Viernes, 20 enero, 2017

La criminalidad desciende en 2014 un 6,8 por ciento en la provincia de Granada

Bajan, entre otros, los robos con fuerza en las cosas y los robos con violencia o intimidación, pero sube el tráfico de drogas

Un coche de la Policía Nacional en el centro de la capital | Foto: Carlos Gil


image_print

Los datos estadísticos de evolución delincuencial del año 2014 en la provincia de Granada arrojan un descenso de de la criminalidad del 6,8 por ciento respecto al año anterior, según se desprende del balance de criminalidad publicado por el Ministerio del Interior.

El número de infracciones penales (delitos más faltas) ha alcanzado la cifra de 34.186 en el año pasado, mientras que en 2013 se situó 36.662, lo que equivale a un descenso del 6,8 por ciento.

Diferenciando entre delitos y faltas, esta bajada de la criminalidad se concreta en un descenso del 8,5 por ciento de los delitos (que pasan de 17.674, en 2013, a 16.174, en el año 2014) y del 5,1 por ciento de las faltas (pasan de 18.988 a 18.012, en el mismo periodo).

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, ha señalado que estas cifras confirman el buen trabajo que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ha posibilitado “que por séptimo año consecutivo se reduzcan los índices de criminalidad en Granada”. Aún así, Pérez ha manifestado que si bien los datos pueden considerarse como “positivos”, se debe continuar trabajando “para que cada vez se cometan menos delitos”.

Del balance de criminalidad destaca, igualmente, el aumento en la tasa de esclarecimiento de delitos, que en 2014 ha alcanzado el 49,4 por ciento, mientras que en 2013 se situó en un 46,7 por ciento. “Continúa la tendencia positiva que pone de manifiesto la eficacia y la gran labor investigadora que están realizando los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”, ha dicho a través de un comunicado el subdelegado.

El informe elaborado por el Ministerio del Interior también señala un descenso importante en la provincia de Granada en algunos delitos como los robos con violencia o intimidación, que se redujeron en un 32,2 por ciento en 2014.

También bajan otros delitos como de los robos con fuerza en las cosas (14,7 por ciento), mientras que los hurtos descendieron un 11,5 por ciento. A este respecto, Pérez ha destacado el éxito de los planes específicos puestos en marcha por el Ministerio, principalmente los de robos en viviendas y sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas, que han supuesto un descenso acusado de estas formas de criminalidad.

En cuanto a la sustracción de vehículos a motor, se han reducido en un 24,2 por ciento, los delitos de daños han caído un 0,6 por ciento y los delitos relacionados con el tráfico de drogas han crecido un 13,9 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *