Martes, 28 Marzo, 2017

La azucarera de San Isidro de Granada, de principios del siglo XX, declarada Bien de Interés Cultural

La dimensión arquitectónica tiene un gran interés por las construcciones novedosas para la época que se ampliaron en varias ocasiones, manteniéndose inalterables hasta nuestros días

Azucarera de San Isidro


image_print

La Junta de Andalucía ha inscrito al complejo azucarero de San Isidro e Ingenio de San Juan, un complejo de principios del siglo XX situado en el barrio industrial al que da nombre la estación de ferrocarril de Bobadilla, en Granada capital, en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural (BIC) bajo la tipología de Lugar de Interés Industrial.

Este nuevo BIC está compuesto por diferentes instalaciones que estuvieron relacionadas con la extracción de azúcar y sus derivados. En su origen, se trataba de dos recintos diferentes, denominadas de San Isidro y San Juan respectivamente, ambas dedicadas a la extracción de azúcar de remolacha, que se unificaron en 1929 y que son considerados una única entidad patrimonial.

En un comunicado, la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Ana Gámez, ha calificado este recinto como “uno de los mejores ejemplos de la arquitectura industrial de la provincia”, ya que, a diferencia de otros recintos fabriles en los que prima más el aspecto pragmático, en la Azucarera de San Isidro la dimensión arquitectónica tiene un gran interés, con sistemas constructivos novedosos para la época que se ampliaron en varias ocasiones, manteniéndose inalterables hasta nuestros días, tal y como quedaron al cierre de la fábrica a inicios de los años ochenta.

Gámez ha explicado que “este complejo azucarero constituye uno de los hitos más relevantes del proceso de industrialización granadino”, por lo que se convierte en “un documento histórico de excepcional importancia para comprender la trayectoria social y económica de la industria granadina, un testimonio material de una forma de vida hoy desaparecida, pero que marcó Granada durante gran parte del siglo XX”.

En el complejo industrial se distinguen cuatro grupos de edificaciones: las naves de la azucarera, la destilería, el secadero y los almacenes de pulpa y azúcar y el Ingenio de San Juan, en cuyo diseño intervinieron diferentes arquitectos, como Modesto Cendoya, Juan Montserrat y Vergés o José Felipe Giménez Lacal.

Con esta calificación, el recinto azucarero integra una lista de 372 lugares patrimoniales de carácter inmueble en la capital granadina, según el registro ofertado por la Guía Digital de Patrimonio Cultural de Andalucía, una herramienta puesta en marcha por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte que permite obtener de forma integrada el conjunto de información patrimonial disponible por cada uno de los municipios andaluces a partir de diferentes recursos de información: imágenes, cartografía, recursos electrónicos o bases de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *