Viernes, 20 Octubre, 2017

            

La estimulación inalámbrica puede aliviar el dolor de la migraña igual que la medicación

El dispositivo utiliza la estimulación eléctrica para bloquear la llegada de las señales de dolor al cerebro

Foto: E.P./ALBERTO BOGO
E.P.


image_print

Un estudio preliminar sugiere que un nuevo parche inalámbrico que se coloca en el brazo puede ayudar a reducir el dolor de migraña, de manera tan eficaz como los medicamentos. Las conclusiones de la investigación se detallan en un artículo que se publica este miércoles en ‘Neurology’, la revista médica de la Academia Americana de Neurología.

“Estos resultados deben confirmarse con estudios adicionales, pero son emocionantes –afirma el autor del estudio, David Yarnitsky, de la Facultad de Medicina Technion en Haifa, Israel, y miembro de la Junta Asesora Médica de Theranica, fabricante del dispositivo de estimulación–. Las personas con migrañas buscan tratamientos no farmacológicos y este nuevo dispositivo es fácil de usar, no tiene efectos secundarios y se puede emplear de manera conveniente en el trabajo o en entornos sociales”.

El dispositivo utiliza la estimulación eléctrica para bloquear la llegada de las señales de dolor al cerebro. El parche utiliza electrodos de goma y un chip en un brazalete y puede controlarse mediante una aplicación de teléfono inteligente. En el pasado, cuando se ha probado la estimulación para las personas con migraña, los dispositivos necesitaban cables y atarse a la cabeza.

El estudio incluyó a 71 personas con migrañas episódicas que tenían de dos a ocho ataques por mes y no habían tomado ningún medicamento preventivo para la migraña durante al menos dos meses. Se pidió a los participantes que se pusieran el dispositivo en su brazo inmediatamente después del inicio de una migraña y lo usasen durante 20 minutos. Se suponía que no debían tomar ningún medicamento para la migraña durante dos horas.

Se programaron los dispositivos para dar aleatoriamente una estimulación de placebo o simulada a una frecuencia muy baja o uno de cuatro niveles de estimulación activa y se diseñó la estimulación para que no resultara dolorosa. Se trataron un total de 299 migrañas con el dispositivo durante el estudio.

ELIMINACIÓN DEL DOLOR EN LA MITAD DE LOS PACIENTES

Durante la estimulación activa en los tres niveles más altos, el 64 por ciento de las personas tuvo una reducción en su dolor por lo menos en un 50 por ciento dos horas después del tratamiento, en comparación con el 26 por ciento de la gente durante la estimulación simulada.

Para aquellos que comenzaron con dolor moderado a severo, su dolor se redujo a leve o ningún dolor en el 58 por ciento de las personas en el nivel más alto de estimulación, en comparación con el 24 por ciento de los de la estimulación simulada. En el mismo grupo, el 30 por ciento dijo que no tenía dolor después de recibir el mayor nivel de estimulación frente al 6 por ciento de los que recibieron estimulación simulada.

“Estos resultados son similares a los vistos para los medicamentos triptanes para la migraña”, destaca Yarnitsky. Los investigadores también vieron que el inicio de la estimulación dentro de los 20 minutos del comienzo de una migraña era más eficaz, con un 47 por ciento de reducción de dolor al comenzar temprano frente al 25 por ciento que empezó después de 20 minutos.

Yarnitsky señala que una limitación del estudio fue que durante la estimulación simulada los participantes a menudo detuvieron el tratamiento antes del periodo de 20 minutos. “Esto puede indicar que sabían que la estimulación no estaba activa y, por lo tanto, ya no estaban cegados en el estudio, que es un desafío en cualquier estudio de estimulación simulada”, reconoce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *