Martes, 17 enero, 2017

La Policía Nacional detiene a tres mujeres del clan carterista de las bosnias que se había reactivado en Granada

Se camuflaban entre los turistas portando grandes mapas que utilizaban como “muletas”

Gabinete


image_print

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres mujeres del clan carterista de las bosnias, de 24, 25 y 29 años que acumulaban entre todas más de 300 detenciones en diferentes puntos de España. Las arrestadas se habían desplazado desde Madrid, donde cuentan con una orden judicial de prohibición de aproximarse a la zona comercial centro de la capital por reiteración de hurtos, para continuar con su actividad delictiva en los lugares más turísticos de Granada. Se estableció un amplio dispositivo de prevención en la zona donde estaban actuando y fueron localizadas en el momento en que asaltaban a dos turistas gracias a la colaboración ciudadana. Se camuflaban entre sus víctimas potenciales portando grandes mapas que utilizaban como “muletas” para ocultar sus manos al cometer los hurtos. Junto a los mapas también fueron intervenidos varios gorros de diferentes colores y grandes pañuelos que utilizaban para cambiar su apariencia y dificultar su localización por parte de sus víctimas y de los agentes.

900 EUROS EN POCOS SEGUNDOS

Los agentes tenían conocimiento de la presencia en Granada de un clan familiar, especializado en cometer hurtos principalmente a turistas, que se había desplazado desde Madrid donde habían actuado en reiteradas ocasiones en la zona comercial centro de la capital. Para localizarlas se solicitó la colaboración de comerciantes y ciudadanos que facilitaron la detención.

Los agentes hallaron a las tres detenidas en pleno centro de la ciudad en el instante en que ya habían seleccionado a una pareja de turistas para ser asaltados. Mientras dos de ellas les abrían las cremalleras de las mochilas que llevaban a sus espaldas, la tercera utilizaba un mapa de grandes dimensiones a modo de “muleta”, para evitar ser descubiertas por víctimas y viandantes.

En un breve espacio de tiempo y sin que se percataran sus víctimas sacaron de sus mochilas dos tabletas electrónicas, un teléfono móvil y demás pertenencias, valoradas en unos 920 euros. En ese momento los agentes interceptaron a las tres mujeres, recuperando los objetos sustraídos que fueron reintegrados a sus propietarios.

Nombres falsos y muchos antecedentes

Las detenidas usaban distintos nombres, constando su detención en numerosas ocasiones por hechos similares en Barcelona y Madrid. Una de las arrestadas tenía en vigor una orden judicial de prohibición de acercarse y aproximarse a la zona comercial del centro de Madrid por haber cometido hurtos de forma reiterada.

Las detenciones han sido realizadas por agentes del Grupo de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional de Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *