Domingo, 26 Marzo, 2017

Granada también “sirve” a los veganos, mapa de lugares en la ciudad

La ciudad ofrece una oferta de platos veganos para saciar el apetito de aquellos que rachazan cualquier producto de origen animal | Granada Digital conversa con algunos granadinos veganos y se da un paseo por los locales 100% veganos

Plato de fruta y verdura de un restaurante vegano | Fotos: Getly Arce


image_print

Hablar del veganismo no es algo novedoso. Aunque es cierto que aún parte de la población desconoce en qué consiste y propaga falsas ideas o lanza comentarios desde el desconocimiento sobre esta alternativa ética de consumo, también es cierto que otra parte de la sociedad comprende, lleva a cabo o se mueve dentro de esta filosofía que rechaza productos derivados de los animales y artículos de origen animal.

El veganismo no se limita únicamente a seguir una dieta alejada de la carne, el pescado, los lácteos, los huevos, la miel,…. Sino que se extiende a capas éticas del pensamiento humano. La base reside en el respeto hacia los animales. Considerar que los animales son individuos con intereses que merecen ser respetados tiene implicaciones prácticas, como el veganismo, que persigue librar a éstos del sufrimiento o la muerte en un matadero, de centros de experimentación, de zoos, circos o granjas masificadas, por citar algunas de las prácticas tachadas  condenadas por los que abogan por este estilo de vida.

No obstante, más allá de una cuestión ética, el veganismo también “se practica” por razones de salud, y descarta la idea de que los productos animales son sanos y necesarios para el funcionamiento de nuestro organismo aunque estén presentes en los denominados “los cuatro grupos alimenticios”.

Sea cual sea el motivo, Granada se está adaptando a los veganos y ya no es sorprendente encontrar en las cartas de restaurantes y bares un apartado específico de productos de esta índole o una V entre paréntesis que indica al cliente que ese plato está libre de producto derivado de los animales.

De hecho, Google hace un guiño a los veganos y ofrece este mapa de la ciudad con todas las opciones posibles para los veganos y vegetarianos. En él se incluyen tanto restaurantes como bares que ofrecen únicamente este tipo de dieta como otros ‘mixtos’, y también algún que otro establecimiento para comprar productos ecológicos, otro datos de interés para los internautas.

“Un día de casualidad, navegando en Internet, vi un vídeo de una chica que hablaba sobre el veganismo. A raíz de ahí empecé a investigar por mi cuenta y me di cuenta de las barbaridades que les hacen a los animales, y opté por convertirme en vegana”, nos comenta Yolanda García, una granadina que este mayo decidió eliminar por completo cualquier alimento de origen animal. El cambio en la dieta de esta joven de 20 años no fue de la noche a la mañana. Yolanda, desde hacía años, no consumía mucha carne o pescado pero sí queso y otros productos, que si eres vegano, rechazas ingerir.

“Yo vivo con mis padres, que no son veganos, así que tengo que obligarme a cocinar y a interesarme en la compra, en lo que necesito para conseguir que mi dieta sea saludable”, nos explica Yolanda. “Te haces consciente de que no puedes comer a tu libre albedrío. Tienes que llevar una dieta equilibrada para que todas las vitaminas estén cubiertas. Si lo haces sin cabeza y a lo loco sales perjudicada porque a la larga la carencia de alguna vitamina o nutriente tiene efectos muy negativos”, nos comenta esta chica muy concienciada con el asunto.

“Cuando una persona decide comenzar una dieta vegana, mi recomendación es que se ponga en manos de un dietista-nutricionista profesional y que acuda a webs o bibliografías, siempre y cuando sean fiables”, nos informa Ignacio Orellana, nutricionista, quien incide en resaltar que lo importante es que la dieta incluya un aporte calórico necesario, completa en vitaminas y minerales según las cantidades diarias recomendadas para cada persona y equilibrada, con una proporción idónea de proteínas, hidratos de carbono y grasas. “Sobre todo tenemos que controlar el correcto aporte
de proteínas, los ácidos grasos omega-3, el hierro, el zinc, el yodo, el calcio y las vitaminas D y B-12”, añade Orellana.

Lasagna-Restaurante-Vegano-Hicuri-GetlyArce

ENTORNO SOCIAL

Yolanda reconoce que ha tenido que echar más horas en la cocina para aprender a cocinar platos consistentes porque, claro, “no vivimos solo comiendo verduras”. Ese tema, el de comer en casa, está controlado y sus padres, en especial su madre, le ayuda a llevar a cabo esta dieta. Fuera de casa, a la hora de comer y cenar, Yolanda también cuenta con el apoyo y la empatía de sus amigos y amigas. “Me sorprendió bastante la recepción calurosa de mis amigos. Se adaptan a mí y solemos ir a sitios que tienen opciones veganas”, nos comenta Yolanda.

El círculo de amigos y conocidos de Paloma Almagro, otra joven vegana que vive en Granada, les cuesta más y aún bromean, sin mala intención, sobre su dieta. “Me dicen que si vivo a base de zanahorias y ‘hierbas’. Se sigue viendo como si fuéramos extraterrestres, a veces”, me comenta risueña esta gaditana de 24 años que vive en nuestra ciudad desde hace cinco.

Zumos-Restaurante-Vegano-Hicuri-GetlyArce

Paloma decidió ser vegana por cuestiones de salud. Ella sufre de tiroides. “Di con varios artículos que hablaban del exceso de ‘porquería’ en las comidas con animales hormonados y, claro, mi problema del tiroides está relacionado con las hormonas así que aposté por una dieta más natural”, nos explica Paloma, a quien le ha sentado genial este cambio en su dieta que inició hace dos años. “Tuve una mejora increíble”, nos asegura. No obstante, aunque se decantara por motivos de salud, Paloma también nos comenta que es vegana porque no se “sentía bien” si comía animales. “No veo la diferencia entre una vaca, un cerdo o un gato, la verdad”.

Por curiosidad le preguntamos a Paloma qué va a comer hoy. “Voy a preparar berenjenas rellenas con champiñones, almendras y soja texturizada”. Al mencionarnos lo de la soja, Paloma repara en una cosa que quiere desmentir. “No es más caro ser vegano creo que es hasta más barato porque se consumen muchas más verduras y yo, en mi caso, aprovecho todos los alimentos. Además, por ejemplo, sale mucho más cara la carne picada que un bote de soja texturizada que te puede durar 6 meses o más”, apostilla Paloma, quien prefiere comprar en pequeñas tiendas con productos ecológicos que en grandes superficies.

¿QUÉ COMER?

Franchu Aranda es otro joven granadino que decidió ser vegano por cuestiones éticas principalmente. “Mi principal preocupación fue identificar claramente los alimentos que iban a darme la proteína que me daba hasta entonces la carne. Una vez localizados, comencé una alimentación vegana completa y actualmente tengo que pensar más en lo que no debo comer para no tener exceso de proteínas e hidratos”, confiesa Franchu.

Tienda-Productos-Veganos-Restaurante-Hicuri-GetlyArce

Ignacio Orellana, el nutricionista consultado por Granada Digital sobre este asunto, nos comenta que la desinformación (ya sea por exceso o por dificultad de encontrar guías de alimentación fiables) es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la comunidad vegana. -¿Qué tipo de dieta se debe seguir para tener todos los nutrientes necesarios siendo vegano?- le preguntamos. “Un vegano, en el 99% de los casos, va a tener que suplementarse con vitamina B 12. Esto no conlleva ningún problema, ya que hoy en día es fácil encontrar suplementos o alimentos funcionales enriquecidos con este nutriente. Los alimentos de origen vegetal no nos pueden garantizar el aporte adecuado de B12 biodisponible. Del resto de nutrientes (proteína, los ácidos grasos omega-3, el hierro, el zinc, el yodo, el calcio y las vitaminas D), es posible una ingesta correcta llevando una buena dieta.

GRANADA Y SU OFERTA

Como vemos en el mapa de Google facilitado, Granada cuenta con bastantes lugares son 100% veganos o que incluyen en sus menús platos veganos o vegetarianos.

En este punto discrepa un poco José Antonio Roldán García, el dueño de Hicuri Art Vegan, un restaurante 100% vegano de Granada. “No se puede <<decir tengo un plato vegano>> en un restaurante que ofrece carne…”, nos comenta José Antonio, quien hace tres años decidió darle un giro radical a la oferta de este restaurante, vegetariano en su inicio. Les va bien el negocio. “Desde que abrimos vamos creciendo. La mitad de nuestra clientela fiel es extranjera. Ellos están más concienciados en este asunto”.

El-Oju-Bar-Vegano-Duenas-GetlyArceMike Fish, británico afincado en Granada, forma parte de ese porcentaje que apunta José Antonio. Él es vegano desde 2008 “por motivos de salud y medio ambiente”. En la dieta que lleva a cabo Mike no faltan los mangos, chirimoyas, plátanos, leche de soja, arroz, almendras, cereales, arroz, quinoa, garbanzos y otras legumbres. Para la vitamina B12, Mike se sirve de un suplemento.

La Granada “del tapeo” también hace un guiño a los veganos para que tengan opciones si deciden picotear algo por la ciudad. De hecho, desde no hace mucho, hay un local que sirve tapas 100% veganas. Se llama ‘El Ojú” y lo llevan Laura González y Cristina Puertas. “La idea surgió porque nosotras somos veganas y echábamos en falta un sitio para tapear porque lo que había eran solo restaurante para sentarse a cenar o a comer”, nos comenta Laura. No obstante, aunque se dedican al tapeo, también incluyen en su carta algún que otro plato más consistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *