Viernes, 28 Julio, 2017

            

IU denuncia “la falta de solvencia económica municipal que impide refinanciar los intereses del primer plan de pago a proveedores”

Según explica el portavoz de la organización de izquierdas en el mes de septiembre el Ministerio de Hacienda y el Gobierno Central aprobó un Real Decreto (8/2014) por el cual se permitía a los Ayuntamientos refinanciar los intereses de las líneas de crédito a las que tuvieron que acudir para pagar el primer plan de pago a proveedores



image_print

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura Anllo, ha criticado que “la falta de solvencia económica y rigor en la gestión de las cuentas municipales ha impedido que la ciudad de Granada pueda refinanciar con los bancos los intereses de que hay que pagar por la totalidad de los 107 millones de euros de préstamos que tuvo que pedir en 2012 para el primer plan de pago a proveedores”. De este modo, el Ayuntamiento de Granada, “que podría haber ahorrado un total de 9.850.000 euros en intereses hasta el año 2023 (año en que acaba el periodo de la amortización de este préstamo) sólo podrá hacerlo por menos de la mitad, por 4.726.000 euros”.

Según explica el portavoz de la organización de izquierdas en el mes de septiembre el Ministerio de Hacienda y el Gobierno Central aprobó un Real Decreto (8/2014) por el cual se permitía a los Ayuntamientos refinanciar los intereses de las líneas de crédito a las que tuvieron que acudir para pagar el primer plan de pago a proveedores. Estas líneas de crédito se cerraron a un interés muy alto (superior al cinco por ciento) lo cual ha supuesto un incremento muy alto de la carga financiera para las entidades locales. De este modo, en aplicación del decreto, el Ayuntamiento de Granada ha realizado ofertas a las entidades bancarias para refinanciar los intereses de esta deuda. A esta oferta sólo han acudido 6 entidades financieras, que han hecho ofertas de refinanciación de esta deuda que ronda desde el 1´6% de interés a otras por encima del 3%. Sin embargo el Ayuntamiento no ha podido refinanciar la totalidad de la deuda, sólo 51 algo más de 51 millones, quedándose otros 56 millones de euros “a intereses de usura”, según denuncia Puentedura. De estos 51 millones que se han podido refinanciar 46 millones se han adjudicado en la Junta de Gobierno Local celebrada hoy, y otros 5 millones de euros se adjudicarán de forma directa la próxima semana.

La explicación de que Granada no haya podido refinanciar toda la deuda de este primer plan de pagos, como si ha sucedido con otras ciudades, y a un interés más alto que otros Ayuntamientos, “es que los bancos no se fían de las cuentas del Ayuntamiento de Granada” asegura el portavoz municipal de IU quien indica “que con un Ayuntamiento con una deuda global de más de 300 millones de euros de deuda, que cerró sus últimas cuentas con un déficit de 15 millones de euros, que incumple las previsiones de su plan de ajuste y también incumple el plazo de pago de sus deudas al final las entidades bancarias no acuden a hacerse cargo de la refinanciación de la deuda y si lo hacen, al ver más riesgo en las operaciones de crédito lo hacen a un interés más alto que en otras ciudades, donde el interés ofertado ronda el 1% más euribor”. Puentedura denuncia que “la mala imagen y la falta de rigor en las cuentas municipales, además de estar el Ayuntamiento en el límite de su capacidad de deuda a impedido la refinanciación de los intereses lo que impedirá a la ciudad de Granada poder ahorrar 5.140.000 euros en los intereses de este plan de pagos”.

Patada hacia delante con la deuda municipal

Otra de las explicaciones por las cuales el Ayuntamiento de Granada no ha podido refinanciar toda la deuda del primer plan de pagos se debe, según IU, “a que el gobierno municipal ha optado por la patada hacia delante en la amortización de préstamos”. De este modo IU critica que en la oferta hecha por el Ayuntamiento se haya pedido aumentar en un año más el periodo de carencia de estos préstamos “lo que implica que hasta después de las elecciones municipales no se amortizará ni un euro”. Puentedura denuncia “que este gobierno municipal con el alcalde a la cabeza han aumentado la deuda financiera del Ayuntamiento en más de 150 millones de euros, sumando el primer plan de pagos y segundo plan de pagos a proveedores, como consecuencia de acumular esta deuda millonaria de facturas sin paga y ahora pretendan dejar el gobierno municipal sin amortizar ni un solo euros de estos préstamos, pretenden que quien llegue arregle este desaguisado”. Esta a juicio de IU “es la peor de las soluciones pues hipoteca la economía municipal hasta el año 2023”. Es por ello, que Puentedura ha reclamado “la necesidad de plantear un serio y riguroso para recuperar la solvencia en las cuentas del Ayuntamiento, que debe implicar una auditoria de la deuda municipal, bajar los intereses de usura de la misma, y que no puede basarse ni en subidas brutales de impuestos ni en recortes de servicios públicos y básicos, pues la dinámica de recortes es perversa pues sólo implica más empobrecimiento a la ciudad y por tanto también al Ayuntamiento”. Para el portavoz municipal de Izquierda Unida “recuperar una imagen de solvencia económica en el Ayuntamiento de Granada requiere también de un cambio en el gobierno municipal, pues nadie se fiará de las cuentas municipales si sigue gobernando quien ha creado un pozo negro en la economía municipal por una gestión económica irresponsable que ha supuesto una deuda global que supera los 300 millones de euros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *