Sábado, 29 Julio, 2017

            

La sociedad española en 2050 estará muy cualificada con un tercio de titulados superiores

Los investigadores advierten del "profundo cambio educativo" de España en cien años

Foto: Archivo
E.P


image_print

La sociedad española en 2050 tendrá un elevado porcentaje de adultos altamente cualificados, pues alrededor de un tercio serán titulados superiores –universitarios o Formación Profesional de grado superior– y otro tercio tendrá titulaciones medias –Bachillerato y FP de grado medio–, según el informe ‘Cuentas de la Educación en España 2000-2013’, de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas.

Este estudio, que analiza también la situación de los egresados de las distintas etapas educativas desde el año 2000 hasta 2014, indica que si se considera a la población que salió del sistema educativo en ese periodo, que en la actualidad tiene entre 17 y 39 años, el 35,5 por ciento posee estudios superiores mientras que el 37,9 por ciento tiene estudios medios, unos datos, que, para los autores del informe indican “hacia dónde se dirige la pirámide de las cualificaciones”.

En este sentido, apuntan que “los que hoy son jóvenes formados irán envejeciendo y las cohortes de mayor edad, que no dispusieron de las mismas oportunidades educativas, desaparecerán” y calculan que este proceso habrá concluido en 2050, momento en el que la sociedad española habrá completado la transición educativa con un elevado porcentaje de sus miembros de todas las cohortes de edad “altamente cualificados”.

Estiman que alrededor de un tercio los adultos contarán con estudios superiores y, al menos, un tercio más con estudios medios. Comparada esta situación con la de mediados del siglo XX, los investigadores advierten del “profundo cambio educativo” de España en cien años.

Así, argumentan que España habrá pasado de ser un país en el que sólo una de cada veinte personas contaba con estudios medios y una “exigua minoría” era titulada universitaria a que tres de cada diez posean una titulación universitaria y siete de cada diez estudios obligatorios como mínimo.

Desde comienzos del siglo XXI hasta la actualidad, los investigadores constatan que se ha producido un avance significativo en el nivel formativo de los ciudadanos: si en el año 2000 un tercio de los jóvenes de 16 años tenía ya estudios posobligatorios, en la actualidad esta situación se aproxima al 50 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *