cámara acorazada de Centro Lorca pueda dar cobijo a los 5.000 manuscritos del poeta, 3.000 de otros autores y a unos 50 dibujos de artistas contemporáneos.

Y de manera más reciente, el Gobierno local también ha tenido que lidiar con la Casa Ágreda, cuyo intento de venta por parte del anterior gobierno está siendo ahora investigado por la justicia. Pero antes de que esta noticia saliese a la luz (esta misma semana), tras conseguir el poder, el Gobierno local paralizó el proceso de venta de la Casa Ágreda, que el PP intentó llevar a cabo con una ONG, al entender que no se cumplían los requisitos del contrato de venta ya que se había incumplido el plazo para el proyecto de su rehabilitación.

jiang-lizhang-francisco-cuenca

El alcalde de Granada recibe a Jiang Lizhang, el nuevo presidente del Granada C.F |Autor: Archivo GD

UN POLIDEPORTIVO RESCTADO

Al igual que el Ayuntamiento de Granada, el Granada CF cuenta ese año con nuevo presidente y míster. El club rojiblanco ha arrancado una nueva etapa en Granada y el Ayuntamiento organizó en junio un encuentro formal con la nueva cúpula deportiva. Cuenca le trasladó a Jian Lyzang la importancia de que la ciudad de Granada sonase con nombre propio y fuerza en China.

Otra pincelada en la gestión del deporte que ha protagonizado el equipo de Gobierno ha estado relacionada con el polideportivo Antonio Prieto. El nuevo concejal de Deportes, Eduardo Castillo, anunció la semana pasada que el Ayuntamiento ha rescatado temporalmente la gestión de este espacio que estuvo a punto de cerrar el 31 de mayo, después de que la empresa concesionaria se declarase en concurso de acreedores. El Ayuntamiento de Granada ha abierto un plazo para que otra empresa entre a gestionar este servicio. Mientras eso pasa, el Consistorio lo mantendrá para que los usuarios pueden seguir disfrutando de sus instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *