Lunes, 25 Septiembre, 2017

            

La Junta destaca la inversión de más de 100 millones para el desarrollo de la Ley de Dependencia



image_print

La delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Teresa Vega, destacó hoy el “esfuerzo inversor” realizado por la Consejería de Igualdad y Bienestar Social para el desarrollo de la Ley de la Dependencia en la provincia, para lo que este año ha destinado más de 100 millones de euros.

Así lo indicó Vega a los periodistas antes de la celebración del Consejo Provincial de Servicios Sociales, en el que se analizaron como asuntos fundamentales la evolución de la citada normativa así como las actuaciones en materia del llamado envejecimiento activo.

Con respecto al primer tema, hizo hincapié en el “esfuerzo organizativo y financiero” que realiza la Junta en “una de las provincias con mayor desarrollo de la implantación” de la ley. “Estamos hablando de una cuantía de entorno 100,9 millones de euros de inversión en 2009, por tanto más del 50 por ciento en relación 2008”, comentó.

No obstante, añadió que la norma “no ha evolucionado de la misma manera en cada una de las prestaciones” y puso como ejemplo que la ayuda a domicilio ha pasado de los cinco millones que recibió el año pasado a los 25 que se han destinado este.

Asimismo, la delegada precisó que se han recibido por encima de las 27.000 solicitudes, de las que el 86 por ciento ya ha sido valorada e hizo referencia a otro de los aspectos positivos de la aprobación de la Ley de la Dependencia, la creación de empleo. “El dato es también muy relevante, con unos 1.200 o 1.300 puestos como consecuencia del desarrollo de la ley. Por lo tanto, son muy buenos resultados en este sentido”, subrayó.

Por otro lado, Vega explicó otro de los temas fundamentales que se vieron en el Consejo Provincial de Servicios Sociales: el envejecimiento activo como forma de responder a las nuevas necesidades y planteamientos de las personas mayores.

Según dijo, en la provincia jiennense el segmento de mayores de 65 años supone el 17 por ciento, lo que supone alrededor de 116.000 personas. De ellas, el 20 por ciento tiene “una respuesta en clave de dependencia”, puesto que la propia ley ofrece distintas prestaciones.

“Pero tenemos el 80 por ciento de los mayores de 65 años en los que estamos centrados con afán de dar respuesta en clave de participación y dinamización, de forma que esas 65 medidas del Libro Blanco del Envejecimiento Activo contemplan buena parte de las necesidades de los mayores de hoy y del futuro”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *