Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

Fitness “low cost”: potencia las ganancias en España

España también es conocida por su incursión en el área de suplementos, que se pueden adquirir en tiendas especializadas en suplementos deportivos como MasMusculo

Tiendas 'MasMusculo'
Gabinete


image_print

El actualmente conocido modelo “low cost” consiste en la reducción al mínimo de los costes de operación de los gimnasios, con la finalidad de otorgar precios muy baratos y así obtener una mayor cantidad de clientes para potenciar el negocio. Se ha convertido en un movimiento clave para que el sector tenga un crecimiento ante la crisis y finalmente lo ha logrado entre 2014 y 2015.

Aun con su inminente crisis, España sigue posicionándose como el cuarto país europeo con mayor influencia del llamado mundo fitness, este estudio se define de acuerdo al número de socios inscritos en los gimnasios, con 4,9 millones. En el puesto número tres se encuentra Francia con 5 millones, en el numero dos Reino Unido con 8,3 millones y finalmente en el primer puesto Alemania con 9,1 millones.

Además del uso de gimnasios como potenciadores del mundo fitness, España también es conocida por su incursión en el área de suplementos, que se pueden adquirir en tiendas especializadas en suplementos deportivos como MasMusculo. En ciudades como Granada pueden localizarse tiendas de suplementos y nutrición deportivas totalmente online, ideadas para ofrecer en un mismo sitio accesorios de gimnasia, suplementos, vitaminas, artículos cosméticos  y hasta un apartado de blog manejado por profesionales en el área que buscan motivar a los consumidores a llevar una vida saludable y fitness.

El éxito de la modalidad “low cost” radica en la ventaja que supone para los consumidores poder acceder a un gimnasio a un precio mucho más asequible, lo que genera un incremento en la cantidad de personas que se sienten atraídas por inscribirse en el centro. Por otro lado, una de sus debilidades puede involucrar el hecho de la masificación del espacio, lo que genera un sentimiento de insatisfacción en los clientes, y como consecuencia final, el abandono del centro.

Según un estudio realizado por la multinacional de equipamiento deportivo Life fitness, al menos la mitad de los socios que se inscriben en este tipo de gimnasios dejan de asistir luego de seis meses. Por el contrario, otros estudios sugieren que la razón del abandono no tiene que ver con las instalaciones, y si con la falta de compromiso que posee el cliente con respecto a la frecuencia con la que asiste al gimnasio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *