Martes, 17 Octubre, 2017

            

Fernando Tejero: “No dejaré de hacer teatro porque es donde mejor me siento”

El actor habla con Granada Digital sobre su actuación en el Tetro Isabel La Católica con la representación de 'La cantante calva', "una función que no dejará indiferente a nadie"

Fernando Tejero interpreta 'La cantante calva' este fin de semana en Granada | Fotos: Javier Naval
María José Ramírez | @mariajsramirez7


image_print

El Teatro Isabel La Católica acoge este 23 y 24 de septiembre la representación de la obra ‘La cantante calva‘, interpretada por Fernando Tejero y Adriana Ozores, entre otros. La obra de Eugène Ionesco es una de las más representativas del llamado teatro del absurdo y llega a Granada de la mano de su director, Luis Luque, en una versión de Natalia Menéndez. Fernando Tejero ha atendido a Granada Digital para hablar de esta función, que se representará este sábado a las 19:00 horas y a las 22:00 horas y el domingo a las 19:00 horas. El actor cordobés, que alcanzó mucha popularidad tras participar en series de televisión como ‘Aquí no hay quien viva’ y ‘La que se avecina’, se sube de nuevo a las tablas de un teatro, su parcela preferida y donde mejor se siente después de 20 años como intérprete.

Pregunta (P): Vuelve al teatro tras un tiempo haciendo series televisión y cine, ¿cómo se siente?

Respuesta (R): No he parado de hacer teatro, sinceramente. Uno se hace más notar cuando hace televisión y cine, pero en el teatro me siento mejor, hasta ahora, que en ninguna de las otras parcelas relacionadas con mi profesión. Yo quería ser actor por hacer teatro, estoy encantando con la tele y con el cine porque para un actor es bueno tocar todos los campos con todas las consecuencias… No creo que haya actores de cine o de televisión. El teatro, en resumidas cuentas, no dejaré de hacerlo porque es donde mejor me siento, donde me siento más libre por llamarlo de alguna manera y, sinceramente, actualmente en teatro estoy haciendo lo que me da la gana y con la gente que me da la gana y eso es maravilloso.

(P): ¿Cómo fueron sus inicios en el teatro?

(R): Mis inicios fueron en el teatro, sí. Estando estudiando en la escuela de Cristina Rota tuve la suerte de ser uno de los escogidos para hacer un espectáculo allí, en la misma escuela, que era un homenaje a Lorca. Estando en esa misma escuela, me vio Alberto San Juan, uno de los fundadores de la compañía Animalario, y yo empecé haciendo teatro con Animalario y haciendo teatro fue donde me descubre Luis San Narciso y me propone para ‘Los lunes al sol‘, para ‘Torremolinos 73′ y ya va todo en cadena. Yo empecé en teatro y no creo que deje nunca de hacer teatro, de hecho, durante la función anterior a esta, con la que también estuvimos en el Teatro Isabel La Católica, dejé de hacer un par de películas porque tenía que rechazar. Hicimos una gira larguísima y preferí hacer teatro que hacer cine.

“Para mí, el mayor premio es estar 20 años dedicándome a esto y no haber parado”

(P): Tras sus inicios en el teatro rodó varias películas como ‘Días de fútbol'(2003), con la que obtuvo el Premio Goya al actor revelación. ¿Qué supuso para usted ese premio?

(R): La verdad es que una satisfacción muy grande. Yo llevaba poco tiempo y ‘Días de fútbol’ era mi tercera o cuarta película e imagínese la ilusión. A mí, de todas formas, los premios que tengo, que aunque parezca lo contrario son muchísimos y muy importantes, me han ayudado para seguir trabajando. Me volvieron a nominar de nuevo a los cuatro o cinco años de este Goya. A mi me importan los premios, no soy de esos actores que dicen que no les importan, porque los premios no importan hasta que no te los dan y yo pienso que eso es así. Pero para mí, el mayor premio es estar 20 años dedicándome a esto y no haber parado. Eso es fantástico y espero que pasen otros 20 en la misma sintonía. Pero, por supuesto, los premios son reconocimientos y a nadie le amarga un dulce. Yo estoy muy agradecido a ese Goya, a la gente que hizo posible que me lo dieran… Estaré aquí para recibir más premios, espero que sí, pero que para mí lo más grande, ya le digo, es el trabajo.

(P): En ‘La cantante calva’, que representarán en el Teatro Isabel La Católica este fin de semana, trabaja con actrices como Adriana Ozores o Carmen Ruiz. ¿Qué tal el trabajo con ellas?

(R): Tengo mucha suerte. A mí me ha pasado que siempre he mirado mucho y muy bien con quién hacía teatro, porque el teatro es distinto al cine y a la televisión. Ahí es una época corta y luego cada uno se va a su casa. Pero en el teatro, cuando uno se monta en un barco de este calibre y tiene que hacer una gira y convivir con la gente, intentas trabajar con gente a la que tú le vas a hacer ese viaje agradable y ellos te los van a hacer a ti. Yo me he ocupado en los tres últimos espectáculos que he hecho de que eso fuese así.

Repito con Adriana y cuando repito es porque algo nos ha ido bien. La anterior función también la hice con ella. Con Carmen Ruiz había trabajado ya en cine; con Javier Pereira no había trabajado pero le conozco desde hace mil años y es un tipo al que adoro; con Joaquín Climent también había trabajado, hice con él ‘Los lunes al sol’ y ‘Noches de Reyes’ y con Helena Lanza , que es el descubrimiento de esta función, una actriz con mucha proyección y con un futuro maravilloso y un talento brutal, estoy encantado, pero con todos, no creo que nada se tuerza. Creo que somos gente muy bonita, que nos gusta esto muchísimo y esto prácticamente se creó entre Luis Luque, Adriana y yo, que nos encargamos de hacer el reparto y elegimos muy bien, porque en el teatro lo fundamental es que la compañía se lleve muy bien. Hace tiempo que decidí que la gente con la que trabajo quiero que me sirva para aprender y, por supuesto, que ellos intenten aprender de mí. Eso ya lo llevo consiguiendo en el teatro, sobre todo, porque tengo compañeros a los que admiro y de los que aprendo cada día.

“La tragedia que cuenta Ionesco hay que contarla en clave de comedia porque si no, haría mucha pupa”

(P): De ‘La cantante calva’, una de las obras más representativas del teatro del absurdo, ¿qué nos puede contar?

(R): Es una obra cumbre del teatro del absurdo, de Ionesco, el pionero mayor de este teatro. Hemos hecho una función muy bonita con ese dialecto absurdo pero que tiene mucha correa dentro. Ionesco la escribió con muchos mensajes. Yo tengo una teoría después de haber hecho esta función, de haberla ensayado, y es que cada uno que la lee o que la ve se hace su propio viaje y tiene su propia opinión. Creo que este hombre lo que denuncia en esta función es la falta de comunicación, se pregunta el porqué de la existencia del ser humano. Son cosas realmente importantes, sobre todo, para saber vivir.

Curiosamente, la falta de comunicación sigue teniendo hoy incluso más vigencia que cuando este hombre la escribe. Creo que ahora hay incluso menos comunicación con el tema de las redes sociales, de Internet, de WhatsApp. Yo me refiero a comunicación de la buena, de la de mirarse a los ojos, de sentirse… Creo que hoy no nos miramos a los ojos, yo el primero, porque me paso cuatro horas hablando con un amigo por WhatsApp y luego quedamos para comer y nos nos miramos, estamos hablando por WhatsApp con otra gente, es increíble. Hemos hecho un espectáculo muy bonito, con el que la gente se lo pasa muy bien. Está en tono de comedia y con un final un poco disparatado. Creo que la tragedia que cuenta Ionesco en esta función hay que contarla en clave de comedia porque si no, haría mucha pupa. Si no se hace con la comedia, es terrible lo que reclama y lo que denuncia.

“Mis dos ciudades favoritas de España son San Sebastián y Granada”

(P): Ya ha actuado anteriormente en Granada, ¿qué le parece la ciudad y su público?

(R): No sé si es la tercera o la cuarta vez que voy. Estoy encantado porque Granada es una de las ciudades que más me gustan. Ya he comentado en otras entrevistas que mis dos ciudades favoritas de España son San Sebastián y Granada. Es una ciudad que es una maravilla, en la que siempre me han tratado muy bien cuando he ido a ese teatro maravilloso, el Isabel La Católica, que es precioso. La tierra tira y como también soy andaluz, todo lo que sea por mi tierra, mejor que mejor.

(P): ¿Qué le diría al público granadino para que acuda a ver ‘La cantante calva’?

(R): Le diría que si quieren ver un espectáculo con un reparto maravilloso y con una función y escenografía muy especial y bonita. Ha tenido ya unas críticas brutales, con unanimidad. Garantizo que se lo van a pasar muy bien y, encima, va a ser una función que les va a hacer pensar y darle vueltas a la cabeza. Creo que al teatro y al cine hay que ir para que pasen cosas con lo que está viendo. Esta función no deja a nadie indiferente.

“A ver si el Gobierno se da cuenta de que la cultura es necesaria para un país”

(P): Parece que ya se va a producir la bajada del IVA cultural en España, ¿qué le parece?

(R): Tenían que haberlo bajado hace muchísimo tiempo y no me fío todavía. De repente, hubo un señor que dijo que sí y luego dijeron que no. Pero bueno, es lo que lleva haciendo este Gobierno, mareándonos y ocultándonos, pero a ver si se da cuenta de que la cultura es necesaria para un país. Un país sin cultura deja mucho que desear, pero igual les interesa a ellos no fomentar la cultura, eso parece. Ojalá que sea cierto y que, de una vez por todas, nos tengan un poquito en consideración a la gente que hacemos cultura, porque lo que están demostrando hasta ahora es que somos los ‘apestados’ de la sociedad española.

(P): ¿Qué proyectos tiene previstos a corto plazo?

(R): Volver a la tele. Tengo un proyecto de tele del que todavía no puedo hablar, pero con el que estoy encantado. Tengo también proyectos fuera de España pero, sinceramente, no puedo contar mucho de todo eso. Estoy contento, tengo trabajo a largo plazo y es importante que no falte el trabajo. En ese sentido estoy tranquilo y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *