Viernes, 24 Marzo, 2017

La Policía Nacional detiene unas ochenta personas por quebrantar órdenes de alejamiento

Las detenciones fueron realizadas por la Brigada de Seguridad Ciudadana y por la Brigada de Policía Judicial de Granada, Motril y Baza



image_print

Agentes de la Policía Nacional han procedido en lo que va de año a la detención de unas ochenta personas, la mayoría con antecedentes policiales, sobre las que recaían órdenes de alejamiento a sus exparejas, siendo incumplidas por ellos y quebrantada la condena judicial. Los quebrantamientos de condena eran en su mayoría de órdenes de alejamientos o comunicación decretadas por el juez en casos de violencia doméstica o familiar. Los hechos se produjeron en la provincia de Granada, Motril y Baza.

Los agentes detuvieron a estas personas, por diversas formas de quebrantar las órdenes judiciales, tales como el encontrarse merodeando por las inmediaciones del domicilio, centros de trabajo o lugares frecuentados por sus exparejas y sobre los que tenían la prohibición de acercarse a menos de 100 o 500 metros; o como el ponerse en contacto con ellas ya sea por vía telefónica, mediante llamada, mensaje o comunicación por Internet.

Las detenciones realizadas por violencia de género se realizaron cuando los varones, que tras quebrantar las órdenes de alejamiento, volvieron de nuevo a agredir física y psicológicamente a sus exparejas. Y las detenciones por quebrantar ordenes judiciales por violencia doméstica eran efectuadas por algún familiar ya fuera padre, madre, hermano, etc…, como hace unos días cuando se procedió a la detención de una hija que al parecer maltrató a su padre y sobre ella una orden de alejamiento que no tardó en incumplirla.

Estas personas fueron detenidas desde el mes de enero del presente año por los agentes pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana, donde los policías dan una respuesta rápida e inmediata ante tipo de circunstancias durante las 24 horas del día los 365 días al año y por los agentes pertenecientes a la Brigada de Policía Judicial de Granada y provincia. Los detenidos fueron trasladados hasta dependencias policiales y puestos posteriormente de nuevo a disposición judicial en Granada, Motril y Baza.

El Servicio de Atención a la Familia (SAF) y la Unidad de Prevención, Asistencia y Protección a las Víctimas ( UPAP) de la Policía Nacional de Granada, son las unidades que llevan estos casos en especial, donde recepcionan las denuncias por las mujeres víctimas de malos tratos por parte de sus parejas, así como realizan un seguimiento de los mismos. Los agentes en cumplimiento de la normativa y protocolos correspondientes en estos casos, informan a las mujeres de la posibilidad de solicitar a la autoridad Judicial las Ordenes de Protección contra los presuntos agresores. Asímismo informan a las mujeres que pudieran ser posibles víctimas de malos tratos, que no duden en denunciar los hechos y poner en conocimiento de los mismos a la Policía Nacional, quien le ofrecerá la asistencia necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *