Sábado, 20 de Octubre de 2018

            

Las ventajas de comprar un piso de segunda mano

Los expertos recomiendan sopesar y medir todos los factores a tener en cuenta: metros cuadrados, tipología, ubicación y distrito, entre otros

Información remitida


image_print

Comprar tu propia vivienda es una de las decisiones más importantes que harás en la vida. Tras años de parálisis y con un mercado inmobiliario en recuperación, son muchos los que coinciden en que es el momento idóneo para afrontar la compra de un inmueble. Sin embargo, los expertos recomiendan sopesar y medir todos los factores a tener en cuenta: metros cuadrados, tipología, ubicación y distrito, entre otros. En definitiva, hay que ser cauteloso para hacer una buena elección.

Además, hay otra duda que aborda al comprador: ¿qué interesa más, vivienda de obra nueva o de segunda mano? Bajo nuestro punto de vista, existen muchas ventajas en la compra de una vivienda de segunda mano. En primer lugar, el precio es menor que el de la obra nueva: el coste medio por metro cuadrado es más bajo y, a más antigüedad, más ahorro. Es cierto que las comodidades de la obra nueva son enormes, pero muchos prefieren meterse por completo en la reforma de un piso usado (que, además, los hay en muy buen estado) para adaptarlo a su gusto y sus necesidades, pudiendo planificar una reforma por períodos.

Para una buena elección es indispensable contar con la opinión de expertos y realizar una profunda comparativa. Una idea inteligente es dirigirse a webs especializadas (Vibbo, Fotocasa, etc.) o a los portales de servicers inmobiliarios (Servihabitat, Solvia o Haya Real Estate). Así, destacan los pisos de segunda mano de Haya.es, donde un útil buscador por criterios (precio, ubicación, etc.) permite conocer las características e imágenes de los inmuebles.

Por ejemplo, si entramos en la web de Haya encontramos un piso en la calle Mirasol en la ciudad de Valencia, con cuatro habitaciones y 108,42 m2 que ha sufrido una bajada del 25% con respecto a su precio original: de 92.877 euros, ha pasado a ofertarse en 70.075 euros. Además, vemos por las fotos que está en aparente buen estado. Ref.6058214. Otro ejemplo: un piso en Toledo, en la calle Bajada de San Roque con dos habitaciones, dos baños y 75.83 m2 por 95.409 euros, lo que supone un ahorro de 39.641 euros con respecto a su precio original. Ref. 5965982.

Si nos vamos a la Comunidad de Madrid, numerosos estudios confirman que hay una tendencia positiva en lo que a la venta de segunda mano se refiere, y se mantiene como la tercera comunidad más cara (por detrás de País Vasco y Baleares). La ventaja de elegir una vivienda usada en Madrid es la posibilidad de elegir distrito, ya que existe una amplia gama: desde el centro, con pisos costosos tasados en 5.283 euros/m2, a barrios más asequibles como Villaverde, con 1.455 euros/m2.

En definitiva, el comprador debe saber que la adquisición de inmueble de segunda mano puede acarrear unos costes de reforma y que los impuestos y gastos pueden ser equiparables con los de la obra nueva pero, aun así, el desembolso sigue siendo menor que adquirir una obra nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.