Jueves, 19 enero, 2017

Juzgarán hoy a dos hombres acusados de matar a dos hermanos de uno de ellos por la herencia



image_print

Un jurado popular juzgará desde hoy a dos hombres para los que la Fiscalía de Málaga solicita más de 100 años de cárcel en total, al acusarlos del asesinato de dos hermanos de uno de ellos, ocurrido en la localidad malagueña de Villanueva del Trabuco en 2008, presuntamente planeado con la intención de quedarse con la herencia.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, a las que tuvo acceso Europa Press, aproximadamente desde el mes de agosto de 2007, uno de los acusados contactó con el otro proponiendo que matase a sus hermanos, al tener conocimiento de que si éstos fallecían “él recibiría una sustanciosa herencia”.

En febrero de 2008, los acusados siguieron al vehículo conducido por otro hombre, de donde sustrajeron una escopeta que éste utilizaba habitualmente para la caza, indica la acusación pública, quien apunta que en marzo del mismo año, el hermano de las víctimas acompañó al otro procesado al lugar donde podría encontrar luego a sus hermanos.

Horas más tarde, continúa el fiscal, el otro procesado fue al lugar, una finca de olivar denominada “Candelaria”, en un paraje conocido como “Rajaestaca”, en Villanueva del Trabuco, donde se escondió tras el coche de las víctimas y, “asegurándose de no ser visto”, se acercó hasta posicionarse a unos tres metros de ellos.

De esta forma, la Fiscalía sostiene que el coacusado sorprendió a los dos hombres “desprevenidos”, sentados en el suelo, comiendo y “sin posibilidad de reacción”, efectuando un primer disparo a una de las víctimas sobre la cabeza y otro que le impactó en el brazo derecho, causándole la muerte.

VARIOS DISPAROS

A continuación, presuntamente, apuntó al otro hermano y le disparó en el tórax, en la cabeza y, cuando estaba “tumbado en el suelo”, en el abdomen, provocándole, igualmente, la muerte, según señala el escrito inicial. Tras esto, fue a un paraje de la localidad granadina de Villanueva de Mesías, donde sumergió el arma en un riachuelo.

El mismo día, coincidió con el hermano de las víctimas, a quien le dijo que “el trabajo está hecho”. Según el fiscal, los dos acusados “planificaron y efectuaron los hechos relatados con conciencia de lo que hacían y con conocimiento del alcance de sus actos, teniendo ambos plena capacidad para distinguir entre el bien y el mal”.

Por tanto, al hermano de los dos hombres lo acusa de dos delitos de asesinato como autor por inducción y por cooperador necesaria; mientras que al otro le acusa de los mismos delitos, pero como autor directo, solicitando la misma pena de 25 años de prisión para cada uno por cada delito.

Además, se les acusa de otro delito de hurto, por el que se pide para cada uno de los procesados la pena de 18 meses de prisión. Asimismo, se insta a que los dos indemnicen a la perjudicada por las muertes, la hermana de los fallecidos, con una cantidad de 400.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *