Domingo, 28 Mayo, 2017

La otra cara de los presupuestos para Granada

Si ayer el equipo de gobierno presentaba unas cuentas "responsables" y "sociales" hoy la oposición ha puesto en relieve que a pesar del aumento en el techo de gasto, los granadinos tendrán menos servicios durante este año.

Jaime Martín / @jmartinreporter


image_print

Lejos de ser objetivos, los números son para interpretarlos. Si ayer el concejal de Economía, Francisco Ledesma, revelaba un presupuesto “hecho desde la honestidad y la responsabilidad política”hoy tanto PSOE como IU han realizado una primera valoración muy crítica, a la espera de que el equipo de gobierno haga llegar los presupuestos completos al resto de representantes públicos: “Ayer nos llegó parte de la información a las 9 de la noche”, ha revelado Francisco Puentedura. 

LAS PREGUNTAS QUE PLANTEAN LOS PRESUPUESTOS 

[spacer style=”3″]

 ¿El presupuesto para 2014 crece? 

A pesar de contar con cinco millones de euros más, las cuentas municipales tendrán que hacer frente a 34 millones de euros que irán destinados a pagar la deuda que el Ayuntamiento mantiene con los bancos, casi 10 más que durante el anterior ejercicio. Así que, según destacan desde IU, aunque los 260 millones de presupuesto total de 2013 pasen a ser 265, el pago de los intereses bancarios se comerá en cuatro millones el gasto que el Ayuntamiento podrá dedicar a servicios municipales. “Este presupuesto no viene a solucionar nada”, ha resumido el portavoz del PSOE, Francisco Cuenca. 

 ¿Es un presupuesto social? 

El concejal de Economía calificaba ayer los presupuestos del Ayuntamiento como “sociales”, algo que le parece un atrevimiento a Franscico Cuenca, quien ha ejemplificado lo social de los presupuestos en la “eliminación de la ‘tele-asistencia'”.

Con los datos en la mano, la ciudad contará con dos millones de euros menos para servicios públicos básicos, un recorte que se ve sobrepasado en el área destinada a cultura, empleo y educación en donde se perderán tres millones, una rebaja del 17%.

Otro ejemplo lo mencionaba el líder de IU, que hacía referencia a la disminución, en un 20%, en el gasto de la concejalía de Protección Ciudadana y Movilidad. Si ayer se justificada la bajada -en tres millones- el gasto en transporte público por la puesta en marcha de la Línea de Alta Capacidad, hoy Puentedura ha reiterado que ese ahorro se traducirá en peores condiciones para el usuario -menos kilómetros de líneas- y peores condiciones para el trabajador de la concesionaria del servicio. 

Por su parte, el socialista Baldomero Oliver ha puerto nombre a instituciones que verán afectada sí o sí su asignación para este año. Será el caso de la Fundación Albaicín, que pasará de contar con 800.000 euros a 200.000. Sin embargo, resalta Oliver, “ese cajón de sastre turbio que es GEGSA pasará a contar con un millón de euros más en su presupuesto.

 ¿Es un presupuesto eficiente? 

La estabilidad en las cuentas como guión a seguir estrictamente. Es lo que marca la ley de racionalización y sostenibilidad en la Administración Local y que el gobierno popular de Granada aplicará a raja tabla, como explicaba a principio de semana el alcalde. Sin embargo, para Francisco Puentedura el presupuesto no puede se eficiente puesto que “la única partida que sube en el gasto está destinada a pagar a los bancos”. 

Tampoco puede ser eficiente para el PSOE, que insiste en que “se renuncia a crear empleo e ilusión y se mantiene la carga fiscal”, en alusión al recorte en 140.000 euros lo dedicado a Educación, Consumo y Empleo. Así, la concejalía destinada a formación y promoción del empleo representará poco más del 1% en el gasto que el Ayuntamiento prevé para este año.

 ¿Aumenta la presión fiscal? 

“Aumenta considerablemente”, consideran desde IU cuyos datos aseguran que el ciuddaano medio pagará este año 730 euros en tasas e impuestos municipales: 28 euros más. Datos que se desprenden del capítulo de recaudación de impuestos directos, que disfrutará de una subida del 0,65% y de la recaudación de impuestos indirectos, que aumentará un 3,69%.  “Se renuncia a crear empleo e ilusión y se mantiene la carga fiscal”, valora Francisco Cuenca. 

TARDE Y MAL 

[spacer style=”3″]

“Hacemos una semi-valoración de unos semi-presupuestos”, ha ironizado Oliver. La queja es común en el conjunto de la oposición: los presupuestos han llegado tarde y lo han hecho incompletos, porque faltan “documentos imprescindibles”.

Entre esos documentos que el Ayuntamiento tiene pendiente de distribuir se encuentra el informe financiero que, según la ley de sostenibilidad, tiene que realizar el consistorio granadino para hacer cuadrar las cuentas municipales: “Tienen que decir qué servicios suprimen y qué servicios fundamentales recorta”.

En este sentido, el concejal de Economía argüía que el Ayuntamiento de Granada tiene una losa de 40 millones en competencias impropias que Ledesma ejemplificaba con el servicio de guarderías.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *