Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

La Tahona, un hogar para familias en riesgo de exclusión social

Cruz Roja pone en marcha un proyecto pionero de intervención social, a nivel nacional, para ayudar a aquellas personas que están sufriendo los rigores de la crisis, y por determinadas cuestiones no acuden a los comedores sociales

Rita M. Marín @marinruiz_rita


image_print

La crisis ha cambiado radicalmente el perfil de la persona que necesita ayuda. “El 68% de los ciudadanos que necesitan asistencia de Cruz Roja son españoles, el número de inmigrantes ha disminuido considerablemente”, ha explicado el presidente de Cruz Roja en Granada, Francisco Escribano, que también ha aclarado que esto supone que esas familias tengan serios problemas para pedir ayudar “a la mayoría de estas familias les da vergüenza acudir a Cruz Roja para solicitar nuestros recursos”.

Por eso, en pro de este derecho a la intimidad, “que nos parece fundamental”, y sin dejar de desarrollar la faceta solidaria de la institución, desde Cruz Roja se ha puesto en marcha un proyecto pionero a nivel nacional: La Tahona.

Se trata de un piso, al que las familias pueden acudir, una vez por semana, y en el que encontrarán todo lo necesario para poder preparar, de forma autónoma, su comida para el resto de la semana, que se llevarán a sus hogares, realizar la colada, o incluso asearse. “Es un proyecto que contribuye a favorecer el ahorro energético en las casas de esas familias que no pueden asumir esos gastos, ofrece un servicio de comida alternativo a los comedores sociales, garantiza el ocio de los miembros más jóvenes de esas familias, y promociona la autonomía”, ha explicado el delegado de Políticas Sociales y Bienestar, Higinio Almagro, que ha firmado un convenio de colaboración con Cruz Roja, con el que aporta una inversión de 40.000 euros.

Un aspecto muy importante de La Tahona es que, los 15 voluntarios diarios que colaborarán allí cada día, quieren, sobre todo, mantener la unidad y buen entendimiento entre todos los miembros de la familia, por eso, “también son fundamentales las labores de apoyo extraescolar que se llevará a cabo con los menores, así como actividades lúdico-educativas”, han querido reseñar desde Cruz Roja.

Este recurso estará activo desde ahora, hasta finales de julio del próximo año, y está previsto que unas 500 personas se beneficien del mismo. “Cada semana podrán acudir a este piso 15 familias en turnos, dos por la mañana y otra por la tarde”, han explicado desde la ONG, recalcando que se trata de familias que ante todo “buscan ser autónomas, y por eso, también se les ofrece un tipo de formación para mejorar la gestión económica de sus hogares, como por ejemplo, el reciclaje de alimentos, o recetas de bajo coste”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *