Lunes, 23 Octubre, 2017

            

La inmigración empuja la población española, que crece en 22.274 personas tras siete semestres de caída

En julio de 2016 se contaban 22.274 personas más que en enero del mismo año

Foto: Archivo
E.P.


image_print

En el primer semestre de este año murieron en España más personas de las que nacieron, sin embargo, llegaron más inmigrantes que emigrantes se marcharon, por lo que por primera vez en siete semestres, se registró un crecimiento global de la población, aunque leve: En julio de 2016 se contaban 22.274 personas más que en enero del mismo año.

Según las cifras de población y migraciones 1 de julio de 2016 difundidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) al cierre del primer semestre constaban en España 46.468.102, un 0,12 por ciento más que seis meses antes. De estas personas, 4.396.871 eran extranjeras, un 0,5% menos que en el semestre anterior fundamentalmente por las nacionalizaciones.

La población española llevaba en números rojos desde enero de 2013, se había reducido un 0,19%. En julio de aquel año la caída era del 0,37% y en enero de 2014 la reducción llegaba al 0,46 por ciento. Desde entonces, la caída poblacional se iba moderando: En julio de 2014 era ya del 0,30%, en enero de 2015 del 0,13%, en julio de aquel año se quedó en un 0,10% negativo y en enero de 2016, la pérdida era del 0,8%.

Al cierre de julio de este año, se cuenta así por primera vez en siete semestres un número positivo, una subida del 0,12% motivada por la combinación de un saldo vegetativo negativo de 8.230 personas (197.606 nacimientos frente a 205.836 defunciones) y un saldo migratorio positivo de 30.504 personas (hubo 186.059 inmigraciones procedentes del extranjero y 155.555 emigraciones con destino al extranjero).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *